Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Solidaridad


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad > Proyectos y campañas

Tipos de contenidos: Solidaridad

^

Microvoluntarios, ayuda por minutos

Las personas interesadas en colaborar con una ONG pueden hacerlo con pequeñas tareas que duran entre 15 y 120 minutos

Las formas de colaborar con una organización no gubernamental (ONG) son variadas. Es posible tomar parte en proyectos de larga duración, ser voluntario por horas o prestar ayuda en apenas unos minutos. Esta última idea es similar al voluntariado on line, ya que las microtareas se realizan a través de Internet, pero pretende ser un modo de voluntariado diferente. Las posibilidades van desde dar a conocer una campaña en las redes sociales hasta traducir un texto a diversos idiomas o labores que requieren más tiempo, siempre con un límite de 120 minutos.

En 2007, la Fundación Bip Bip creó la plataforma Microvoluntarios.org, un punto de encuentro entre ONG y voluntarios, donde las primeras publican sus necesidades y los segundos se prestan a cubrirlas. Las tareas tienen una particularidad: se realizan desde un ordenador con conexión a Internet y en un tiempo estimado que oscila de 15 a 120 minutos. Cuando una persona se da de alta, anota sus preferencias y selecciona la actividad en función del tiempo que tiene disponible.

El proyecto surgió a raíz de las dificultades de las organizaciones para contar con un número suficiente de voluntarios. "En un momento determinado acuden a una organización, se les forma, pero luego hay muchas deserciones debido al ritmo de vida que llevamos. Vamos muy deprisa, queremos hacer muchas cosas y dejamos apartado el terreno solidario", señala la directora general de la Fundación Bip Bip, May Escobar. Internet ayuda a conciliar las ganas de quienes quieren ayudar y la necesidad de las organizaciones de tener ayuda, a menudo, de manera puntual y urgente. "Desde la propia casa o empresa se pueden realizar microtareas para diferentes organizaciones", agrega May Escobar.

Se persigue una nueva forma de hacer voluntariado, de manera instantánea y en cualquier momento

La idea es conseguir una nueva forma de hacer voluntariado, de manera instantánea, para que una persona, en cualquier momento, colabore con una ONG. Puede tener un cuarto de hora libre o dos horas, el tiempo máximo estimado para concluir una labor. Ésta puede ser la difusión de una campaña a través de Facebook o de Twitter, una acción sencilla que se realiza en muy pocos minutos, o una traducción. Se pueden realizar dos tipos de tareas: individuales y colectivas. Las primeras las realiza una única persona, como la traducción de un texto, y a las segundas se pueden apuntar numerosas personas, como la difusión de un evento. Pero en ambos casos es algo puntual y con un tiempo acotado, de manera que se diferencia del voluntariado virtual, "cuyas acciones son más amplias y, de alguna forma, se necesita que la ONG autorice a ese voluntario", destaca Escobar.

ONG registradas

Aunque la mayoría de las entidades que se registran son pequeñas, también las organizaciones más grandes, como Intermón Oxfam o Economistas sin Fronteras, utilizan este recurso para ciertas necesidades puntuales. La plataforma está pensada para cualquier ONG. Desde la puesta en marcha del servicio, se han inscrito casi 5.000 voluntarios y más de 470 organizaciones.

Por otro lado, las empresas interesadas pueden tener su propio gestor y personalizar el portal para que sus trabajadores colaboren y las compañías conozcan en tiempo real cuántas horas dedican a estas tareas, a qué ONG ayudan y la calidad del trabajo. Para ello, las propias entidades otorgan puntos "karma". Cuándo se concluye una tarea, la ONG valora el resultado y califica el trabajo realizado. Si por alguna razón no queda satisfecha, pasa la tarea al siguiente microvoluntario. "Hay lista de espera", indica la directora de la Fundación Bip Bip.

'Los Extraordinarios' de Estados Unidos

Imagen: sanja gjenero

El objetivo de esta iniciativa es cambiar el concepto de voluntariado, diseñar una nueva forma de ayudar a través de Internet. "Es posible que gente con pocos minutos libres ayude de manera muy útil", insiste May Escobar. En España, hasta el momento, sólo funciona esta plataforma, aunque en otros países hay programas similares. Las herramientas actuales se aprovechan al máximo, en especial, Internet y la telefonía móvil.

En Estados Unidos, "Los Extraordinarios" da la oportunidad de realizar microtareas a través del teléfono móvil. Está pensado para personas con poco tiempo libre, ya sean trabajadores o estudiantes, pero con las habilidades oportunas que requiere una ONG en un momento determinado. Se recurre al móvil para que la ayuda pueda prestarse "en cualquier momento y en cualquier lugar".

Miles de voluntarios han ayudado a la NASA a clasificar 88.000 imágenes en menos de un mes

Los impulsores animan a participar al "más del 80% de las personas adultas de Estados Unidos que llevan un teléfono móvil en su bolsillo". Se promociona la posibilidad de ser voluntario para diversas organizaciones en una sola semana "a pesar de las agendas ocupadas". Las tareas son similares a las demandas en España: traducir textos a un idioma extranjero, facilitar a las autoridades municipales las coordenadas en un GPS de posibles baches o averías en las infraestructuras o identificar especies de pájaros para entidades de ornitología. Incluso se puede colaborar con la NASA. A través de su programa de identificación de cráteres "Clickworkers", miles de voluntarios han ayudado a clasificar 88.000 imágenes en menos de un mes. "La misma tarea hubiera llevado dos años a un científico profesional", aseguran los impulsores del proyecto.

Esta tendencia ha impulsado la creación de un neologismo, "Crowdsourcing", para referirse a un grupo de personas que ayudan de manera voluntaria y colectiva a realizar una tarea. En Reino Unido, este término se traduce en "Help from home" (ayuda desde casa), una iniciativa para "ayudar a cambiar el mundo en pijama" o "desde el sillón". Las tareas se clasifican en función del tiempo que requieren, desde menos de un minuto a menos de treinta, para colaborar también "desde la escuela, desde el trabajo o en vacaciones".




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto