Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Mascotas > Salud > Vacunas y enfermedades

Tipos de contenidos: Mascotas

^
Tu canal de Mascotas

Síndrome de Cushing en el perro, la enfermedad del cortisol

La enfermedad de Cushing es una de las dolencias endocrinas más frecuentes en canes mayores de seis años y entre las razas pequeñas

Imagen: bekphotoAgregar

El síndrome de Cushing en perros se podría definir como la enfermedad del exceso de cortisol, porque lo que les ocurre a los canes que padecen esta patología es que su cuerpo segrega un exceso de esta hormona. A pesar de ser una enfermedad crónica, con un tratamiento adecuado, el perro puede disfrutar de una buena calidad de vida. A continuación se explica qué es el síndrome de Cushing en canes, cuál es su tratamiento y por qué no es posible prevenir esta enfermedad.

El síndrome de Cushing en perros

El síndrome de Cushing en el perro es una enfermedad endocrina, que implica alteraciones de su sistema metabólico. Esta patología se diagnostica a través de un análisis de sangre y una ecografía. Un can diagnosticado con este síndrome precisa un tratamiento adecuado para paliar los síntomas, porque su vida corre peligro.

Lo habitual es que se presente en perros mayores de seis años, por lo que puede estar asociada a otras alteraciones típicas de la edad avanzada, como los problemas hepáticos o renales.

El síndrome de Cushing en perros es más frecuente entre las razas caninas de pequeño tamaño, como el caniche o el yorkshire

El síndrome de Cushing es más frecuente, además, en canes de pequeño tamaño como el caniche, yorkshire, bichón maltés o schnauzer (pequeño), pero también puede presentarse en razas grandes como el pastor alemán o el labrador.

"No está demostrado, sin embargo, que esta enfermedad tenga un componente genético", comenta Manuel Lázaro, veterinario y miembro Colegio de Veterinarios de Madrid.

Los estudios de prevalencia del síndrome de Cushing en perros españoles no existen, pero los expertos aseguran que se trata de una enfermedad habitual en sus clínicas. El veterinario Juan Antonio Zaldívar afirma que, "tras el hipotiroidismo, el síndrome de Cushing es la segunda enfermedad del sistema endocrinológico más frecuente en perros".

Síndrome de Cushing en perros: síntomas

Los perros con síndrome de Cushing pierden el pelo, en especial, el de su cola

Uno de los signos más evidentes del síndrome de Cushing en canes es la caída del pelo de una manera muy peculiar. El pelo se pierde de manera simétrica (alopecia simétrica) por ambos lados del cuerpo. La cola del perro queda desprovista de pelaje y, debido a su aspecto característico, se denomina "cola de rata". Esto suele ocurrir cuando la enfermedad se encuentra en un estadio muy avanzado.

Las señales iniciales y más frecuentes son el aumento de la sed (polidipsia) y la orina (poliuria), un apetito insaciable, un abdomen hinchado (distensión abdominal), debilidad o apatía y síntomas dermatológicos como la alopecia y pérdida de grosor de la piel. Por otro lado, el perro puede estar débil y, por ello, huye del ejercicio físico. Si muestra esta sintomatología, o parte de ella, es recomendable consultar pronto con el veterinario.

Síndrome de Cushing en canes: tratamiento

La hormona cortisol que regula el sistema endocrino del perro es la clave de esta enfermedad, ya que el exceso de su producción es lo que provoca el síndrome de Cushing. "La dificultad del tratamiento contra esta patología estriba en encontrar la proporción justa de medicamentos reguladores de los niveles de la hormona cortisol", explica Aitor Llamas, veterinario.

Esta enfermedad endocrina tiene asociadas otro tipo de patologías hepáticas y renales, debidas a la edad avanzada del can. "En otros casos, los perros que padecen esta enfermedad también son canes obesos, con lo cual el tratamiento para el síndrome de Cushing se complica", comenta el veterinario Alejandro Tarragó.

El tratamiento del síndrome de Cushing en perros es caro pero efectivo, ya que en unos días remiten los síntomas

El tratamiento del síndrome de Cushing puede ser quirúrgico o farmacológico. La cirugía se lleva a cabo cuando existe un tumor producido por una alteración de la hipófisis o glándula pituitaria, en el cerebro (en un 80% de los casos), o por un tumor de la glándula adrenal (cerca del riñón) en algo más de un 10% de los casos.

Tanto si el tumor se localiza en el cerebro como en el riñón, "la patología se debe a una excesiva producción de la hormona cortisol", asegura Lázaro. También existe una forma de Cushing motivada por la administración crónica de dosis altas de medicamentos corticoides al perro.

¿Se puede prevenir la enfermedad de Cushing en el perro?

Imagen: angela n.

La enfermedad de Cushing no se puede prevenir. Los tratamientos veterinarios y hábitos de vida que eviten la aparición del síndrome de Cushing en el can no existen. La mejor arma contra esta patología del aparato endocrino es su diagnóstico y tratamiento precoz. De esta forma se podrá conseguir una adecuada calidad de vida para el perro.

Los síntomas del Síndrome de Cushing remiten en unos días una vez que se aplica el tratamiento veterinario. Aunque no hay que olvidar que esta enfermedad es crónica (no tiene cura) y necesitará medicación y controles de por vida. "El tratamiento del síndrome de Cushing es caro, cuesta alrededor de 60 euros al mes si es un perro de tamaño pequeño, y el doble si es grande, pero los resultados son rápidos y efectivos", explica Llamas.

En casa, añade Lázaro, "los dueños del perro enfermo solo pueden seguir el tratamiento que el veterinario les indique", y llevar a cabo los controles periódicos veterinarios para seguir la evolución de la enfermedad.


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en