Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje > Carpintería

Tipos de contenidos: Bricolaje

^

Barnices protectores, elegir el adecuado

Su composición y acabado determinan el producto que se debe emplear en cada superficie

Imagen: Bart Everson

Los barnices protegen. Especialmente, aquellas piezas o zonas expuestas al desgaste ganan resistencia gracias a su acción. Mejoran el resultado con acabados profesionales, a la vez que consiguen una mayor durabilidad. De acuerdo a la superficie o material sobre el que se quieran aplicar, existen diferentes tipos de barnices. Elegir el más adecuado garantiza un perfecto acabado.

Los trabajos de pintura y carpintería se realzan gracias a los barnices. Camuflan rasguños, grietas, protegen frente al fuego o contrarrestan el efecto de la humedad y el vapor de agua en estancias como el baño o la cocina. En su mayoría, se aplican en el suelo y en el mobiliario, superficies más propensas al desgaste.

Según su composición, se distingue entre barnices al aceite, en spray o al agua:

  • Al aceite. Se caracterizan por una dureza mayor, aunque suelen contar con un acabado amarillo que altera el color. En concreto, los barnices de poliuretano son lo más habituales, pero también los que varían en mayor medida la coloración. Su acabado puede ser brillante, satinado o mate.

  • Al agua. En general, no amarillean y resisten tanto la acción del agua como del calor. Se encuentran en brillo o mate y, al ser transparentes, no alteran el color.

  • En spray. Su resistencia es menor que la de otros productos, pero tampoco amarillean. Pueden ser al aceite o al agua y su uso es frecuente para decorar piezas pequeñas. Se presentan en acabado mate o satinado.

Brillo, mate o satinado

Los barnices más comunes se presentan en tres acabados: brillo, mate y satinado. La elección depende del gusto o el efecto que se busque. Los productos brillantes, por ejemplo, dotan de fuerza a los colores, aunque subrayan las imperfecciones. Destacan por su adherencia, durabilidad y máxima protección tanto en superficies de madera natural como teñida. Son aconsejables en mobiliario, siempre que éste no reciba directamente la luz del sol porque merma la resistencia y durabilidad.

Los productos brillantes destacan los colores, los mate no reflejan la luz y los satinados realzan las vetas

Los acabados mate, por su parte, poseen características similares a los productos brillantes, aunque no cambian el color de la superficie y carecen de brillo. No reflejan la luz o lo hacen mínimamente. Se trata de un revestimiento resistente, que soporta bien el desgaste y la suciedad. Se utiliza en puertas, ventanas o zócalos, entre otros.

Los productos satinados se encuentran a medio camino entre el acabado mate y el brillante. Se emplean, sobre todo, en suelos y puertas para realzar las vetas de madera con un brillo suave. Resisten bien las manchas, pero pueden aclarar u oscurecer el tono final.


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto