Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Servicios y hogar

Tipos de contenidos: Economía

Navidad 2014
Λ

Liberalización del mercado eléctrico: cómo elegir la mejor oferta

Las tarifas actuales desaparecerán, por lo que habrá que elegir entre la nueva Tarifa de Último Recurso (TUR) o la oferta de otra empresa comercializadora

  • Autor: Por ROSA CUEVAS
  • Fecha de publicación: 2 de junio de 2009

En su día ya lo hicieron sectores como el de la telefonía fija y, más recientemente, el del gas. El próximo 1 de julio es la fecha elegida para que la liberalización del suministro eléctrico llegue a nuestro país. En menos de un mes más de 20 millones de consumidores podrán, si así lo desean, salir al mercado libre. ¿Qué significa esto? Que cada consumidor, al igual que busca la gasolina más barata o las tarifas de telefonía que mejor se adaptan a sus necesidades, tendrá la oportunidad de buscar y contratar el plan que más le convengan entre la oferta de suministradores que operen en el mercado. Desaparecerán las tarifas integrales que regula el Gobierno, -las contratadas por los usuarios domésticos y las pymes- y se hará efectiva una competencia real y libre entre las empresas suministradoras. Sin embargo, aún quedan varios cabos por atar, por lo que conviene actuar con prudencia y conocer las claves que este nuevo cambio nos depara.

El mercado eléctrico se abre

La contratación del suministro eléctrico por parte de los consumidores nunca ha atendido a preferencias ni a gustos de ninguna clase, ya que la oferta no era libre y estaba férreamente regulada: el contrato debía suscribirse con la compañía generadora y distribuidora de la energía en la zona geográfica en la que se situaba la vivienda o el negocio. Sin embargo, a partir del próximo 1 de julio, el escenario cambia. El mercado se abrirá y podremos contratar el suministro eléctrico con aquella compañía que, según sus propias ofertas, nos resulte más interesante, con independencia de la zona geográfica en la que se sitúe nuestro negocio o domicilio. Siempre y cuando las suministradoras ofrezcan el servicio, pese a que nuestra comunidad no haya sido hasta entonces el hábitat natural en el que la compañía eléctrica haya operado. Así, los ciudadanos navarros, como muchos otros, que hasta ahora no tenían más opción que contratar el suministro eléctrico con Iberdrola, grupo empresarial propietario de las redes eléctricas de esa comunidad, podrán pasar, si así lo desean, a suscribir los servicios con empresas como Hidrocantábrico, Endesa, Unión Fenosa u otras.

Todo cambio estructural requiere de un tiempo para que los usuarios lo asimilen y lo comprendan. Por eso, desde el Ministerio de Industria aconsejan tener siempre en mente el símil de la telefonía móvil: muchas compañías, con múltiples ofertas y tarifas.

Para comprender el cambio puede resultar útil acordarse del símil de la telefonía móvil: muchas compañías con múltiples ofertas y tarifas

Sin embargo, más de un consumidor se siente confundido tras encontrar en su buzón una circular, que normalmente acompaña a la factura de la luz, en la que la compañía eléctrica le comunica que a partir del 1 de julio dejará de ser su cliente y que debe elegir una comercializadora que les suministre la electricidad ya sea con tarifas libremente pactadas o con la "tarifa de último recurso". Pero no debe cundir el pánico. Conviene saber que aunque la información proporcionada por nuestra compañía pueda dar lugar a equívocos, en ningún caso quiere decir que el 1 de julio nos cortarán la luz o nos dejarán sin suministro eléctrico.

SI VA A SALIR AL MERCADO LIBRE:

  • Asegúrese de cuál es el consumo anual de luz, los hábitos en la utilización de la energía eléctrica y la potencia contratada. A partir de estos datos se valorará si las ofertas de las otras compañías se ajustan a las necesidades reales de cada hogar.
  • No vale el viejo dicho de "mejor que sobre y no que falte": si se acepta una oferta que incluya un término de potencia superior al necesario, a la larga se pagará por un servicio que no se utiliza.
  • Si está decidido a salir al mercado libre, busque y compare entre varios planes de precio que oferten distintas comercializadoras. No se deje llevar por los "descuentazos" que le ofrezcan durante el primer año, pregunte por las condiciones para años siguientes y haga cálculos.
  • Su actual compañía le hará llegar en los próximos días una circular informándole del cambio que se avecina. En ella encontrará un listado con el nombre y los teléfonos de las empresas comercializadoras de luz. Además, en la web de la Comisión Nacional de Energía puede consultar una lista de las empresas autorizadas.
  • El precio no es lo único importante; antes de formalizar el contrato debe conocer cuál es la política con la que actuará la nueva empresa comercializadora en caso de avería, la calidad de su servicio de atención al cliente, el periodo de facturación que establece y su forma de pago.
  • Si finalmente la oferta se acepta, conviene consultar antes con el suministrador cuál será el proceso para hacer el traspaso: documentación que se debe presentar, el tiempo que se tarda en efectuar el cambio y quién se encargará de realizar el trámite: ¿el consumidor o la nueva suministradora?
  • Es importante recordar que ante su marcha, la anterior compañía le exigirá saldar las cantidades económicas que tenga pendientes por abonar. Esto no quiere decir que le estén cobrando por salir al mercado libre, no hay ninguna penalización por hacerlo.
  • Exija en todo momento un contrato por escrito, con doble ejemplar, fechado y sellado. Tanto si hemos aceptado la oferta en un establecimiento comercial como si lo hemos hecho por teléfono o tras la visita de un comercial, no hay que olvidarse de reclamar una copia del contrato.
  • Antes de firmarlo, léalo con detenimiento y asegúrese de que entiende todas las cláusulas que incluye el documento. Si no fuera el caso, pregunte para despejar sus dudas.
  • No firme ningún documento en blanco, y no facilite datos personales ni bancarios si no está convencido de hacer el cambio.

Paginación dentro de este contenido




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto