Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación > Universidad

Tipos de contenidos: Educación

^

Prácticas en la Comisión Europea

Durante cinco meses los jóvenes licenciados europeos pueden adquirir una importante experiencia profesional

Cada año, más de 14.000 candidatos solicitan una de las plazas que ofrece la Comisión Europea para realizar un periodo de prácticas profesionales de cinco meses, más conocido como "Stage", en alguna de sus direcciones generales. Tan sólo alrededor de 1.200 serán los afortunados en ser elegidos para participar en esta experiencia, para la que se exige una titulación universitaria y dominar al menos dos lenguas oficiales de la Unión Europea.

Si realizar unas prácticas profesionales después de finalizar los estudios universitarios es uno de los mejores puntos que se pueden agregar a un Curriculum Vitae, que éstas se hayan desarrollado en el marco de una institución europea las destaca aún más. Por eso, la Comisión Europea llega a recibir hasta 7.000 solicitudes en cada uno de los dos periodos de prácticas de cinco meses de duración que ofrece a los jóvenes licenciados europeos. En cada sesión de prácticas, del 1 de marzo al 31 de julio y del 1 de octubre al 28 de febrero, son admitidos poco más de 600 candidatos, que trabajarán durante ese periodo en alguna de las direcciones generales de la Comisión, generalmente en Bruselas o Luxemburgo, bajo la supervisión de un tutor.

Durante su estancia de prácticas, los jóvenes reciben una beca mensual, en torno a los 1.000 euros, que les servirá para cubrir los distintos gastos de alojamiento y manutención que tendrán que afrontar; asimismo, una vez finalizado el periodo de prácticas, los becarios reciben una ayuda para costear los gastos de desplazamiento, cuya cantidad estará determinada en función de la distancia de su país del lugar de destino.

La Comisión se beneficia de los nuevos puntos de vista y conocimientos que pueden aportar al trabajo diario los jóvenes becarios

Este programa de prácticas resulta beneficioso en ambos sentidos, para el que las realiza y para el que las organiza. Por una parte, los jóvenes titulados universitarios que obtienen una beca pueden vivir una experiencia única y directa del funcionamiento de la Comisión Europea, adquiriendo conocimientos prácticos de las actividades cotidianas de los departamentos y servicios de la Comisión; todo ello, en un entorno multicultural y multilingüe, lo que promueve la integración entre jóvenes de distintas nacionalidades. A su vez, la Comisión Europea se beneficia de los nuevos puntos de vista y conocimientos que pueden aportar al trabajo diario los jóvenes becarios, que formarán, una vez finalizadas las prácticas, un grupo preparado para colaborar y cooperar con la Comisión en el futuro.

Selección

Para poder participar en el proceso de selección, los candidatos, además de cumplir la norma de no haberse beneficiado anteriormente de ningún tipo de prácticas en una institución u órgano europeo, deben reunir los siguientes requisitos:

  • Nacionalidad: aunque en general los candidatos se seleccionan entre los jóvenes con nacionalidad tanto de los estados miembros como de los países candidatos, también se acepta un número limitado de becarios de estados no miembros de la Unión en función de los recursos de los que se disponga.
  • Titulación: en el caso de los candidatos españoles, deben haber terminado el primer ciclo de los estudios superiores, habiendo obtenido por ello un título. Es decir, pueden optar a las prácticas, Diplomados, Ingenieros Técnicos, Licenciados e Ingenieros o Arquitectos superiores.
  • Idiomas: los candidatos de los estados miembros deben tener un buen conocimiento de al menos dos lenguas comunitarias, una de las cuales debe ser alemán, francés o inglés, ya que son las lenguas de trabajo de la Comisión. Estos conocimientos deben acreditarse con los correspondientes títulos o certificados que se hayan obtenido.

Las candidaturas para los dos periodos de prácticas se deben realizar con más de 10 meses de antelación

Las candidaturas se deben realizar casi con 10 meses de antelación, entre el 1 de junio y el 1 de septiembre para los candidatos que quieran participar en el "Stage" de verano (marzo-julio) y entre el 1 de diciembre y 15 de febrero para aquellos que opten por el "Stage" de invierno (octubre-febrero). El primer paso consiste en cumplimentar la solicitud online disponible en la web de la Comisión en inglés, alemán y francés; en ella el candidato debe introducir tanto sus datos personales y de contacto, como su formación académica y experiencia profesional, así como un resumen de las motivaciones o razones que le llevan a solicitar las prácticas. Esta misma solicitud se debe enviar asimismo por correo postal, antes de la fecha límite, a la Oficina de Prácticas de la Comisión. Junto a ella se debe adjuntar toda la documentación exigida para verificar los datos aportados en la solicitud, es decir, fotocopia de Documento de Identidad, del Título universitario, certificados o diplomas de idiomas o certificado de experiencia laboral, todos ellos acompañados de su correspondiente traducción a inglés, francés o alemán.

El libro azul

Los candidatos que cumplan con todos los criterios exigidos pasarán a formar parte de la lista de preseleccionados, conocida también como "libro azul". Este libro estará disponible para todas las direcciones generales de la Comisión, que serán las encargadas de seleccionar sus becarios en función del número que se les haya asignado. Los criterios tenidos en cuenta por los responsables de elegir a los becarios se centran sobre todo en su curriculum y el expediente.


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en