Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Sociedad y consumo

Tipos de contenidos: Economía

^

Retirada de juguetes chinos peligrosos

Qué ha ocurrido | Los juguetes de Mattel retirados | Los controles y la normativa vigente | Cómo reconocer un juguete seguro

Falta de controles

Imagen: Lexie

La retirada de tantos millones de juguetes ha provocado una preocupación lógica entre la población. Más aún cuando la cadena de juguetes Toys 'R' Us ha anunciado también la retirada de todos los baberos de vinilo fabricados en China. La medida está motivada por la detección, en dos baberos del fabricante Hamco, de niveles de plomo que superan los estándares de la juguetera. A pesar de que el Instituto Nacional del Consumo confirmó que los procedimientos de alerta preventiva y de protección de los consumidores funcionaron "adecuadamente y según lo establecido" en el caso de Mattel, la pregunta que muchas personas se hacen es cómo se permitió que tal cantidad de productos llegara al mercado sin que nadie se percate del riesgo que entrañan. Los Técnicos del Ministerio de Economía y Hacienda (GESTHA) han denunciado que sólo un 2,2% de las importaciones de juguetes procedentes de terceros países se sometieron a control físico en las aduanas españolas durante los siete primeros meses de este año, aunque la normativa comunitaria exige que al menos se realice un reconocimiento físico al 5% del cargamento.

Cuando se detecta un producto peligroso, la Comisión Europea informa a los países miembros

Cada lote de productos, especialmente cuando se trata de artículos dirigidos a la población infantil, debe estar sometido a tres tipos de controles: un control documental, en el que se comprueban los certificados u otros documentos que acompañan a la partida; un segundo control de identidad, que consiste en una inspección visual para corroborar la concordancia de los certificados con el artículo; y un análisis físico del envase o del propio producto, mediante pruebas de laboratorio en un puesto de inspección fronterizo. Según Gestha, hasta julio llegaron a nuestro país un total de 42.234 partidas de juguetes procedentes de países de fuera de la Unión Europea. De ellas, sólo 918 fueron controladas físicamente y otras 2.537 se sometieron a control documental. "Los filtros o protocolos de control y seguridad no son suficientes en las aduanas españolas, convirtiéndose a veces éstas en auténticos coladeros de mercancía de todo tipo de productos procedentes de terceros países", alertan.

Desde el Ministerio de Sanidad y Consumo, por su parte, aseguran que las autoridades nacionales y autonómicas ponen "especial atención" en los productos infantiles y que las campañas nacionales de inspección de juguetes han aumentado desde 295 actuaciones en 2005 a 937 en 2007. "Concretamente -añaden-, el Centro de Investigación y Control de Calidad, dependiente del Instituto Nacional del Consumo, ha analizado el contenido en plomo de los juguetes inspeccionados y en ningún caso se ha encontrado este elemento". Entre los análisis efectuados se han incluido juguetes de las marcas Mattel y Fisher Price, de los cuales el 79% cumplía todos los requisitos del etiquetado, estructura y composición. El 21% restante tenía problemas de etiquetado o de estructura, pero ninguno parecía contener plomo.

En el ámbito europeo, la red de alerta RAPEX ha recibido en lo que va de año notificación de 1.314 productos inseguros, de los que un 37,06% eran juguetes y artículos infantiles y más de la mitad (56,24%) procedían de países asiáticos. Esta red es un sistema de intercambio de información entre las autoridades de los Estados miembros encargadas del control del mercado. El procedimiento es sencillo: cuando se detecta un producto que puede suponer un riesgo para los consumidores, se informa a la Comisión Europea, que traslada el aviso a los Puntos de Contacto Nacionales de cada país de la UE. En el caso de España, se informa al Instituto Nacional del Consumo y a las comunidades autónomas para que adopten las medidas que consideren oportunas.

Paginación dentro de este contenido


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en