Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Tecnología


Estás en la siguiente localización: Portada > Tecnología > Internet y telecomunicaciones

Tipos de contenidos: Tecnología

Ningún niño sin comida
^

'Hoax', bulos en Internet

Lo último que se debe hacer con un aviso de virus es reenviarlo sin investigar

Las bromas electrónicas no siempre hacen gracia y se deben tomar muy en serio. La creciente amenaza de los virus ha contribuido a la expansión de su variante fraudulenta: falsos avisos que sólo generan pérdida de tiempo, congestión de las comunicaciones y, en ocasiones, perjuicios al ordenador. Tanto las alertas de terribles virus como las cadenas de solidaridad o fortuna conviene "cogerlas con pinzas", pues son una patraña en la inmensa mayoría de las ocasiones. Lo último que se debe hacer con un aviso de virus que se recibe por correo electrónico es reenviarlo sin investigar.

¿Qué es un 'hoax'?

Las bondades del correo electrónico como herramienta de comunicación tienen su contrapeso en el spam, los virus y los hoax. Este término inglés -broma, engaño, bulo, patraña...- define las falsas alarmas de virus que llegan por correo electrónico y, por extensión, a todos los mensajes de contenido espurio o engañoso, como las cadenas de mensajes o las leyendas urbanas.

El rastro de los bulos electrónicos se remonta hasta 1988, cuando apareció el Really Nasty Virus. Sin embargo, fue Good Times, en 1994, el que marcó la verdadera dimensión de los hoax y sus potenciales peligros.

Desde Good Times, los camelos han ido ganando en cantidad, variedad y peligrosidad. Si en un principio sólo había que temer su capacidad para sembrar alarmas injustificadas, con el añadido de la pérdida de tiempo y la saturación de redes, entre los Top-10 de las 'e-bromas' se encuentran ahora algunas realmente perjudiciales para la salud de la computadora.

Si el correo no solicitado es una plaga que inunda los buzones, la variante hoax añade su ilimitada potencia de expansión: a nadie se le ocurre reenviar un spam, pero los embustes nacen precisamente para multiplicarse. Si el virus utiliza el código para causar estragos, el hoax precisa de la credulidad de las personas para obtener éxito.

Por qué la gente crea y extiende un hoax es difícil determinar, aunque se pueden intuir varias causas:

  • Averiguar hasta dónde puede llegar y a cuánta gente se puede 'engañar' para jactarse en el entorno cercano.
  • Difundir información falsa para perjudicar a una persona o entidad, o dañar su reputación.
  • Recaudar dinero utilizando un sistema piramidal.
  • Recolectar direcciones de correo electrónico con las que luego 'espamear' (enviar publicidad no deseada).
  • Conseguir mediante el engaño el efecto de un virus, apremiando al usuario a eliminar archivos del sistema de su PC.

Podría decirse que los efectos de los falsos virus son menores que los de los auténticos. Pero lo único cierto es que son más complicados de cuantificar. La generación de alarma social, la pérdida de tiempo en casa o en el trabajo, la congestión de las comunicaciones y la difusión de información falsa que contribuye a la desconfianza del medio, son difícilmente convertibles en dinero.

La mayoría de la gente que recibe un hoax lo reenvía a todos sus contactos, y aunque éstos fuesen sólo 10 por cada persona, en la sexta generación de emisores ya se estarían enviando un millón de mensajes. De esta gran capacidad de expansión se pueden aventurar consecuencias económicas importantes.

Por tanto, las bromas hay que tomárselas muy en serio. La cautela es el único aliado para no contribuir a la diseminación de los hoax. Se requiere cierto trabajo para su erradicación, que siempre redundará en beneficio propio y de la comunidad de internautas. La regla básica es comprobar la veracidad de todas las alertas de virus o mensajes de solidaridad y sospechar de cualquier correo que incite a reenviarlo al mayor número de personas posibles.

Paginación dentro de este contenido




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto