Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje > Electricidad

Tipos de contenidos: Bricolaje

Navidad 2014
Λ

El ánodo de sacrificio en los termos eléctricos

Se recomienda una revisión anual de la instalación

Muchos sistemas para evitar la corrosión disponen de elementos muy sensibles a ésta que absorben toda la reacción química que se produce durante la oxidación, de esta forma son ellos los que sufren la corrosión mientras el elemento al cual protegen permanece en perfecto estado. Un ejemplo típico son los ánodos de sacrificio o de magnesio que existen en los calentadores eléctricos y acumuladores de agua caliente sanitaria.

La existencia de estos ánodos de sacrificio o de magnesio, es desconocida para la mayoría, sin embargo un buen mantenimiento de este ánodo o la sustitución del mismo cuando ha llegado al límite de su vida, puede evitar la perforación por oxidación del calentador o acumulador. Algunos de los problemas derivados de una mala conservación son las temidas inundaciones que provocan la destrucción de mobiliario, daños a terceros y los costes de sustitución del electrodoméstico perforado.

El mantenimiento del ánodo de sacrificio, es una tarea muy sencilla si se tiene acceso al ánodo desde el exterior, la tarea puede complicarse si para acceder al ánodo se debe desmontar el calderín, como sucede frecuentemente en calentadores eléctricos pequeños o de gama baja.

Antes de soltar el ánodo de sacrificio, se deben seguir los siguientes pasos:

1. Por seguridad, desconectar el termo de la red eléctrica.2. Cerrar la llave de entrada del agua3. Abrir un grifo de agua caliente para quitar la presión.4. Cerrar la llave de paso de la salida de agua caliente.5. Vaciar el termo hasta la altura a la que se encuentre el ánodo

El período de vida de un ánodo depende de muchos factores, el tipo de agua, la temperatura a la que esté regulado el termo, el consumo de agua y el modelo de termo. Normalmente se recomienda efectuar una revisión al año de la instalación del termo y en función del estado en que se encuentre el ánodo repetirla de forma periódica.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto