Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Sociedad y consumo

Tipos de contenidos: Economía

Concurso Relatos del buen Camino
Λ

Probabilidades de que toque la lotería

Cada español se gasta de media al año en juegos de azar unos 208 euros, según el Instituto Nacional de Estadística (INE)

  • Autor: Por ALEX FERNÁNDEZ MUERZA
  • Última actualización: 15 de marzo de 2007

¿Qué juego ofrece más oportunidades de obtener premio, la lotería o las quinielas? ¿Hay algún método para ganar en los casinos? ¿Por qué es más fácil de lo que parece que coincidan dos personas con el mismo cumpleaños? A todas estas preguntas responden las leyes de la probabilidad y la estadística.

¿Qué probabilidad hay de que toque?

Pocas personas podrán decir que se han resistido a la tentación de probar suerte con algún juego de azar, como lo atestigua todos los años el balance económico de Loterías y Apuestas del Estado, el organismo estatal que controla juegos como las quinielas o las loterías. En el año 2003, por ejemplo, se jugaron en España algo más de 8.000 millones de euros, casi un 9% más que el año anterior. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), cada español se gasta de media al año en juegos de azar unos 208 euros. En cuanto a los juegos que más pasiones levantan destaca sin duda la Lotería Nacional, con una participación del 57%; seguida por la Primitiva, con el 25%; la Bono Loto, con el 7%; la Quiniela con el 6% y, por último, El Gordo de la Primitiva, con el 4%. Respecto a los lugares donde más dinero se juega, encabezan la lista Madrid y Barcelona, seguidas a mayor distancia por Valencia y Alicante.

Ahora bien, ¿qué probabilidades hay de que nos toque el primer premio en estos juegos? Para responder a esta pregunta se utiliza la regla de Laplace, que marca por ejemplo que las probabilidades de acertar un número de un dado son 1 de 6, puesto que se cuenta en el lanzamiento con seis números posibles. En el caso de la Lotería Nacional, además de los números en juego, hay que tener en cuenta las series. En el sorteo semanal de los jueves se emiten 6 series de 100.000 números (00.000-99.999), de los cuales 35.450 se llevan algún tipo de premio -varios premios "mayores", aproximaciones, premios "menores" y reintegros- mientras que los sábados y sorteos especiales como el de la Cruz Roja o el de julio llegan a las 10 series, con el mismo número de premios que los jueves. En cuanto al sorteo extraordinario de Navidad, se ponen en juego 170 series de 85.000 billetes, de los cuales 13.334 se llevan premio. Así, por ejemplo, si jugamos un billete de lotería en el premio de Navidad, la probabilidad de que nos toque el premio mayor es de 1 entre 14 millones y medio (170 series x 85.000 billetes), mientras que en un sorteo de los jueves, la probabilidad es de 1 entre 600.000.

Por su parte, la ONCE realiza sorteos diarios a excepción del sábado, con dos sorteos especiales que denominan el "Cuponazo", celebrado los viernes, y el "Supercupón", los domingos. Al igual que en el caso de la Lotería Nacional, hay que tener en cuenta las series en juego. Sus boletos llevan 5 cifras que representen 100.000 números y en los sorteos especiales se entrega además un premio especial si coincide también con la serie. Por ejemplo, acertar el "Cuponazo" significa una probabilidad de 1 entre 15 millones (150 series x 100.000 números). El número de combinaciones posibles aumenta, y con ello la dificultad de llevarnos el premio mayor si, como varios medios de comunicación criticaron el año pasado, se emiten más cupones de lo que realmente son vendidos, en virtud de un acuerdo con el Ministerio de Trabajo, que establecía un tope máximo de reparto en premios del 55% de la recaudación, lo que dejaba abierta la puerta a la sobre-emisión de cupones.

En cuanto a las quinielas, si hacemos una apuesta sencilla, tenemos que hacer frente a 3 elevado a la 14 de casos posibles, ya que en cada uno de los catorce partidos tenemos tres posibles resultados: 1, X, 2. Por lo tanto, hay que dividir nuestra apuesta (1) entre todas las posibilidades (3 a la 14), con lo que para llevarse el pleno hay una probabilidad de 1 entre casi 5 millones, si jugáramos sin tener en cuenta que algunos resultados son más probables que otros, debido a las diferencias entre los equipos de fútbol en juego.

En el caso de la Lotería Primitiva, tenemos 49 números, de los cuáles seis son los que resultan ganadores. Veamos qué probabilidades hay de ganar el premio máximo con una apuesta sencilla de seis números. En el primer número extraído nos resultan favorables seis casos, cualquiera de los nuestros, de entre los posibles cuarenta y nueve, por lo tanto hay que dividir 6 entre 49. En la segunda extracción, al haber salido ya un número, quedan cinco favorables y cuarenta y ocho posibles, es decir 5 entre 48, y así, en progresión hasta llegar a la sexta, donde llegaríamos a dividir el último número entre los 44 que nos quedarían posibles. Al unir todas estas cifras, resulta que la probabilidad de ganar el premio mayor con esta apuesta simple es de 1 entre 14 millones.

Y si se quiere aumentar aún más el riesgo, en el sorteo semanal que acaba de estrenar Loterías y Apuestas del Estado, "El Gordo de la Primitiva", la probabilidad de llevarse el primer premio es aún peor, puesto que hay que acertar los 5 números elegidos (entre los 54 posibles) y además el número clave (1 entre 10): 1 entre unos 31 millones. Y siempre se pueden complicar las cosas: los "Euromillones" tienen una probabilidad de 1 entre 76 millones, y por ejemplo, en Estados Unidos, una de las loterías más populares, el "Mega Millions", el gordo tiene una probabilidad de 1 entre 135 millones.

No obstante, como recuerda Álvaro Ibáñez, de la web sobre tecnología Microsiervos el que sean mejores o peores para el jugador depende del porcentaje total que "devuelven" en premios: "La ruleta devuelve entre el 95% y el 97% de los premios aproximadamente, dependiendo de si es Ruleta Europea o Americana, la Lotería Nacional y las tragaperras de los bares el 70%, dependiendo en este último caso de las normas de cada comunidad autónoma, la Lotería Primitiva el 55% de lo recaudado, etc." Asimismo, añade Ibáñez, hay muchos más factores en el juego que hacen más o menos interesante jugar a uno u otro juego, como el reparto de los premios para categoría, cuánto se reparte en total, etc. Por ejemplo, Euromillones cambió las normas y un 7% que guardaban para botes lo pasaron a un 16%, lo que beneficia a los que aciertan el premio máximo de 5+2 pero perjudica a los demás. "En general, todos los juegos similares a la Primitiva están un poco sesgados en cuanto a que los repartos de premios no son realmente proporcionales a la dificultad de acertar en cada categoría. Los premios gordos se llevan una parte enorme del total (y todos los botes); de esta manera se pueden anunciar grandes premios jugosos, aunque sean mucho más difíciles de acertar. Por otra parte, los reintegros no son del todo favorables para los jugadores: no se gana mucho con ellos realmente. Las loterías los incluyen simplemente para que se vuelva a reinvertir en más apuestas. Como a la larga la organización tiene la ventaja, acaba ganando más todavía simplemente por el hecho de que la gente juega más", sentencia Ibáñez.

Estas probabilidades no tienen en cuenta posibles imperfecciones físicas que tengan los sistemas de extracción de los números, que alteran lógicamente los resultados. Este hecho sirvió a Gonzalo García Pelayo y a su familia, a los que acabó por conocerse como los "Pelayos", para hacerse millonarios en las ruletas de los casinos de medio mundo. Como explica Raúl Ibáñez, profesor del Departamento de Matemáticas de la Universidad del País Vasco y responsable de la web de divulgación matemática Divulgamat , "ya sea por una manipulación humana o por una anomalía del sistema, la probabilidad está alterada. ¿Cómo descubrir una variación? Vamos al lugar de la apuesta y observamos y apuntamos las respectivas tiradas; cuantos más lanzamientos podamos considerar mejor. Luego calculamos la posible probabilidad". Las ganancias de los Pelayo se elevaron a más de un millón y medio de euros durante tres años a principios de los 90. Los casinos, cuando descubrieron el sistema, cambiaron las ruletas de sitio, de modelo o intercambiaron piezas de unas y otras.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 3]
  • Ir a la página siguiente: ¿Cómo puedo ganar? »



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto