Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Finanzas

Tipos de contenidos: Economía

^

Fondos de inversión

Lo más importante a la hora de elegirlos es que se adapten al perfil de riesgo y disponibilidad del inversor

  • Autor: Por CLARA FRAILE
  • Última actualización: 13 de julio de 2005

Los fondos de inversión reúnen el dinero de un grupo de personas que delegan la gestión de sus ahorros a una entidad gestora que se ocupa de invertirlos y que les cobra una serie de comisiones por esa labor. Existe en el mercado una variada gama de fondos de inversión, por lo que los clientes disponen de muchas opciones a la hora de decantarse por aquel que se adecue mejor a sus necesidades. Las expectativas económicas para los años venideros en este ámbito, según los expertos, son positivas. La rentabilidad depende de la composición del propio fondo escogido, del comportamiento de los mercados financieros, de la capacidad de riesgo del titular a la hora de escoger o tomar decisiones, del plazo de la inversión, etc. Lo más importante es contemplar todas las opciones de inversión, escoger con cuidado y asegurarse, en el caso de optar por los fondos, de que la entidad intermediaria sea profesional, transparente y esté autorizada.

¿Cómo funcionan?

Cuando se compra un fondo de inversión se está adquiriendo realmente una pequeña parte (participación) de su cartera (valores o efectos comerciales de curso legal), una cartera en miniatura idéntica a la del fondo en su totalidad. El precio de cada participación en una determinada fecha se conoce como valor liquidativo. Pongamos un ejemplo arbitrario: si se invierten 1.000 euros en un fondo que tiene un valor liquidativo de 136,25 euros, se recibirán 7,33 participaciones. La rentabilidad que ofrece un fondo se calcula según la variación de su valor liquidativo. La entidad gestora añadirá este dinero al fondo y lo invertirá en acciones, renta fija, activos monetarios etc. o en una mezcla de todos ellos. El total del dinero que tiene el fondo constituye su patrimonio. Los títulos (acciones, obligaciones...) que pertenecen al fondo se conocen como "activos" y su conjunto constituye la cartera del mismo.

Un fondo de inversión representa una oportunidad de ahorro excelente para Puy Carazo, responsable de Producto de Self Trade Bank: "Es un instrumento de inversión colectiva que se ajusta a cualquier tipo de cliente y situación. El perfil del inversor puede ser muy arriesgado o poco y la inversión puede hacerse tanto a largo como a corto plazo". Según Arcadi Orrit, director de la compañía de asesoramiento financiero independiente InverConsulting, los fondos permiten acceder al inversor a una gran variedad de mercados con importes muy pequeños y diversificar el riesgo, construyendo una cartera con varios fondos. Además tienen ventajas fiscales, ya que los traspasos entre fondos no tributan, a diferencia de las acciones -explica-.

Los fondos "son carteras de activos financieros constituidas mediante aportaciones de múltiples ahorradores", resume Alejandro Conde, profesor del departamento de Economía Aplicada e Historia Económica de la UNED. A su juicio, deberían ser un cauce muy eficiente para canalizar el acceso del inversor particular a los mercados de renta variable, pero la realidad es "muy distinta". Conde asegura que son los bancos y las cajas de ahorros, entre otras "sociedades poderosas", quienes se han apropiado del control de estos mecanismos en su beneficio, de forma que ganan siempre "superbeneficios" en perjuicio de los pequeños ahorradores.

Igualmente escéptico respecto a las ventajas de los fondos de inversión se muestra el profesor Ignacio López, del Departamento de Economía y Administración de Empresas de la Universidad Antonio de Nebrija. Al adquirir un fondo, el inversor delega la gestión de sus ahorros en profesionales cualificados para ello. Pero López considera la gestión profesional "entre comillas", porque cree que las decisiones de inversión en ocasiones están motivadas por la cuantía de las comisiones del fondo elegido por los asesores intermediarios, aunque reconoce que compañías dedicadas al análisis y selección de fondos como las anteriormente señaladas alcanzan mayor grado de independencia que los bancos y cajas.

López aconseja los fondos sólo a aquellas personas que "no tengan ni idea del mercado financiero y cuya inversión vaya a hacerse para un plazo de un año en adelante". Según su opinión, si se adquieren unos conocimientos mínimos de cómo funciona la bolsa y se tiene tiempo para gestionar la cartera es mejor invertir directamente en acciones, porque los costes serán menores y la rentabilidad que se puede conseguir es sensiblemente mayor. Para el profesor de esta universidad madrileña, lo más importante de un fondo es elegirlo bien, es decir que se adecue al "umbral de sueño" del inversor (que cumpla sus expectativas y no le "impida dormir" por su riesgo). ¿Cuándo cancelarlo? Cuanto antes si produce pérdidas. Y si se dispone de un capital de más de 12.000 euros es mejor ir pensando en otras inversiones.

Paginación dentro de este contenido


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto