Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Tecnología


Estás en la siguiente localización: Portada > Tecnología > Internet y telecomunicaciones

Tipos de contenidos: Tecnología

^

Traductores en el navegador

La utilidad de los traductores y los diccionarios web aumenta cuando se integran en las herramientas de navegación por Internet

Imagen: CONSUMER EROSKI

Sólo nueve de cada 100 usuarios de Internet en el mundo hablan español actualmente, según revelan los datos recopilados por el organismo Internet World Stats. Esto significa que, en la práctica, millones de páginas web y contenidos se plasman en otros idiomas. Por esta razón, los traductores "online" resultan muy útiles. La forma más cómoda de utilizarlos, sin embargo, consiste en integrarlos dentro del navegador, para tenerlos a un clic de distancia.

Las traducciones automáticas acercan los contenidos a aquellas personas que no dominan una determinada lengua

Las traducciones automáticas no se caracterizan por su exactitud. Su cometido se limita a dar una idea general del texto original porque caen en numerosas incorrecciones y pecan de demasiada literalidad en su trabajo. Sin embargo, tienen un aspecto muy positivo: acercan los contenidos a aquellas personas que no dominan una determinada lengua.

El idioma inglés disfruta del mayor número de programas traductores, por su prevalencia en Internet. Según Internet World Stats, un organismo dedicado a realizar estadísticas sobre la evolución y las tendencias de la Red en todo el mundo, el 30% de los usuarios "conectados" hablan esta lengua de origen anglosajón. Pero se puede encontrar este tipo de software en los más diversos idiomas.

A grandes rasgos, los traductores web se integran en los navegadores como complementos o como barras del navegador. Ambos tipos de programas se deben instalar en el ordenador, pero mientras en los complementos el proceso de instalación lo guía el propio navegador, en las barras se trata de una instalación convencional.

Barras del navegador

Las barras del navegador se incrustan debajo del lugar donde se escriben las direcciones en el navegador. Suelen presentar buscadores o bloqueadores de ventanas emergentes, pero varias empresas también han incluido traductores. Este tipo de software suele tener versiones tanto para Internet Explorer como para Firefox, los dos navegadores más utilizados en la Red, lo que supone una ventaja frente a los complementos diseñados para un solo navegador.

Imagen: CONSUMER EROSKI

Entre las numerosas barras disponibles destacan algunas como las de Yahoo!, que integra la aplicación Babel Fish, creada por Altavista. Microsoft, por su parte, ofrece un traductor con 12 idiomas disponibles dentro de su barra Windows Live Toolbar, aunque ésta sólo funcione para el sistema operativo Windows Vista. Del traductor de Microsoft resulta interesante que divide la pantalla en dos mitades, una con la versión original y otra con la traducción, de modo que se puede comparar y mejorar la comprensión si se conocen los rudimentos del idioma. Google lo aplica en su barra de forma similar, pero sólo se ve el original sobre frases concretas cuando se posa el ratón sobre ellas.

Tanto en el caso de Yahoo! como en el de Microsoft, el usuario debe añadir voluntariamente esta aplicación a su barra del navegador, pues no se encuentra instalada por defecto. Esto se debe a que ambas compañías ofrecen múltiples servicios distintos para que el usuario elija cuáles quiere incorporar.

Foxlingo

En Firefox se puede instalar una barra muy completa llamada FoxLingo. Destaca porque agrupa 33 herramientas de traducción distintas. Así, si un usuario quiere pasar una página web del inglés al español puede optar por 20 aplicaciones diferentes. Además de trabajar con numerosas lenguas, alberga enlaces para visitar con rapidez los servicios que permiten traducir los textos que escriba el usuario, y también a servicios útiles relacionados con la corrección ortográfica, el reconocimiento de la voz, diccionarios, enciclopedias o cursos de idiomas gratuitos.

En Internet Explorer se pueden descargar barras gratuitas como KolayBar o Media Mall Toolbar, que ofrecen traductores integrados al estilo de las barras de las grandes empresas como Microsoft, Google o Yahoo!

Imagen: CONSUMER EROSKI

Google, por otra parte, ofrece para las barras de herramientas de los navegadores más usados unos botones que simplemente se deben arrastrar a las mismas y que permiten que se traduzca de forma automática la página que se lee o el contenido seleccionado a cualquiera de los 24 idiomas que se ofrecen.

Complementos para Firefox

Los complementos para traducir automáticamente en el navegador dependen del programa con el que se visite la Red. En Firefox se encuentran muchas más alternativas que en Internet Explorer. Esto se debe a la popularidad de su sistema de extensiones, que funciona desde hace más tiempo que el de IExplorer, que se estrenó en la versión 7.

  • Translator: Permite traducir páginas web mediante servicios como Google, Yahoo! Babel Fish, PROMT, Freetranslation.com o IM Translator, a elección del propio usuario. Se integra en la parte inferior del navegador.

  • IM Translator: Se enfoca hacia la traducción de textos escritos por el usuario, lo que significa una buena ayuda para los momentos en que se debe escribir un mensaje de correo electrónico o rellenar un formulario en otro idioma. La aplicación abre una ventana en el navegador donde se puede redactar un texto que después se traduce al idioma seleccionado. En el caso del español se pueden obtener traducciones a partir del inglés, francés y ruso, y usar un corrector ortográfico. Funciona a partir de las herramientas de PROMT y Altavista.

  • En Firefox, una extensión incorpora las prestaciones del traductor de Google de forma que si se pulsa la tecla "Alt" y después se hace clic en un texto seleccionado se obtiene la traducción en el idioma deseado. GTranslate funciona de forma similar.

  • También se pueden encontrar complementos dedicados en exclusiva a un par de idiomas. Por ejemplo, Firefoxalgalego pasa los textos del español al gallego y viceversa.

Complementos para IExplorer

El navegador más usado cuenta con pocos complementos que le confieran la capacidad de traducir. Entre ellos se puede citar a IM Translator, que pasa del español al inglés, francés y ruso aunque con un límite de 1.000 palabras. Extensiones como Page Translator hacen de pasarela entre el navegador de Microsoft y el traductor de Google.

Diccionarios dentro del navegador

Dentro de las cajas de búsqueda de los navegadores se pueden colocar diccionarios que agilicen la traducción de palabras concretas a través de pequeños programas. Siempre que sigan el estándar OpenSearch serán compatibles tanto con Internet Explorer 7 como con Firefox, como ocurre con de esta lista. En cambio, si siguen el estándar Sherlock sólo podrán funcionar en los navegadores de la familia Mozilla, como estos otros diccionarios.

Por ejemplo, Word Reference traduce del español al inglés, francés y portugués. Definr es un veloz diccionario de inglés-inglés, con ejemplos explicativos, que también se puede incorporar a la caja de búsqueda de Firefox. También están disponibles diccionarios como Dictionary.com o barras como EuskalBar, que pasa del euskera al español o el inglés. En el navegador de Mozilla resulta útil instalar los diccionarios por si se quiere consultar alguna duda.

Por otro lado, si se estudia inglés, Backword resulta un complemento interesante. Cada vez que se deja el ratón en cualquier palabra de una página web en inglés aparece una traducción acompañada de la posibilidad de escuchar cómo se pronuncia.


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto