Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Medio ambiente


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente > Medio ambiente urbano

Tipos de contenidos: Medio ambiente

Lagundu elikadurari buruzko itzulpen automatikoa zuzentzen
^

¿Se puede recuperar un río contaminado?

Siete ciudades demuestran que es posible limpiar un río degradado con planes ambiciosos de regeneración

Imagen: elenathewise

Ahora bañarse en la ría de Bilbao es posible, pero hace 30 años era un suicidio. La industrialización y el crecimiento urbano han degradado los ríos en todo el planeta. Sin embargo, cuando se aplican medidas de regeneración y tratamiento de aguas, los peces vuelven y los ciudadanos disfrutan de nuevo de su río y ganan calidad de vida. Así se demuestra en siete grandes ciudades en todo el mundo: desde Basilea y Bilbao hasta los proyectos ambientales de Londres y París.

1. Basilea (Suiza): río Rin

El Rin, con 1.233 kilómetros de longitud, nace en los Alpes suizos y recorre Alemania, Austria, Francia, Liechtenstein y Países Bajos. Es uno de los ríos más densamente poblados e industrializados del mundo, hasta el punto de que en los años 70 del siglo pasado se le conocía como "la cloaca a cielo abierto de Europa".

El punto de inflexión que cambió esta situación se produjo en noviembre de 1986. Cerca de la ciudad suiza de Basilea tuvo lugar el mayor desastre ambiental de Europa en aquella década. Una de las principales empresas químicas suizas, Sandoz, vertió al río unas 30 toneladas de productos muy tóxicos.

Las ciudades afectadas crearon un año después el Programa de Acción del Rin, también conocido como "Salmon 2000", ya que proponía recuperar la especie en esa fecha. El salmón volvió tres años antes, y los diversos niveles contaminantes se redujeron entre un 50% y un 100%. El Programa Rin 2020 se ha planteado para que en dicha fecha sea apto para el baño.

Imagen: David Hernando

2. Bilbao (España): Ría del Nervión

Más de 20 especies acuáticas viven en la ría de Bilbao y unas 60 en su desembocadura

La capital vizcaína ha cambiado espectacularmente su imagen no solo por el Museo Guggenheim Bilbao. Hace unos 30 años, era una ciudad gris y sucia producto de su importante tejido industrial y minero. A su ría, el Nervión, se arrojaban toda clase de vertidos que tornaban sus aguas oscuras y con malos olores.

Tras la reconversión industrial, el proceso de regeneración de la villa y su ría llevó varios años y, en la actualidad, más de 20 especies acuáticas viven en sus aguas y unas 60 en su desembocadura. Los bilbaínos pueden ahora pescar, atravesarlo en piragua e incluso realizar campeonatos de triatlón o saltos.

3. Chicago (Estados Unidos): río Chicago

Chicago es una de las ciudades más industrializadas de EE.UU., y las aguas del río del mismo nombre que atraviesa su centro estaban muy contaminadas. Su brazo sur, que recibía los principales residuos industriales y de alcantarillado, se conocía como el "río burbujeante".

Su regeneración ha conseguido que, hoy en día, sus aguas estén habitadas por varias especies de peces y su orilla, en especial la zona llamada Chicago Riverwalk, tenga una gran animación con restaurantes, bares y actividades acuáticas.

Imagen: webjay

4. Copenhague (Dinamarca): canales

La capital danesa es conocida como una de las ciudades más ecológicas del mundo por su uso masivo de la bicicleta. Sin embargo, la industrialización y el empleo de sus ríos para verter residuos urbanos no le fueron ajenos hace unas décadas.

A partir de los años 90 del siglo pasado, el saneamiento de las aguas de sus canales, la eliminación de las áreas industriales o los planes de tratamiento de basuras dieron lugar a un panorama bien distinto. Así, en el puerto se han creado los Copenhague Harbour Baths, cinco zonas de baño en pleno casco urbano.

5. Londres (Reino Unido): río Támesis

Que Reino Unido fuera la cuna de la revolución industrial no ayudó al Támesis, el río de 346 kilómetros de largo que atraviesa la capital británica.

A partir de los años 60 del siglo pasado, la revitalización del río y los sistemas de tratamiento de aguas residuales han logrado su mejora. En 2013 se lanzó el proyecto Thames Baths, que pretende reintroducir el baño en sus aguas.

6. París (Francia): río Sena

El salmón había desaparecido del Sena hacia 1900, al igual que el resto de especies dos décadas después. En la actualidad, el río de la capital gala, de 776 kilómetros de longitud, tiene de nuevo salmones y otras 30 especies de peces.

Los responsables institucionales pusieron en marcha en los años 60 del siglo pasado diversos planes de descontaminación y de tratamiento de aguas residuales, multas para quienes vierten en el río o incentivos para quienes no lo hacen, que han dado resultados varias décadas después.

7. Seúl (Corea del Sur): río Han y arroyo Cheonggyecheon

La capital de Corea del Sur es una de las áreas metropolitanas más pobladas del mundo gracias a su potente crecimiento económico. El río Han, uno de los más grandes del país (tiene 514 kilómetros de longitud), fluye a través de Seúl. A partir de la Segunda Guerra Mundial su degradación empezó a ser notoria. En 1998 un plan de calidad del agua lo ha regenerado e incluso tiene algunas especies de peces.

También destaca el caso del arroyo Cheonggyecheon, de 8,4 kilómetros, que también cruza Seúl: en 2003 su restauración logró en dos años una zona de recreación pública con espacios verdes, locales comerciales y agua limpia con varias especies.

Sigue el canal de Medio Ambiente en Twitter @E_CONSUMERma y a su autor @ecienciacom


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto