Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Problemas de salud

Tipos de contenidos: Salud

Salud
^

Agujetas

El temido dolor muscular que aparece tras haber realizado ejercicio de manera intensa, aunque molesto, puede ser beneficioso para nuestro organismo

Pasar una tarde en bicicleta, jugar un partido de fútbol con los amigos o trotar durante media hora es una divertida manera de pasar el rato que, sin embargo, puede convertirse en un martirio al día siguiente, cuando al despertar se siente un terrible dolor: agujetas. ¿Quién no ha sufrido alguna vez esa molestia muscular tras realizar un esfuerzo intenso? Aunque fastidiosas y dolorosas, sufren una injusta mala fama: son un estímulo para nuestro organismo, ya que provocan la creación de nuevas fibras en el músculo que se ejercita.

Sin causa conocida

Este estímulo que provocan las agujetas se produce a raíz de la rotura de las fibras del músculo. Las pequeñas roturas en las estructuras musculares están provocadas por contracciones excéntricas, en las que el músculo se alarga mientras se contrae. Este tipo de contracciones genera tensiones muy elevadas en el músculo, cuya repetición en una persona no muy entrenada genera el dolor muscular postesfuerzo de aparición tardía (DOMS), la denominación científica de las coloquialmente conocidas como agujetas, explica Aramendi. "Las contracciones excéntricas utilizan mucho menos oxígeno y se reclutan menos unidades motoras, por lo que el número de fibras que soportan la carga es menor y, por lo tanto, será mayor la tendencia a lesionarse su unión con el tejido conectivo", afirma. Esta rotura de fibras, lejos de ser peligrosa para la salud, es una ayuda que sirve para regenerar el músculo, indica a su vez Francisco Villasol, entrenador del Spa Ura Gimnasio de Bilbao.

Sin embargo, ésta es sólo una teoría más, aunque considerada como la más verosímil. Porque, en realidad, la causa de esta molestia no está clara y existen otras explicaciones que intentan aclarar su origen. Una de las "más populares y seguida incluso por muchos médicos", comenta Aramendi, es la que hace referencia a la acumulación de lactato en los músculos. Esta idea, que no ha podido ser demostrada por la ciencia, explica el dolor muscular como consecuencia de la cristalización del ácido láctico, un producto de desecho provocado por la combustión del glucógeno (azúcar sanguínea), que provocaría el dolor al articular y presionar la zona afectada. Es la más conocida y, hasta hace muy pocos años, considerada única. Además, Francisco Villasol comenta la existencia de una tercera teoría en la que se combinan las dos propuestas anteriores.

Respondan a una u otra causa, la aparición de agujetas depende, en gran medida, del tipo de práctica deportiva que se haya realizado. Aunque todo esfuerzo muscular provoca dolor y rotura de fibras, los ejercicios que lo hacen en mayor medida son aquellos en que se realizan las citadas contracciones excéntricas, como la tensión que sufre el músculo cuando se corre cuesta abajo o se bajan escaleras. Otros ejercicios que provocan este dolor son las 'sentadillas', en la bajada; los saltos, o las fases negativas de los ejercicios de pesas. Pero, y para que nadie se llame a engaño, aunque los excéntricos son los ejercicios que más dolor muscular provocan, las agujetas siempre hacen acto de presencia, se practique un deporte u otro. La zona afectada será, en cada caso, la que más haya trabajado para realizar un movimiento concreto. Por esta razón las punzadas pueden sentirse en, prácticamente, todo el cuerpo: piernas brazos, pectorales, abdominales…

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 3]
  • Ir a la página siguiente: Un mal impredecible »



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto