Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación > Otras formaciones

Tipos de contenidos: Educación

^

Aprender idiomas con toda la familia

Los programas familiares coordinan los cursos de idiomas de adultos y niños para facilitar la estancia de toda la familia en el extranjero

Imagen: Stacy Braswell

Vacaciones familiares aprendiendo idiomas a la vez. Esta es la posibilidad que ofrecen muchas de las agencias promotoras de cursos de idiomas en el extranjero a través de sus programas especiales destinados a toda la familia. Estos cursos, en los que pueden participar adultos y jóvenes o niños a partir de cuatro años, combinan clases diarias de idiomas con actividades de ocio culturales y deportivas, organizadas de tal manera que padres e hijos puedan aprender otra lengua a la vez que disfrutan de unas vacaciones juntos.

Tipos de programas

Sandra y Miguel, padres de dos niños de 8 y 11 años, quieren que sus hijos asistan este verano por primera vez a un curso de inglés en el extranjero, pero piensan que aún son pequeños para vivir solos esta experiencia. En otras familias son los padres los que quieren aprovechar las vacaciones para reforzar el conocimiento de un idioma, pero necesitan que su hijo de cinco años les acompañe. Para responder a las necesidades de familias como éstas y otras muchas, las distintas agencias promotoras de cursos de idiomas en el extranjero han incluido en los últimos años, entre sus propuestas para el verano, cursos especialmente diseñados para toda la familia. Con esta modalidad de programas se pueden combinar en un solo paquete unas vacaciones familiares en el extranjero con el aprendizaje de idiomas.

Generalmente, estos cursos se inician entre los meses de julio y agosto coincidiendo con el periodo vacacional. Los destinos más habituales son Inglaterra e Irlanda, aunque algunas organizaciones ofrecen estos programas en otros países como Francia o Estados Unidos. Se diseñan según las características particulares de cada familia, que se pueden acoplar a distintas modalidades:

Clases para adultos y niños: Para aquellas familias en las que tanto los adultos como los niños desean aprender un idioma se diseña un programa en la que todos los miembros asisten a clase durante un número de horas determinado a la semana, normalmente en el mismo centro o en centros muy cercanos, y siempre con unos horarios adecuados para todos, de modo que las llegadas y las salidas se puedan hacer a la vez y dispongan del mismo tiempo libre. En muchos casos, se incluye la opción de que los cursos para niños y jóvenes se amplíen con un programa de actividades de ocio, culturales y deportivas, ya sea para que los adultos puedan asistir a un número mayor de clases de idiomas o simplemente para que los hijos disfruten de otros entretenimientos; estas actividades suelen incrementar el precio del curso entre 150 y 300 euros más. En algunos casos, estos programas de actividades están abiertos también a la participación de los adultos.

Clases sólo para adultos: Algunos de estos programas ofrecen cursos de idiomas para niños a partir de cuatro años, pero en otros casos, dependiendo de la localidad de la escuela donde se impartan, se fija un límite de edad superior, generalmente entre ocho y diez años. Para estas familias, con hijos menores de cuatro años o que no superen la edad permitida para asistir a clase, las agencias promotoras ofrecen varias posibilidades. Por una parte, la opción de enviar a los niños, durante el horario de clase de los adultos, a guarderías locales previamente seleccionadas por la agencia organizadora, en las que, aunque los niños no reciben clases de idiomas propiamente dichas, sí se integran en un ambiente en el que la lengua extranjera es la vehicular. Asimismo, los niños de estas edades se organizan en algunos campamentos de actividades en inglés mientras que los padres asisten a clase.

Clases sólo para niños y jóvenes: Aquellas familias en las que los adultos no desean asistir a clases pueden planificar el programa de modo que los mayores sencillamente participen como acompañantes. En estos casos, toda la familia se aloja en el mismo lugar y, mientras los niños asisten a clase, los adultos disponen de tiempo libre para realizar las actividades que deseen. En algunos programas se diseña asimismo un calendario de actividades durante el fin de semana en el que puede participar toda la familia.

Respecto al alojamiento, se suelen ofrecer varias alternativas. Desde el alquiler de una casa, estudio o apartamento para toda la familia, la estancia en una residencia u hotel, o la convivencia en casa de una familia extranjera o en casa de un profesor. La opción de alquilar un alojamiento para toda la familia, a pesar de ser la más cara, puede ser la más cómoda, ya que de este modo la familia organiza sus horarios a su gusto, sin depender de nadie. Pero, por otra parte, el alojamiento con otra familia permite también que durante la convivencia se amplíe el tiempo de exposición al idioma extranjero y se realice una inmersión más profunda en la cultura del país de destino. Algunas agencias también permiten contratar el curso de idiomas, ya sea para todos los miembros o sólo para adultos o niños, sin necesidad de contratar con ellas el alojamiento, es decir, la familia busca por su cuenta la opción que más se acople a sus necesidades y a sus posibilidades económicas.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 2]
  • Ir a la página siguiente: Precios »

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto