Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Medio ambiente


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente > Energía y ciencia

Tipos de contenidos: Medio ambiente

Concurso Interescolar
Λ

El fracking amenaza el medio ambiente

Esta técnica para extraer gas natural daña el medio ambiente y la salud, según diversos estudios

  • Fecha de publicación: 28 de julio de 2011

El consumo de gas natural es cada vez mayor, y las empresas del sector buscan todos los yacimientos posibles. Una de las técnicas para acceder a las reservas menos accesibles es el "fracking". Este sistema, muy utilizado en Estados Unidos (EE.UU.), ha sido cuestionado por diversos estudios, que resaltan su impacto en el medio ambiente y la salud. Un motivo más para concienciarse de que la energía no se debe malgastar y de la necesidad de otras fuentes más ecológicas.

Qué es el fracking

El consumo de gas natural ha crecido en los últimos años. En España es ya la principal fuente de generación eléctrica y se prevé una tendencia al alza para los próximos años. El cada vez mayor gasto de energía y la necesidad de no depender tanto del petróleo juegan a su favor. Además, sus defensores señalan que contamina menos que el petróleo (emite menos gases de efecto invernadero o GEI).

Por ello, las empresas del sector buscan todos los yacimientos posibles, incluidos los no convencionales. Una de las técnicas para acceder a estas reservas menos accesibles es el denominado "fracking" o "hydro-fracking" (fractura hidráulica). EE.UU., con extracciones en 32 estados, es el principal país del mundo en utilizarlo (su producción no convencional supone casi la mitad del total).

El sistema utiliza varios miles de litros de agua mezclados con productos químicos y arena, que se inyectan a alta presión en los yacimientos encerrados en roca densa del subsuelo profundo para liberar el gas natural.

Cómo daña el medio ambiente y la salud

Diversos estudios científicos y grupos ambientalistas destacan las consecuencias negativas del fracking sobre la salud y el medio ambiente.

Veintinueve de los productos químicos son probados o posibles carcinógenos humanos

Un artículo de la revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) ofrece pruebas de contaminación del agua potable por metano asociadas a este tipo de extracción. Sus autores, un equipo de la Universidad de Duke, analizaron 68 pozos de agua subterránea en cinco condados de Pensilvania y Nueva York. Por su parte, un estudio de la Universidad de Cornell apunta que el proceso global del fracking produce más GEI de lo que se esperaba (el metano es más potente que el CO2).

El Comité de la Cámara de Servicios Financieros de EE.UU. (una institución de la Cámara de Representantes) indica en un informe que se utilizan sustancias muy tóxicas como el benceno y el plomo. Veintinueve de los productos químicos son probados o posibles carcinógenos humanos, según la Ley de Agua Potable, y se encuentran en la lista de contaminantes peligrosos de la Ley de Aire Limpio, indica el informe.

La cuestión ha suscitado incluso un documental, Gasland (ver video), que muestra las reacciones de ciudadanos afectados frente a las posibles consecuencias.

La industria del sector niega que sea una amenaza para el medio ambiente o la salud pública y solicita más estudios. La Agencia de Protección del Medio Ambiente (EPA), dependiente del Gobierno estadounidense, trabaja en un informe cuyos resultados no se esperan hasta 2012. El estado de Nueva York ha bloqueado la controvertida práctica en espera de sus conclusiones.

¿Es necesario el fracking?

Además de las posibles consecuencias negativas sobre el entorno o la salud, se cuestiona la necesidad en si misma de esta práctica. Matthew McDermott, de Treehugger, afirma que el fracking no va a hacer a EE.UU. más independiente energéticamente, al menos no en un grado significativo, y no sin grandes cambios de infraestructura. McDermott destaca un reciente estudio del Instituto Post Carbon que arroja serias dudas sobre la capacidad de gas natural de sustituir al petróleo como combustible de transporte, una de las posibles vías de desarrollo que defienden sus impulsores para las próximas décadas.

Greenpeace duda de que en España se pueda extraer gas natural con el fracking. Aunque tuviera éxito, solo lograría prolongar la dependencia de los combustibles fósiles y frenar a las energías renovables, "recursos que tenemos en abundancia", aseguran desde esta ONG ecologista.

Etiquetas:

fracking, gas natural


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto