Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Sociedad y consumo

Tipos de contenidos: Economía

^

El precio de tener un perro en casa

El cuidado y mantenimiento de una mascota no sólo exige esfuerzo y tiempo, también dinero

  • Autor: Por MARA TOMAINO
  • Fecha de publicación: 24 de mayo de 2007
Imagen: Chris Linton

Doce años es el promedio de vida de un perro. Durante estos años, su cuidador deberá dedicarle cuidados, cariño, y también dinero. Determinar de qué cantidades estamos hablando es fundamental para que la persona interesada en convivir con una mascota no se lleve a engaño y se evite que el animal acabe en una protectora de animales.

El abanico de razas caninas es muy amplio, de manera que los especialistas suelen dividirlas en grupos, de acuerdo con sus características físicas y sus conductas más habituales. Por esto se sabe que los perros cachorros pueden costar entre 300 euros y 1.000 euros dependiendo de la raza, el sexo y su pedigrí. Esta es la inversión inicial, a la que habrá que sumarle los gastos correspondientes a la alimentación, higiene, salud, esparcimiento, etc.

Cómo calcular los costes

El peso y el pelaje de un perro son dos factores esenciales a la hora de calcular el coste que representará su manutención durante los años de vida de la mascota. Hay que tener en cuenta que los animales de pelo largo y mayor peso, por ejemplo, requieren más cuidados y, en consecuencia, más gastos. Por este motivo, si no se cuenta con una economía doméstica holgada, se aconseje adoptar una mascota pequeña de pelo corto, ya que implicará una menor inversión tanto a corto como a largo plazo.

Uno de los costes "fijos" que supone tener una mascota canina es el baño, que se debe realizar una vez al mes, como mínimo. Si el dueño decide asumir esta función, deberá contar con champú y acondicionador, que cuestan entre seis euros y 12 euros, dependiendo de la marca y cualidades del producto. A este coste se añade, en el caso de perros de pelambre larga, el cepillo, cuyo desembolso alcanza los 11 euros, bastante más caro que uno normal para hombres o mujeres en cualquier farmacia o tienda de accesorios. Pero si el perro tiene pelo muy largo, se requerirá un peine de púas largas para poder desenredar los nudos, que suma otros 11 euros más.

El peso y el pelaje de un perro son dos factores esenciales a la hora de calcular el coste que representará su manutención

De cualquier forma, estos cuidados pueden encargarse a un tercero: la peluquería canina. Los precios en este caso varían según el tipo de animal, la extensión del pelo, y la necesidad de realizar un corte de raza. Mientras el baño y el corte de pelo de un perro pequeño cuestan entre 23 euros y 30 euros, el mismo servicio para un perro de gran tamaño se dispara a 40 euros, aunque puede llegar hasta los 60 euros.

Pero no es todo. A estos cuidados se debe sumar el corte de uñas, sobre todo cuando se trata de animales castrados que no realizan mucha actividad física y, en consecuencia, no liman sus uñas, por lo que requieren la "manicura" de un profesional.

Controles de sanidad

A los cuidados semanales, se añaden también los controles de salud del animal. En este sentido, las consultas al veterinario pueden costar un mínimo de 28 euros y un máximo de 62 euros, si se trata de una urgencia. Ahora bien, si el dueño prefiere no desplazarse con la mascota y que el profesional se traslade hasta su domicilio, se deben añadir otros 24 euros, de acuerdo con los honorarios mínimos establecidos por el Colegio Oficial de Veterinarios de Madrid (COLVEMA) para 2007.

Entre estos cuidados, una cuestión esencial es la aplicación de la pipeta contra pulgas y garrapatas una vez al mes, sobre todo en verano. Este medicamento varía según el peso del animal pero, a modo de ejemplo, para un perro de 20 kilos la pipeta indicada cuesta unos 20 euros, con lo que su aplicación mensual representará, a lo largo de un año, el desembolso de 240 euros.

A los cuidados semanales, se añaden también los controles de salud del animal

Estos son los gastos que representa un animal sano. Sin embargo, se deben valorar los gastos extra que supondrá la aparición de cualquier enfermedad "común" que el perro pueda sufrir, sumando los estudios, medicamentos y tratamientos que le prescriba el veterinario.

Vacunas y microchips

Ante todo, y para garantizar el control sanitario y facilitar su recuperación en caso de pérdida, el propietario tiene la obligación de que el animal sea "identificado" por un veterinario, oficial o privado, mediante la implantación de un microchip que incorpora un código emitido y adjudicado por el Registro Central Informatizado (RCI), y que se introduce en la parte izquierda del cuello del canino, que supone una inversión de otros 40 euros. Este microchip deberá estar homologado como sistema válido de identificación por la Dirección General de Agricultura y Alimentación.

El animal debe ser identificado por un veterinario mediante la implantación de un microchip que incorpora un código emitido y adjudicado por el Registro Central Informatizado

Pero, además, se deberá vacunar al animal una vez al año. En el caso de los perros, la vacuna contra la rabia es obligatoria en todas las comunidades autónomas, aunque a ésta se añaden otras para evitar la parvovirosis canina (virus que ataca al aparato digestivo), el moquillo (que registra la mayor mortalidad entre los caninos y puede afectar a todo el organismo), la leptospirosis (enfermedad bacteriana), la hepatitis vírica y la adenovirosis (afección que afecta al aparato reproductivo), entre otras. Como medida preventiva, la legislación actual recomienda desparasitar regularmente a las mascotas a lo largo de toda su vida, para mantenerlas sanas y evitar enfermedades que, en determinadas situaciones, pueden transmitirse a los seres humanos.

Alimentación

Si bien las vacunas, el cuidado estético y el mantenimiento diario de la mascota son importantes, también lo es la alimentación. En este marco, el dueño debe analizar la variedad de precios de los piensos que, en general, se rige por la calidad. A mayor coste, mejor calidad del producto. A partir de esta relación se explica que, de media, la bolsa de alimento de siete kilos pueda costar entre 35 euros y 60 euros, siempre y cuando el perro no necesite una alimentación especial ya que, en ese caso, los valores se pueden llegar a duplicar.

De menor importancia, pero igual de importantes en términos de organización doméstica, es la adquisición de un 'comedero' y un 'bebedero' apropiados al tamaño del animal, aunque la variedad y los precios son muy amplias, desde los 2 euros hasta los 50 euros, si se elige un modelo muy sofisticado.

Paseo, domesticación y descanso

Dependiendo de los metros cuadrados de la vivienda y de si se dispone o no de un espacio propio al aire libre, los dueños de las mascotas deben tener en cuenta su necesidad de disfrutar de paseos diarios. En el caso de vivir en un piso cerrado, el paseo es obligado, mientras que deja de serlo cuando se dispone de un parque o jardín, por pequeño que sea.

En nuestro país, la mayoría de los propietarios de mascotas son los que les sacan de paseo, aunque últimamente se ha incrementado la cantidad de dueños que contratan este servicio a un tercero: los paseadores de perros, por ocho euros la hora. A este coste fijo habrá que sumarle la correa o cadena para controlar al perro, artículos que se obtienen por unos 20 euros.

Cuando se piensa minuciosamente en todos los gastos que representa tener un animal en casa, la lista parece extenderse cada vez más. Otro de los artículos de los que muchos aseguran no poder prescindir son las casetas, también de precios variados según su calidad y tamaño, a partir de 50 euros.

Consejos y sugerencias

En síntesis, antes de adoptar o comprar un cachorro, es importante tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Compare su poder adquisitivo o el coste que prevé destinar a la mascota con las sumas reales que puede representar su cuidado y manutención.
  • Tenga en cuenta el espacio del que dispone en su vivienda para alojar al animal, para evitar así la sensación de agobio, tanto por parte de la familia en general como de la mascota.
  • Analice cuánto tiempo diario dispone para sacar de paseo a su mascota o bien su disponibilidad económica para contratar a un paseador de perros.
  • Compruebe, antes de adoptar o comprar un animal, que ningún miembro de la familia sea alérgico a este tipo de mascotas.
  • Tenga en cuenta que los caninos necesitan de un chequeo médico veterinario dos veces al año.
  • Elija cachorros a partir de los dos meses cumplidos, ya que antes necesitan del alimento de la madre.
  • Consulte, en caso de adopción, qué vacunas se le aplicaron y cuáles no.

Etiquetas:

animal, cuidados, euros, mascota, perro


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto