Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje > Jardín

Tipos de contenidos: Bricolaje

Navidad 2014
Λ

Luchar contra la cochinilla en las plantas

La acción de la cochinilla, un insecto chupador, ocasiona el debilitamiento del ejemplar afectado y la formación del hongo negrilla

Imagen: Eran Finkle

La cochinilla es, junto con los pulgones, la plaga más frecuente del jardín y una de las más dañinas. Hay cerca de 8.000 especies de cochinillas divididas en varias familias. Este pequeño hemíptero, también llamado caspilla, conchuela o cóccido, tiene un pico chupador que clava en distintas zonas de la planta. Su acción causa el debilitamiento del ejemplar afectado y la formación del hongo negrilla. Su presencia se puede detectar a simple vista. Cuando esto ocurre, hay que separar la planta afectada del resto de ejemplares para evitar su expansión.

Cochinilla, una plaga habitual y muy dañina

Las cochinillas (Coccoideas) son insectos hemípteros, es decir, animales de cuatro alas, provistos de trompa chupadora y pico articulado. Se caracterizan por un escudo protector redondo u ovalado y de color marrón, rojizo o con motas blancas, según las especies.

Estos pequeños animales, que miden entre 1 mm y 1 cm, clavan su pico chupador en las hojas, sobre todo en el reverso, tallos y frutos de las plantas, para chupar su savia, parte de la cual excretan en forma de melaza (líquido azucarado). Esta sustancia favorece la formación del hongo negrilla o fumagina, que ennegrece las hojas e impide la fotosíntesis.

Las cochinillas son frecuentes en las épocas cálidas y secas o ante una carencia de nutrientes en las plantas

En general, las cochinillas son frecuentes en las épocas del año más cálidas y secas o cuando las plantas carecen de los nutrientes necesarios. Los ejemplares más jóvenes se dispersan con rapidez por la planta, mientras que los adultos permanecen inmóviles y pegados a las hojas o a los tallos. Su acción dañina provoca el debilitamiento de la planta, que puede llegar a morir si la invasión es muy agresiva.

Su presencia se detecta por el aspecto descolorido, pegajoso o deformado de las hojas. En ocasiones, se aprecian a simple vista.

Cómo combatir las cochinillas

La cochinilla es fácil de combatir, siempre que su presencia se detecte a tiempo. Para ello, se deben realizar inspecciones periódicas de la planta, con especial seguimiento del reverso de las hojas y los frutos.

Si se detecta una planta dañada, se debe aislar para evitar que la plaga se extienda a otros ejemplares

Si se detecta una planta dañada, hay que aislarla para evitar que la plaga se extienda a otros ejemplares. La mejor opción es trasladarla a una zona más fresca y luminosa, ya que se reproduce con más intensidad en espacios secos y calurosos.

Uno de los remedios para eliminarla consiste en limpiar las zonas afectadas con un algodón empapado en alcohol. Las posibles larvas que hayan quedado se destruyen con un insecticida específico.

No obstante, no conviene usar productos químicos, sobre todo en los ejemplares plantados en el jardín, ya que las cochinillas tienen numerosos depredadores naturales, como las mariquitas y los escarabajos, que desaparecerían con la acción de los insecticidas.

Una solución ecológica es regar la planta afectada con agua en la que hayan permanecido algunas horas media docena de cigarrillos. También se puede pulverizar la planta con un repelente casero elaborado con un litro de agua caliente, media cucharadita de lavaplatos y una cucharada de alcohol de quemar.

Clasificación de las cochinillas

Imagen: Eran Finkle

Las cochinillas forman una especie de 8.000 ejemplares, divididos en varias familias. Entre ellas, destacan los diaspinos, los lecaninos y las cochinillas con protección algodonosa.

Los diaspinos atacan a los árboles, sobre todo a los frutales, y se diferencian del resto de cochinillas en que no segregan melaza. Las especies más habituales en las zonas mediterráneas son el piojo de San José, el piojo rojo de California y el piojo blanco.

El piojo blanco centra casi en exclusiva su ataque en el limonero y causa importantes daños en los frutos. El escudo de la hembra es amarillo, mientras que el del macho es blanco y ovalado.

El de San José se fija sobre las ramas, hojas y frutos de la mayoría de los frutales. Si la invasión es muy agresiva, pueden llegar a cubrir por completo el tronco y las ramas, lo que provoca la muerte del árbol. En los frutos deja aureola rojiza allí donde se fijan.

La cochinilla algodonosa, harinosa o cotonet y la acanalada se caracterizan por una secreción semejante al algodón, que las protege

El piojo rojo de California provoca daños en el tronco, ramas, hojas y frutos de los cítricos. Se distingue con facilidad de otras especies porque la hembra es de color amarillo y tiene dos lóbulos laterales que le dan una forma semejante a un riñón. Respecto al macho, su escudo es alargado y de color naranja.

En el grupo de los lecaninos destaca la caparreta o cochinilla del olivo. De color marrón o negro, su presencia es más dañina en los cítricos y en el olivo. Estos últimos se debilitan, pierden las hojas y producen menos aceitunas.

La cochinilla algodonosa, harinosa o cotonet y la acanalada se caracterizan por una secreción semejante al algodón que las protege. La cochinilla algodonosa es un insecto chupador ovalado y rosado, mientras que la acanalada destaca por su estructura blanca con acanaladuras.

Estos hemípteros atacan sobre todo a las plantas de maceta que hibernan en zonas demasiado calientes y provocan el amarilleo del follaje y su deterioro paulatino. En los ataques graves, sobre sus secreciones viscosas se forma la fumagina o negrilla, que provoca manchas y podredumbre en las hojas.

Etiquetas:

cochinilla, plagas


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto