Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Medio ambiente


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente > Medio ambiente urbano

Tipos de contenidos: Medio ambiente

Lagundu elikadurari buruzko itzulpen automatikoa zuzentzen
^

Apagón tecnológico: La Hora del Planeta

El 25 de marzo ciudades, empresas y ciudadanos de todo el mundo apagarán sus luces en La Hora del Planeta

Imagen: WWF

El sábado 25 de marzo será La Hora del Planeta. Se trata de una de las principales campañas ambientales del mundo, que propone apagar la luz de 20:30 a 21:30 horas para concienciar de la importancia de luchar contra el cambio climático y en defensa del medio ambiente. En España se sumarán a esta campaña, impulsada por la organización conservacionista World Wide Fund for Nature (WWF), cientos de ciudades, empresas o instituciones. Este artículo señala qué es La Hora del Planeta, ofrece consejos para hacer esta hora todo el año y cómo serán estos 60 minutos en la Red.

Qué es La Hora del Planeta

El 25 de marzo apaga las luces desde las 20:30 horas hasta las 21:30 horas: es La Hora del Planeta. Por supuesto, usted no estará solo al darle al interruptor: ciudades, empresas e instituciones de todo el mundo se suman para demostrar su compromiso. Esta iniciativa de WWF pretende concienciar en la lucha contra el cambio climático y, en general, por la defensa del medio ambiente.

La Hora del Planeta es una de las principales campañas de concienciación ambiental a nivel global

Con el lema "El Planeta primero. Que nadie te pare", WWF celebra este año La Hora del Planeta, una campaña que empezó en Sídney (Australia) hace ahora 11 años con el simple gesto de apagar la luz 60 minutos como símbolo de la lucha contra el cambio climático, y que se ha convertido en la actualidad en la mayor iniciativa mundial en defensa del medio ambiente. Sus responsables pretenden batir de nuevo las marcas registradas el año pasado, cuando participaron millones de personas de todo el mundo. La Torre Eiffel, de París (Francia); el Cristo Redentor, de Río de Janeiro (Brasil); las cataratas del Niágara (EE.UU. y Canadá); San Pedro de la Ciudad del Vaticano; o la Acrópolis de Atenas (Grecia) fueron algunos de los numerosos edificios emblemáticos que apagaron sus luces en todo el planeta. En este vídeo se ofrece un resumen de la edición de 2016:

La Hora del Planeta se inició en Sídney en 2007, cuando dos millones de personas apagaron sus luces durante una hora para reclamar acciones contra el cambio climático. Un año después, 370 ciudades de más de 35 países convirtieron esta iniciativa en un movimiento global por la sostenibilidad, al conseguir que entre 50 y 100 millones de personas apagaran las luces en La Hora del Planeta 2008. La iniciativa ha ganado año tras año adhesiones de instituciones, empresas y ciudadanos de todo el mundo, hasta convertirse en una de las campañas ecologistas más importantes del año.

Su fundador, Andy Ridley, destaca entre las claves de su éxito que ha logrado transmitir la esperanza de que entre todos se puede lograr un cambio, y que se trata de una campaña abierta que se comparte con todo el mundo. Por ello, los verdaderos protagonistas son los ciudadanos.

WWF ha organizado diversas actividades y celebraciones en las poblaciones adheridas a la campaña. Los niños, como presente y futuro de este planeta, serán una parte importante de los actos, como lo recuerda la "embajadora infantil" Peppa Pig en el siguiente vídeo, donde propone actividades ecológicas para hacer por el clima y el medio ambiente en general:

Consejos para hacer La Hora del Planeta todo el año

El incremento de emisiones de dióxido de carbono (CO2), debido al consumo masivo de combustibles fósiles, es uno de los principales factores que provoca el cambio climático. Por tanto, cuanta menos energía se utilice, menos CO2 y menos contaminación se produce, y el bolsillo también lo agradece. Por ello, La Hora del Planeta debería extenderse al resto del año. Los consumidores pueden asumir algunos consejos:

  • Consumir la luz de forma sostenible: apagar las luces si no se usan, aprovechar al máximo la luz natural, pintar de colores claros paredes y techos, utilizar bombillas de bajo consumo y mantenerlas limpias, al igual que las tulipas, colocar economizadores de energía, etc.
  • Instalar aparatos de bajo consumo: además de las citadas bombillas, los sistemas de climatización o los electrodomésticos más eficientes (de la clase A+++) ahorran electricidad y dinero.
  • Contratar una Empresa de Servicios Energéticos (ESE): la eficiencia energética permite consumir menos energía para producir lo mismo. Una ESE puede lograr ahorros de entre un 20% y un 50% de energía.

El apagón en la Red

En Internet, La Hora del Planeta se podrá seguir, sobre todo, en las redes sociales Facebook y Twitter, además de en la página web oficial del movimiento. En todas ellas será posible estar al tanto de las últimas novedades y noticias sobre este movimiento, así como en el canal de YouTube de WWF y en su perfil de Instagram.

En Facebook, la página de La Hora del Planeta es la de la asociación ecologista WWF, responsable en gran medida de la organización de esta iniciativa. En Twitter, por su parte, se puede seguir el perfil oficial de WWF y también ver más tuits relacionados usando el hashtag #HoradelPlaneta.

En la página web del movimiento, además, se muestra una agenda de todas las actividades planificadas para ese día, puesto que hay mucho aparte de apagar las luces durante una hora. Por supuesto, ya se recoge el evento gratuito al aire libre programado para el sábado 25 de marzo a partir de las 17:00 horas en la Plaza de Oriente, en Madrid, lleno de actividades y actuaciones.

¿Qué más se puede descubrir de La Hora del Planeta en la Red? Entre otras cosas, es posible inscribirse como participante en el formulario de su página principal o conocer qué ciudades, empresas y entidades hay apuntadas ya a la campaña. Por otro lado, también se puede participar de forma activa en la difusión del evento en Internet, colocando en nuestro blog o web alguno de los banners oficiales o incluso cambiando temporalmente la imagen de cabecera de nuestro perfil de Facebook o Twitter.

Tecnología más amable con el planeta, todo el año

Cada vez son más las empresas tecnológicas que se preocupan por su impacto sobre el medio ambiente, y esto se traduce en dispositivos más eficientes energéticamente y también más fáciles de reciclar cuando su vida útil acaba.

En Apple, por ejemplo, han creado un robot para desmontar iPhones, separándolos en sus diversos componentes. De esta manera el reciclaje del smartphone es más sencillo y se realiza de forma más eficiente. Liam, que así se llama el robot, es capaz de reciclar 1,2 millones de iPhones al año.

Otro ejemplo de empresa preocupada con el medio ambiente es Samsung. El año pasado diseñó un nuevo modelo de su televisor curvo de 55 pulgadas para que fuera más fácil de desmontar. De 38 tornillos se pasó a solo 8, lo que permite desmantelar el aparato en menos de 10 minutos, optimizando así su proceso de reciclaje.

Reciclar sus propios productos es uno de los grandes retos de las compañías tecnológicas que quieren cuidar mejor el planeta. A medida que ofrecen nuevos gadgets a los consumidores, deben pensar qué hacer con las ingentes cantidades de dispositivos desechados. Es más, en algunos estados de EE.UU. ya existen leyes que obligan a los fabricantes de electrónica a recoger sus dispositivos viejos para gestionar su correcta eliminación. Dependiendo del estado del producto, se puede arreglar para venderlo más barato o desmantelarlo para su reciclaje.

Pero más allá de las obligaciones legales, hay otros motivos que impulsan a las empresas tecnológicas de hoy en día a preocuparse por el reciclaje de sus productos. El primero, porque sus propios clientes, los usuarios de tecnología, cada vez valoran más el hecho de que sus marcas de gadgets favoritas se preocupen por la correcta gestión de los residuos electrónicos. Y el segundo, y no menos importante, porque a menudo el empleo de sus propios materiales reciclados es más barato que comprar materiales de terceros.

El resultado de este creciente interés por el reciclaje en tecnología es que, aunque en general nos deshacemos de más aparatos de electrónica que hace 15 años, un porcentaje más alto de ellos acaba reciclándose. Solo en EE.UU., en 2013, se recicló el 40% de los dispositivos de electrónica desechados, en comparación con el 19% de 2009.

Para los que quieran ayudar al planeta desde hoy mismo sin renunciar a utilizar la tecnología, EROSKI CONSUMER ha publicado a lo largo de los últimos años diferentes artículos con consejos para disminuir el consumo de energía en portátiles, trucos para alargar la batería de un móvil, ideas para prolongar la vida útil del teléfono o buscar nuevos usos para aprovechar un smartphone viejo.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto