Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Medio ambiente


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente > Medio ambiente urbano

Tipos de contenidos: Medio ambiente

Lagundu elikadurari buruzko itzulpen automatikoa zuzentzen
^

Nueva ley sobre recogida y reciclaje de pilas y baterías

Esta norma obliga a los distribuidores a recoger los productos usados que los consumidores les entreguen en el momento de la venta de otros similares, sin coste alguno

Imagen: Celiece Áurea

El Real Decreto 106/2008 sobre pilas y acumuladores y la gestión ambiental de sus residuos ya está en vigor. Su objetivo es facilitar y aumentar su recogida selectiva y su correcto reciclaje, de manera que se reduzca su impacto en el medio ambiente y se ahorre en energía y recursos. Para ello, los fabricantes deben hacerse cargo de la gestión de las unidades usadas. Los consumidores pueden devolverlas sin coste alguno a los distribuidores en el momento de la venta de otros productos similares.

Cómo afecta la nueva ley a consumidores y productores

El mercado europeo mueve anualmente cerca de 800.000 toneladas (tn) de baterías de automóviles, 190.000 tn de baterías industriales y 160.000 tn de pilas y acumuladores portátiles, según datos de la Comisión Europea. Estos productos contienen metales pesados peligrosos para el medio ambiente y la salud, como el plomo, el mercurio o el cadmio. Una gran parte de ellos termina en los vertederos, lo que puede acabar contaminando las aguas subterráneas y, en última instancia, a la población.

La nueva ley, una transposición de la Directiva europea 2006/66/CE, trata de minimizar estos riesgos y promover la correcta recogida y reciclado de estos productos. Para ello, prohíbe la comercialización de pilas y acumuladores con más de 0,0005% de mercurio en peso y 0,002% de cadmio en peso, con excepción de los dispositivos de emergencia y de alarma, los equipos médicos o las herramientas eléctricas inalámbricas.

El real decreto también añade que todas las pilas y acumuladores portátiles y de automoción deberán indicar de manera visible, legible e indeleble su capacidad energética, el símbolo químico del metal pesado que contengan y el símbolo de recogida selectiva. Ahora bien, las pilas y acumuladores que ya están legalmente en el mercado no tienen que ser retirados ni deben cambiar su etiquetado.

De esta manera, el consumidor cuenta con más información para elegir entre los diferentes modelos y concienciarse para su entrega selectiva. En el caso de los distribuidores, la ley les obliga a recoger los productos usados que los consumidores les entreguen en el momento de la venta de otros similares, y sin coste alguno.

En este sentido, los distribuidores y productores deben poner a disposición de los consumidores sus propios sistemas de gestión, y si no cuentan con ellos, deberán contribuir económicamente a los sistemas públicos. Estos sistemas pueden ser puntos urbanos de recogida, establecimientos comerciales de los distribuidores, puntos limpios, talleres de automoción, etc. Para un mejor conocimiento de todas las novedades, se llevarán a cabo campañas informativas, también a cargo de los productores.

Asimismo, se imponen unas fechas límite y cifras mínimas de recogida y reciclado de obligado cumplimiento: en 2012 el 25% y en 2016 el 45%. No obstante, el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) se ha propuesto alcanzar dichas cifras un año antes de las fechas señaladas.

Los procesos de reciclado también están obligados a cumplir unos mínimos de eficiencia. Con ello, la nueva norma quiere fomentar el desarrollo de nuevas tecnologías de reciclado y tratamiento rentables e inofensivos con el medio ambiente para todos los tipos de pilas y acumuladores.

Los consumidores pagarán un depósito retornable

Como medida para aumentar la cantidad de pilas y baterías recicladas, el nuevo real decreto también estipula el cobro a los consumidores de un depósito, que podrán recuperar en el centro que elijan para entregar las unidades usadas. No obstante, el MARM ya ha anunciado que este depósito, del que no se conocen sus detalles concretos, todavía no entrará en vigor hasta que llegue a un acuerdo con los responsables de las comunidades autónomas en la materia.

Paginación dentro de este contenido




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto