Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Finanzas

Tipos de contenidos: Economía

Recetas para ir de picnic
Λ

Los efectos de la quiebra de Lehman en Bolsa

Los mercados internacionales registraron la mayor caída desde el 11-S y el Ibex-35 está en niveles que no se veían en los últimos dos años, tras caer en torno al 5%

  • Autor: Por JOSÉ IGNACIO RECIO
  • Fecha de publicación: 18 de septiembre de 2008

Pánico vendedor en las bolsas internacionales

Imagen: conorwithonen

Los efectos de la declaración de quiebra por parte de Lehman Brothers no se han hecho esperar y las bolsas internacionales han caído en picado, dejándose entre un 4% y 5% el lunes posterior al anuncio de bancarrota del banco de inversión norteamericano. Esta caída es la más importante desde los atentados de las Torres Gemelas en Estados Unidos el 11-S, y ha afectado a todos los sectores, aunque son los bancarios y las aseguradoras los que la padecen con mayor virulencia.

Ante el negro panorama financiero internacional, el pánico se ha apoderado de los inversores en renta variable que lanzan órdenes masivas de venta, mientras que la Reserva Federal estadounidense (Fed) ha acordado mantener en el 2% los tipos de interés, con lo que siguen en su nivel más bajo desde noviembre de 2004, a pesar del agravamiento de la crisis financiera tras la suspensión de pagos de Lehman Brothers. Después del nuevo "lunes negro", el Dow Jones ha recuperado un 0,55%, mientras que el Nasdaq Composite lo hace en un 1,36%. El Ibex-35, por su parte, subía un tímido 0,11% en su cotización.

Quien tenga invertido en la renta variable española 20.000 euros habrá perdido como media en una sola sesión casi 1.000 euros

Por lo que respecta a la renta variable española, en tónica con los restantes mercados bursátiles, ha caído con una fuerza inusitada liderada por el sector bancario, con los grandes grupos financieros a la cabeza (Santander y BBVA), pero también los medios y pequeños como el Popular, Sabadell, Banesto, Bankinter, Guipuzcoano o Pastor entre otros, que han perdido entre el 4 y el 6% de su cotización. Para comprobar la magnitud del "crack", basta con saber que solamente el sector bancario perdió este "lunes negro" casi ocho mil millones de euros en capitalización bursátil.

Imagen: rahego

Como consecuencia de ello, el Ibex-35 ha bajado casi el 5%, lo que le sitúa a niveles de hace dos años, y por debajo de la barrera de los 11.000 puntos. Los efectos que ha tenido en los pequeños y medianos inversores han sido realmente importantes: una persona que tenga invertido en la renta variable española un total de 20.000 euros habrá perdido como media en una sola sesión bursátil nada menos que casi 1.000 euros. Y lo que es peor, estas pérdidas se pueden ir ampliando en los próximos días si continúa el efecto dominó y se declaran en quiebra más bancos de inversión y aseguradoras.

Endurecimiento de los créditos

Uno de los efectos más directos de esta crisis financiera sobre los consumidores es la aplicación de unas condiciones más restrictivas por parte de las entidades crediticias a la hora de conceder un préstamo.

Si hasta hace pocos meses con solamente aportar la nómina y una vida laboral de varios años era suficiente para acceder a la financiación de una hipoteca o un préstamo personal, en estos momentos las fuentes consultadas admiten que "las condiciones se han endurecido notablemente" pidiendo más avales y, en muchos casos, disponer de una nómina por encima de la media nacional. Si no se cumplen estos requisitos, la respuesta de los bancos y cajas de ahorro es diáfana: "no se lo podemos conceder". En algunas sucursales bancarias incluso hay órdenes para limitar al máximo la concesión de créditos, y solamente aquellas personas que puedan justificar una economía saneada o la existencia de un patrimonio están en condiciones de acceder a una línea de financiación.

LOS INVERSORES PIERDEN YA CASI UN 30% EN BOLSA

Cuando sólo falta por escrutar el último trimestre del año, los inversores tienen ante sí unas minusvalías que rozan el 30%, después de la mayor caída en los últimos dos años que se experimentó el pasado lunes. Supone, de hecho, uno de los peores ejercicios vividos por la renta variable en la última década, que incluso eleva las pérdidas al 40% ó 50% en determinados valores que han resistido peor este "annus horribilis" para toda la renta variable. Las ventas se están imponiendo claramente a las compras en el parqué bursátil y cada vez es más difícil encontrar compradores que puedan aprovecharse de los bajos precios con que cotizan la mayoría de las empresas.

Gran parte de los analistas bursátiles da el año por perdido y sólo inciden en que durante el próximo ejercicio pueda haber una cierta recuperación en los precios de las compañías españolas. Todos los sectores, sin excepción, están fuertemente castigados: desde el bancario hasta el asegurador, pasando por el tecnológico. Ninguno se salva de la quema, y tan sólo las empresas afectadas por algún movimiento corporativo han sido capaces de sortear mejor las caídas acumuladas durante los primeros nueve meses de este año.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 2]
  • Ir a la página siguiente: ¿Nuevas quiebras? »



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto