Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Tecnología


Estás en la siguiente localización: Portada > Tecnología > Internet y telecomunicaciones

Tipos de contenidos: Tecnología

^

Internet Explorer 7: el navegador de Microsoft se lava la cara

La empresa de Bill Gates lanza a la Red una nueva versión de su navegador que incorpora muchas de las características de sus competidores

  • Autor: Por MARTA PEIRANO
  • Última actualización: 20 de octubre de 2006

Internet Explorer (el Internet Explorer 7 o IE7) ya se puede descargar desde la página de Microsoft y trae muchos cambios bajo el brazo. Los más llamativos:

  • Navegación por pestañas desde la misma ventana al estilo de Opera y Mozilla Firefox.

  • Lector de feeds RSS integrado, en la línea de los navegadores sociales como Flock.

  • Buscador integrado y configurable en la barra de menú; también una innovación que aportaron las extensiones en Ajax para Firefox.

  • Detector de páginas sospechosas que tiene como objetivo combatir el 'phishing'.

  • Un nuevo diseño más moderno, con una interfaz más fácil de entender.

El cambio más evidente es la interfaz de usuario. IE7 trae nuevos iconos, nuevas opciones y, sobre todo, una mejor visualización de las páginas. El nuevo sistema de pestañas (tradicional en otros navegadores como Opera o Firefox) permite al usuario abrir nuevas páginas sin tener que abrir ventanas, cosa que consume menos recursos del procesador y, por lo tanto, facilita una navegación más rápida y cómoda.

Este sistema permite, además, establecer grupos de páginas como 'bookmarks' (marcadores o favoritos), un servicio muy interesante si se desea abrir, por ejemplo, todos los periódicos a la vez desde el gestor de favoritos.

Por otro lado, la aplicación 'QuickTabs' permite tener en un vistazo de todas las pantallas activas en el navegador en ese momento, pudiendo ir directamente a la deseada o cerrar otras desde esa interfaz. Una extensión parecida ya fue diseñada por un usuario para Mozilla, pero la misma no va integrada en el paquete de instalación del navegador, sino que se debe ejecutar como 'plug in' desde una página no oficial.

Función 'antiphishing'

El navegador permite activar una función 'antiphishing' que contrasta las páginas que el usuario abre con una lista de direcciones sospechosas; una novedad verdaderamente interesante, teniendo en cuenta que el 'phishing' se ha convertido en uno de los principales fraudes de la Red. Aquellos que utilicen banca online o hagan transacciones monetarias desde su navegador, harán bien en mantener esta opción activada.

Además, IE7 ha añadido un manager de 'Addons' ('plug in' o extensiones). Esto también es importante puesto que Internet Explorer, a diferencia de otros navegadores como Firefox, tiene la costumbre de instalar programas en el sistema sin pedir permiso al usuario, ocasionando graves daños cuando se trata de virus. Con 'Manage Add-ons' se puede comprobar de un vistazo qué programas han sido añadidos al navegador, cuáles son efectivamente utilizados por el mismo y cuánto espacio ocupan en el disco duro, además de poder eliminarlos de manera total o selectiva.

'RSS-Discovery', el agregador de RSS, es un sistema que permite al usuario suscribirse a páginas web y recibir un aviso cada vez que se actualizan. Es una herramienta muy popular entre los lectores de blogs, aunque la mayoría de los periódicos ya permiten sindicar portadas, secciones y columnas. Recogida con entusiasmo por los usuarios, esta opción parece no funcionar bien; es uno de los múltiples problemas que se irán puliendo para la versión oficial.

Mejor probar sin arriesgar

Como todas las 'betas' (y todos los hermanos anteriores de IE7), el nuevo navegador es problemático. Los usuarios se quejan de negaciones de servicio (páginas que no cargan) y 'apagones' (el programa se cierra sin más). Además, hay que tener cuidado con la seguridad; al ser la puerta de acceso a la Red, estos problemas pueden llegar a comprometer el sistema. Para evitar problemas, en lugar de instalar la versión 'beta' sobre la antigua en el ordenador, desde Internet se proponen dos opciones:

  • Mantener las dos versiones de Internet Explorer 'desempaquetadas': Estas versiones contienen los mismos archivos que los instaladores, pero ya vienen desempaquetados, listos para ejecutar sin necesidad de instalarlos. El proceso consiste en crear una carpeta en el escritorio ('Explorer Beta', por ejemplo) y guardar el .zip. Se descomprime el archivo dentro de esa carpeta con WinZip/WinRar y se ejecuta pinchando en 'iexplore.exe'. Se generará un acceso directo que podemos copiar al Escritorio, Menú Inicio, etc... Esta opción sólo funciona en Windows XP.

  • Probar sin instalar: Se descarga en una carpeta aparte como en la opción anterior, pero al descomprimir hay que buscar el fichero 'shlwapi.dll' y eliminarlo. Después hay que crear un fichero que llevará por nombre 'IEXPLORE.exe.local'. Es importante que tenga por extensión '.local' y no '.txt' o no funcionará. El resto es igual: ejecutar IE7 con 'iexplore.exe' y, con el botón derecho del ratón, seleccionar 'enviar a? Escritorio' ('crear acceso directo').

Para desinstalar el programa (porque da demasiados problemas o porque, sencillamente, el usuario prefiere otras opciones) es conveniente utilizar un programa que limpie todos los residuos y evitar contradicciones en el sistema. CCleaner está en español y es gratuito.


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en