Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Tecnología


Estás en la siguiente localización: Portada > Tecnología > Imagen y sonido

Tipos de contenidos: Tecnología

Navidad 2017
^

HDTV, televisión de alta definición

La Televisión de Alta Definición promete una mayor calidad de imagen, pero faltan televisores preparados en los hogares y que las cadenas se adapten

Aunque parezca que la televisión en alta definición es novedosa, lo cierto es que lleva mucho tiempo funcionando por todo el mundo. Parte de la culpa del retraso en la implantación de la HDTV recae en los usuarios, reacios a asimilar la creciente y variada oferta de nuevas tecnologías, muchas de las cuales sólo estarán con nosotros de manera efímera.

¿Qué es la HDTV?

La llamada HDTV (High Definition Televisión o Televisión de Alta Definición) es una nueva forma de ver contenidos televisivos. Para poder disfrutar de esta tecnología se necesitan dos elementos fundamentales: un monitor que esté capacitado para mostrar imágenes de una resolución superior a la tradicional de 625 líneas y, por supuesto, es necesario que se tenga sintonizada dicha señal.

Esta tecnología lleva ya un tiempo disponible en el mercado. Tanto los monitores de cualquier ordenador personal, como los de plasma, TFT, etc., trabajan a resoluciones mayores. Sin embargo, las cadenas de televisión, de momento, no emiten masivamente en estos formatos. El problema con el que se encuentran es que necesitan realizar una inversión muy elevada para cambiar totalmente su forma de emisión y pasar de las fórmulas analógicas (PAL, NTSC y SECAM) a unas digitales. Esto hace que en países como España, en los que aún no existe un número alto de usuarios de este tipo de monitores, la inversión de momento no resulte rentable.

La HDTV por dentro

Actualmente existen diferentes fórmulas de televisión de alta definición. Prácticamente todas ellas trabajan con formato de pantalla 16:9, que es la relación de aspecto por excelencia de los televisores de plasma, y que respeta el estándar cinematográfico mejor que las televisiones convencionales (cuyo formato es 4:3). De momento los dos modelos más extendidos son los de 720 y 1.080 líneas verticales. Por supuesto, en ambos casos, la nitidez de la imagen (comparada con el estándar PAL de 625 líneas) mejora sustancialmente.

Para conseguir una mayor fluidez de la imagen, en los casos de emisiones de mayor resolución, se realiza un refresco de pantalla entrelazado. De esta forma, se cambian las líneas pares y las impares, de forma alternativa, 60 veces por segundo. Ésta es la misma fórmula que utilizan los sistemas NTSC de 60 Hz, que actualmente se pueden ver en países como Estados Unidos. Este modelo de trabajo, de una resolución de 1.080 líneas a 60 Hz, es el llamado 1080i o 1080i60.

Existen otros sistemas alternativos para televisores de menos calidad que, por ejemplo, trabajan a 50 Hz, como actualmente sucede en países como España. En este caso el sistema se conoce como 1080i50.

En los estándares de televisión de menor resolución, como los de 720 líneas verticales, el refresco de la pantalla se hace de forma total. Todas las líneas del cuadro cambian a la vez, una media de 60 veces por segundo. Esta técnica es la que se llama rastreo progresivo (en lugar de rastreo entrelazado, del caso anterior). En este caso la resolución está marcada por las 720 líneas verticales, y se denomina 720p. Dependiendo de la frecuencia de refresco que se utilice, que varía según la zona de emisión, este nombre irá acompañado de un 60 o un 50. El estándar más utilizado, de nuevo, es el americano de 720p60, con el que ya trabajan varias cadenas de televisión.

Televisión comprimida

La información de vídeo digital de alta calidad no puede viajar por el mundo, ni ser recibida por un televisor, sin haber sido previamente comprimida. De esta forma, hablando en sentido figurado, la señal que se envía desde el emisor pesa mucho menos y se pueden enviar más canales donde, de otra forma, sólo habría espacio para uno. El receptor se encarga de interpretar la señal, evitando los problemas que puedan surgir por el camino.

Existen tres tipos de compresión principales que se utilizan para enviar una retransmisión de Alta Definición: MPEG-2, H.264 y WMVHD. De estos tres, aunque sea el más popular, el MPEG-2 se está quedando fuera del mercado. Este formato, que sirvió para lanzar el actual estándar de vídeo doméstico, el DVD, se está quedando algo anticuado debido a que el resto de códecs (algoritmos de compresión) son mucho más eficientes.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 3]
  • Ir a la página siguiente: Historia de la HDTV »

Etiquetas:

hdtv, televisión




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto