Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Atención sanitaria

Tipos de contenidos: Salud

Ningún niño sin comida
^

Información sobre salud en Internet

La Red no resulta sólo útil para los pacientes y el público en general, sino también para los profesionales sanitarios

Imagen: Zach Klein

Muchas de las búsquedas que se efectúan en Internet son sobre temas relacionados con la salud. Los datos señalan que, hasta marzo de 2007, en Europa se registraron más de 60 millones de usuarios de información sanitaria en la Red. Sin embargo, en demasiadas ocasiones, la información que se obtiene o no guarda mucha relación con lo que le ocurre al usuario o no se sabe interpretar. En algunas webs, al hacer la búsqueda, un síntoma común a veces se relaciona con patologías graves y poco frecuentes. Esta situación provoca un temor sobredimensionado a sufrir una enfermedad grave, una especie de "hipocondría cibernética".

Salud en la Red

Los buscadores de Internet cobran especial importancia a la hora de obtener información: las estadísticas indican que el 92% de los usuarios lo hace a través de ellos, utilizando esa información tanto para ellos mismos, en un 87% de los casos, como para sus familiares y amigos, en un 89%. En un reciente seminario para periodistas sobre "Internet como fuente de información sanitaria", se ha reafirmado la importancia de Internet en los temas relacionados con la salud.

En el evento, se presentaron los datos de una encuesta, realizada por Google, en la que se muestra que en España el 71% de los usuarios recurre a Internet para informarse sobre temas de salud. Las enfermedades comunes, la planificación familiar, los problemas de salud mental y cuestiones relacionadas con la estética son las principales búsquedas de los usuarios.

Es indiscutible el importante papel que juega Internet como fuente de información para pacientes, profesionales sanitarios, periodistas y para el público en general. El fácil acceso a la información ha cambiado el perfil del paciente, mucho más informado, que acude ahora a la consulta sabiendo más acerca de su enfermedad. Esto ha provocado, en cierta manera, un cambio en la relación entre el médico y el paciente, ya que éste posee la capacidad de participar con más criterio en las decisiones terapéuticas.

Pero Internet no resulta sólo útil para los pacientes y el público en general, sino también para los profesionales de la salud, para quienes se ha convertido en una herramienta de rápido acceso a la información. Así, el 82% investigan patologías concretas a través de la Red y el 78% busca información sobre medicamentos.

La "cibercondría"

Internet puede incrementar la ansiedad de personas con escasos o nulos conocimientos médicos si se usa para realizar un autodiagnóstico

Numerosos usuarios consultan páginas web en busca de respuestas para sus síntomas, pero a menudo la información que obtienen no tiene relación con lo que, en realidad, les ocurre o, simplemente, no saben interpretar lo que hallan. Es muy fácil encontrar trastornos graves y poco frecuentes sobre un síntoma común y, en apariencia, poco serio, por lo que con facilidad aparece el temor a sufrir enfermedades graves.

A este temor excesivo o poco justificado a padecer una enfermedad tras informarse en Internet se le ha bautizado como "cibercondría", ya que podría considerarse una especie de hipocondría cibernética. Un ejemplo de ello podría ser el número en aumento de pacientes que, tras realizar una consulta por tener dolor de cabeza, acuden al médico convencidos de padecer un tumor cerebral.

En un estudio realizado por Microsoft, se encuestó a 515 usuarios sobre el uso de la Red como fuente médica. Entre las conclusiones del trabajo destaca que la información encontrada en Internet tiene el potencial de incrementar la ansiedad de personas con escasos o nulos conocimientos médicos, sobre todo cuando las búsquedas se usan para realizar un autodiagnóstico. Las principales causas de la ansiedad ante la búsqueda son la información hallada al abrir determinadas páginas y el número de páginas que aparece tras la consulta, además del orden en el que se muestran.

Por otro lado, dentro de cada sitio web, los factores que contribuyen a la ansiedad son la mención de síntomas graves, la terminología usada, la poca referencia a síntomas benignos, el grado de fiabilidad de la fuente así como el uso de un vocabulario médico demasiado complejo. Un claro ejemplo de esta discordancia en cuanto a la información se observa en las búsquedas "dolor en el pecho" o "contracción muscular", ya que en la Red aparecen con la misma frecuencia y relevancia páginas en las que se habla de patologías leves como sitios en los que se describen trastornos mucho más graves y poco frecuentes.

En este sentido es importante recordar que la información en la Red constituye una buena orientación pero nunca debe sustituir al profesional de la medicina, que es quien valorará esta información en su contexto adecuado. Una posible solución podría ser facilitar al enfermo la dirección de páginas recomendadas por el propio médico, para que el paciente pudiera realizar sus consultas de forma controlada.

Paginación dentro de este contenido




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto