Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Medio ambiente


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente > Naturaleza

Tipos de contenidos: Medio ambiente

Navidad 2017
^

Mallorca, un paraíso ecológico en peligro

La concienciación ecológica y la puesta en marcha de medidas sobre conservación pueden salvar el futuro de estas zonas

Imagen: Consejería de Medio Ambiente

La urbanización masiva, la excesiva producción de residuos y la contaminación de las costas son algunos de los problemas medioambientales que pueden poner en peligro la supervivencia de muchos enclaves y entornos naturales de nuestro país, como Mallorca. Una isla que no deja de recibir turistas, al mismo tiempo que crece la población y la construcción: anualmente se construyen entre 15.000 y 20.000 viviendas. Esta situación ha provocado la alarma entre los grupos ecologistas y buena parte de la población que denuncia la degradación medioambiental, originada por el elevado volumen de residuos y la emisión de gases de efecto invernadero. Sin embargo, desde la consejería de Medio Ambiente del Gobierno balear defienden su labor en la aplicación de criterios básicos de conservación, como garantizar el acceso al agua potable y la depuración terciaria de las aguas residuales, así como la protección de los espacios naturales emblemáticos a través de acuerdos con la propiedad privada sin imposiciones.

Un destino turístico... y ecológico

No cabe duda de que la isla balear de Mallorca es uno de los principales destinos turísticos de España. Solamente el aeropuerto de su capital, Palma, mueve en la temporada de verano más de 100.000 personas a diario, atraídas por la calidad y belleza de sus playas, su riqueza cultural, artística o gastronómica y un clima agradable. Sin embargo, Mallorca también es un paraíso ecológico que debe ser protegido entre todos. Según el conseller de Medio Ambiente del Gobierno de las Islas Baleares, Jaume Font, "su atractivo turístico radica en gran medida en que conserva buena parte de su encanto en el ámbito ecológico y medioambiental".

El listado de lugares con encanto ecológico podría ser enorme. El propio conseller destaca la Sierra de Tramuntana, "un espacio natural protegido ubicado en la zona de poniente, que congrega algunos de los lugares más hermosos de nuestra comunidad". En opinión de Carlos Zallas, presidente de la asociación ecologista Amics de la Terra en Mallorca, se trata de una isla cuya naturaleza se ha conservado "relativamente bien", mucho mejor que otras zonas del Mediterráneo como la costa del Sol o Levante, y en la que se pueden ver unos rincones naturales "todavía no destrozados, como el Torrent de Parells, la cala de Tuent, la cala de San Vicente; o las playas de Es Trenc, en el sureste, que son parque natural". Y por supuesto, no se pueden olvidar sus Parques naturales: S'Albufera, Península de Llevant, cala Mondragó y Sa Dragonera.

Imagen: Asociación Ecovoz

Por su parte, José Antonio Romero, presidente de la Asociación ecologista Ecovoz, explica que "los pueblos del interior y la montaña son los grandes desconocidos para el público en general", y destaca la isla de Cabrera, muy cerca de Mallorca, "un claro ejemplo de paraíso natural que gracias a la especial protección como parque nacional marítimo-terrestre se conserva prácticamente intacta".

Su naturaleza insular conlleva una importante dependencia del mar, tanto como medio de transporte como fuente de recursos. En este sentido, como explica Joaquín Tintoré, director del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (IMEDEA), Mallorca, al igual que el resto de las Islas Baleares, "representa un laboratorio natural ideal del estado y dinámica del Mediterráneo en su conjunto, por lo que su estudio científico puede contribuir a establecer patrones de cambios climáticos y de su funcionamiento biogeoquímico".

La isla cuenta también con una gran biodiversidad de especies animales y vegetales, algunas de ellas únicas en el mundo, como el ferreret, o sapillo balear. No obstante, algunas de ellas se encuentran en grave peligro, aunque las campañas de conservación emprendidas desde fundaciones, asociaciones y el Gobierno balear están contribuyendo a su paulatina recuperación, como asegura Zallas, de Amics de la Terra. Además del citado ferreret, que se ha convertido en una "víctima más del cambio climático", Zallas destaca especies como "el buitre negro, algunas plantas endémicas de la flora mediterránea, los inmensos caracoles de la montaña, la pardela balear, el águila pescadora en peligro", y recuerda que "no hace más de 40 años había todavía focas baleares".

Paginación dentro de este contenido




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto