Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación > Otras formaciones

Tipos de contenidos: Educación

Educación
Λ

Oposiciones

Ante el actual panorama laboral, ser funcionario se ha convertido en la meta de muchos

Puesto fijo, bien remunerado, 35 horas semanales, jornada continua, pagas extraordinarias, posibilidades de ascenso en una empresa a pleno rendimiento? No se trata de un anuncio de trabajo al uso, sino de algunas ventajas de las tan codiciadas plazas de funcionario, que año tras año se disputan cientos de miles de aspirantes. Para acceder a una de ellas hay que superar un duro obstáculo: las temidas oposiciones, que habrán de prepararse como mínimo durante un año, asumiendo la posibilidad de no lograr plaza.

Perfil del opositor

Opositar se ha convertido en una exigente labor que requiere gran sacrificio y constancia. Dependiendo de la plaza a la que se opte, el opositor se ve obligado a estudiar hasta ocho horas diarias sabiendo que, probablemente, suspenderá el primer examen y que el esfuerzo le costará, de media, un año de su vida. Durante este tiempo vivirá pendiente de la lista de admitidos y excluidos -que a veces tarda años en hacerse pública-, de la fecha de la convocatoria y de los resultados de las pruebas. Entre las desventajas de este tipo de puestos destacan dos: el bajo sueldo de los funcionarios respecto a los de empresas privadas -el salario mínimo inicial de las mejores plazas de funcionario no supera los 1.008 euros- y la enorme competencia que hay por cada plaza, hasta 300 aspirantes. Aún así, en España opositan al año unos dos millones de personas, sobre todo para auxiliares administrativos. La razón es clara: la seguridad del funcionariado y la garantía de un sueldo a final de mes durante el resto de la vida. Cuestiones básicas para muchas personas en una época marcada por la inestabilidad laboral que aumenta año tras año.

Respecto al perfil de los candidatos, los aspirantes a los puestos de funcionario cuentan con titulación media/alta, tienen una edad media que oscila entre los 18 y los 35 años y son en su mayoría mujeres, factor al que contribuyen las facilidades de la Administración Pública para compatibilizar su empleo con la vida familiar. Así, y según datos del IVAP (Instituto Vasco de Administración Pública) sobre las oposiciones del año 2000 en el País Vasco, el 30% de las solicitudes pertenecían a hombres y el 70% a mujeres. Las plazas que más peticiones recibieron fueron las del Cuerpo de Gestión Administrativo (permiten trabajar como jefe de departamento, por ejemplo), con 288 solicitudes por plaza y las del Cuerpo Administrativo (para lograr puestos de administrativo), que tuvieron 236 solicitudes por plaza. Las que menos competencia presentaron fueron las de Técnico de Normativa Lingüística (había 3 plazas y se presentó sólo un candidato) e Informático (se ofertaron 2 puestos pero concurrió un único aspirante). Se puede decir que, en general y sin atenernos a las convocatorias de un año específico, las plazas de Auxiliar Administrativo son, sin duda, las más concurridas, pues la formación académica requerida para optar a ellas es menos exigente: el título de Bachiller o la Formación Profesional de Segundo Grado son suficientes.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 4]
  • Ir a la página siguiente: La vida del opositor »

Zona relacionada



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto