Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Trabajo

Tipos de contenidos: Economía

Λ

Los primeros 30 días en un nuevo trabajo

Mostrar una gran disponibilidad, mucho compañerismo y actuar sin arrogancia son las claves que ayudan a integrarse en un trabajo

  • Autor: Por LOLA RAYA
  • Última actualización: 19 de diciembre de 2007
Imagen: Hans Thoursie

Ni una, ni dos. Son ya muchas las empresas que se toman la molestia de elaborar programas de bienvenida y de aprendizaje para sus nuevos empleados. Pese a ello, la mayoría de las personas que se incorporan a un nuevo trabajo sienten, en los primeros días, una comprensible sensación de desorientación. No saben muy bien qué se espera de ellos, a quién pueden acudir para pedir ayuda, durante cuánto tiempo y de qué manera deben aprender las tareas del día a día ... Y, sobre todo, desconocen con qué criterios les van a juzgar tanto sus nuevos jefes como sus compañeros. Si nos encontramos en esta situación, conviene seguir durante el primer mes una serie de actuaciones prácticas para entrar con buen pie. Sólo de esa manera será posible la integración con éxito en el nuevo trabajo.

Recabar información

Los profesionales en Recursos Humanos y psicólogos laborales insisten en la importancia de recabar tanta información de la empresa como le sea posible al recién llegado a la empresa durante las primeras semanas. De esta manera, tendremos conocimiento de muchas cuestiones que nos ayudarán a verlo todo más fácil y llevadero, y sobre las que nadie nos había informado. Para ello, sólo hay que preguntar. Si se encuentran las respuestas adecuadas se acabará conociendo de manera excelente la empresa, la organización del trabajo y a las personas que la constituyen. Todo ello influirá positivamente en la valoración que se haga del nuevo empleado durante estos primeros días. Pero, ¿qué información debemos conocer?

  • Conocer con precisión cuándo se creó el puesto que ocupamos. Si el existe desde hace tiempo, nuestros jefes tendrán una idea bastante clara de cómo hay que comportarse y de lo que se espera de uno.
  • Averiguar los aspectos que se valoraban y los que no de nuestro predecesor. Con esta información interesa dar continuidad a sus actuaciones más positivas, e incluso mejorarlas en lo que podamos. Para ello, debemos saber algunas cosas sobre él y su comportamiento. Así será más fácil decidir en qué ámbitos vale la pena implicarse más o menos.

    Incorporarse a un nuevo trabajo es un momento difícil para cualquier persona, sobre todo durante los primeros días

  • Interesarse por los objetivos y tareas están vinculados a este puesto de trabajo. Si no se conoce dicho objetivo, corremos el riesgo de no ser eficientes.
  • Determinar qué características son las que puntuan en la valoración de la calidad del trabajo que vamos a desempeñar. Estos criterios de valoración pueden ser radicalmente distintos a los que se tenían en cuenta en nuestro anterior empleo.
  • Aclarar qué competencias tenemos a la hora de tomar decisiones. Si nuestros compañeros tienen actividades semejantes, es necesario saber dónde están nuestros límites. Si nos ocupamos de tareas que en realidad les corresponde a ellos, pueden generarse conflictos y producirse situaciones desagradables.

Si conseguimos averiguar todas estas cuestiones podemos ahorrar tiempo de trabajo y energía, y tener muchos puntos ganados de antemano.

La actitud del nuevo empleado

El éxito en un puesto nuevo de trabajo no sólo depende de los conocimientos profesionales que tenga cada persona, sino que también influirá la actitud que tenga éste con sus compañeros y sus superiores. Por ello, los expertos en recursos humanos recomiendan tener en cuenta algunas claves personales que ayudarán a establecer unos buenos cimientos:

  • Ser cordial: Ésta debe ser la actitud predominante cuando se "aterriza" en un nuevo trabajo. Hay que esforzarse por mostrar nuestra mejor cara. Una actitud positiva y una sonrisa serán nuestra mejor carta de presentación para entrar con buen pie e iniciar una próspera relación con los nuevos compañeros y jefes.

  • Ser natural: No hay que intentar imitar comportamientos de personas que se consideran exitosas. Hay actuar con naturalidad; una actitud forzada y artificial no se podrá mantener durante mucho tiempo y se notará.

  • Actuar con discreción: Se debe mantener la vida privada en un lugar seguro. De momento, es pronto para crear vínculos personales. Conviene ser selectivo respecto a lo que se compartirá con los colegas. No hay que olvidar que no nos conocen y nos podrán juzgar por la forma en la que actuamos, por la ropa que llevamos y por lo que digamos.

  • Actuar con cautela: Hasta que no se conozca suficientemente el ámbito laboral (lo que se permite y lo que no, lo que está bien o mal visto) es importante ser muy prudentes. Un error habitual es el de criticar a nuestra anterior empresa. Los que nos oigan hablar negativamente sobre nuestros antiguos jefes o compañeros pueden llegar a pensar que vamos a hacer lo mismo si nuevamente cambiamos de trabajo.

  • Paciencia, mucha paciencia: Al principio, y hasta que nos adaptamos a la nueva situación, es normal que las primeras semanas sean muy agotadoras y estresantes. No hay que desesperarse, sino recordar que se tarda de seis meses a un año en que un empleado se sienta realmente cómodo y seguro en un trabajo nuevo. De ahí que sea normal que al principio no se rinda al nivel habitual. Un consejo infalible: si vamos despacio, nos equivocaremos mucho menos en este primer mes. Tras el período de adaptación, es normal que vayamos marcando nuestro verdadero ritmo y trabajemos según las posibilidades reales. No hay que dudar tampoco en pedir ayuda a nuestros compañeros cuando lo necesitemos.

Paginación dentro de este contenido




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto