Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Mascotas > Salud > Vacunas y enfermedades

Tipos de contenidos: Mascotas

Ningún niño sin comida
^
Tu canal de Mascotas

Calendario de desparasitación de un cachorro

La desparasitación comienza cuando el perro tiene entre 21 y 30 días y continúa de por vida, según el estilo de vida, estado sanitario o productos antiparasitarios

Un can sin desparasitar sufre trastornos digestivos y, en los casos más graves, retraso en su crecimiento. Además, un perro con parásitos internos puede contagiarlos a las personas, sobre todo, a los niños. Este artículo explica la necesidad de desparasitar al cachorro, describe su calendario de desparasitación, así como los casos excepcionales en cachorros y perros adultos y en qué consiste la desparasitación externa.

Desparasitar al cachorro de perro

Según datos del Consejo de Colegios Veterinarios de Cataluña, el 90% de los cachorros tienen lombrices intestinales que les pueden provocar trastornos digestivos. Un cachorro que no está desparasitado puede padecer enfermedades y retrasar su desarrollo normal. Pero además, puede contagiar a las personas que conviven con él quistes hidatídicos. Estos son cúmulos de líquido donde habitan los huevos del parásito.

Para reducir el riesgo de estas patologías, es esencial que la desparasitación del cachorro comience cuando el perro tiene entre 21 y 30 días de edad. Tras esta primera vez, el calendario de desparasitación de un cachorro varía según el estilo de vida del animal, su estado sanitario y el tipo de productos antiparasitarios que se utilizan, pero continuará durante toda la vida.

El calendario de desparasitación del cachorro varía en función de si vive en un entorno rural o urbano

El veterinario no aplicará las mismas pautas de desparasitación con un cachorro que viva en la ciudad y con otro que viva en el campo. Este último está más expuesto al contagio de parásitos de otros animales de ganadería, como vacas u ovejas, así como otros canes, por lo que la desparasitación será más frecuente.

La periodicidad habitual para desparasitar al perro oscila entre 30 días y tres meses, excepciones aparte.

Calendario orientativo para medicar a la cría de perro

El siguiente calendario es un modelo orientativo que puede estar sujeto a los cambios y variaciones que el veterinario considere oportunos con cada perro:

  • Cachorros entre 21 y 30 días. En esta fase vital del cachorro, lo habitual es desparasitarle con un jarabe o pasta. El motivo es que todavía es lactante y no digiere con facilidad el producto en formato de comprimidos. A esta edad son recomendables los productos antiparasitarios que exterminan tanto los parásitos adultos como los huevos.

  • Con mes y medio de edad. La desparasitación es recomendable antes de la primera vacunación.

    Las vacunas no deben aplicarse en un perro que no está desparasitado. La razón, según la veterinaria Ana Cameno, es que un perro lleno de parásitos no tiene el organismo preparado para que la vacuna sea efectiva.

    "El protocolo pasa por realizar primero la desparasitación del cachorro, hacer después un análisis de heces y, por último, vacunar, una vez que está libre de parásitos", explica.

    Las siguientes desparasitaciones se llevarían a cabo a los dos meses de edad del cachorro y otra con tres meses.

  • Entre tres y seis meses de edad será necesaria otra aplicación si el perro tiene más probabilidades de contraer parásitos (vive en el exterior o en el campo). En este caso, la desparasitación se lleva a cabo con una periodicidad mensual, de manera que coincida con la vacunación antirrábica. Esta inyección se aplica alrededor de los seis meses.

  • A partir de los seis meses, la frecuencia de desparasitación del cachorro de perro puede ser mensual o trimestral, como se ha explicado, en función de la zona donde reside el animal (rural, urbana o en una zona residencial).

    Hay precauciones que conviene tener en cuenta y con el veterinario. Cuando los perros coinciden en un mismo parque y hay más riesgo de contagio, como suele ocurrir en las ciudades, los médicos caninos recomiendan la desparasitación mensual.

    En otras ocasiones con menos peligro de contagio de parásitos entre perros, lo habitual es que la periodicidad de la desparasitación sea trimestral.

Excepciones en cachorros y perros adultos

  • Cuando un perro va a ir a una residencia. En este caso, es aconsejable la desparasitación interna y externa antes de que el perro ingrese en el centro. Y repetirla cuando salga.

  • Bebé nuevo en la familia. Con esta feliz circunstancia, el procedimiento pasa por desparasitarle cuando el bebé llega a casa. Después, hay que continuar el calendario habitual. Con niños en casa, hay veterinarios que recomiendan la desparasitación mensual del perro.

  • Hembras que van a parir. Es conveniente desparasitarlas al principio del celo y alrededor de quince días antes del parto (a los 45 días de gestación). Una perra gestante puede transmitir a los fetos los parásitos a través de la placenta.

La desparasitación externa del cachorro

La desparasitación externa del cachorro es de carácter principalmente preventivo. Se utilizan productos como pipetas, collares para combatir pulgas y garrapatas.

Según José Capacés, veterinario, "es recomendable comenzar con métodos de desparasitación externa a partir de los dos meses de edad del cachorro". Para entonces, el animal ya tiene formado su sistema inmunitario y el producto cumple su cometido con eficacia.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto