Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Tecnología


Estás en la siguiente localización: Portada > Tecnología > Internet y telecomunicaciones

Tipos de contenidos: Tecnología

^

IMAP, el correo más eficiente

Este protocolo, sucesor del POP3, se apoya en el servidor para sincronizar los mensajes en cualquier terminal

Imagen: Rick Audet

IMAP es el nombre de un protocolo para recibir los correos electrónicos almacenados en un servidor, en programas instalados en el ordenador (como Outlook, Windows Mail o Thunderbird). Mark Crispin lo diseño en 1986 y desde entonces ha evolucionado hasta adquirir su forma actual. Se postuló hace años como sucesor del "Post Office Protocol 3" (POP3), pero no ha logrado imponerse. Sin embargo, IMAP ofrece ventajas prácticas cuando se quiere consultar el correo electrónico en distintos ordenadores.

El protocolo para recibir correos electrónicos almacenados en un servidor más usado es, paradójicamente, el más antiguo, POP3. Gracias a él, el usuario se conecta con el servidor donde se guarden sus correos, los descarga y se desconecta del servidor para leerlos. Su modo de funcionamiento brilla cuando se trata de conexiones intermitentes a Internet, como por ejemplo cuando se accede vía módem y sin tarifa plana, o cuando se accede únicamente desde un ordenador.

Sin embargo, en la actualidad la banda ancha con tarifa plana se ha extendido, de igual forma que el uso de varios terminales (el ordenador de casa, el del trabajo, el teléfono móvil) para leer los mensajes de correo electrónico. Así, lo que se antoja interesante es poder descargarlos a todos estos dispositivos a la vez. Y esto es lo que permite IMAP.

IMAP permite descargar los correos alojados en un servidor web a varios dispositivos a la vez y de manera perfectamente sincronizada

Con POP3 se tiene la opción de que los mensajes permanezcan en el servidor y que, cada vez que se conecta uno de los dispositivos del usuario, obtenga una copia de los nuevos correos sin eliminar los originales. El gran inconveniente radica en que si no se ha consultado el correo en uno de los terminales durante mucho tiempo, el equipo tardará bastante en descargar los datos desde el servidor, sobre todo si tienen adjuntos pesados.

Además, en caso de que se quiera comprobar si se ha enviado un determinado mensaje, no se podrá realizar la comprobación, porque los correos enviados sólo se guardan en el ordenador emisor del mensaje.

IMAP, conexión permanente y de varios equipos

IMAP soluciona estas situaciones porque se relaciona de forma distinta con el servidor, que se encarga en este caso de centralizar la información. El usuario se conecta y actualiza la lista de mensajes, pero sin descargar ninguno de antemano, sólo las cabeceras; además, esta tarea se efectúa con rapidez.

El usuario se conecta y actualiza su lista de mensajes, pero sin descargar ninguno de antemano, sólo las cabeceras

Cuando se abre un correo en particular, se bajan los datos pero éste se mantiene en el servidor hasta que se decida borrarlo. Esta dependencia del servidor presenta ventajas para el acceso desde diversos dispositivos. Cuando se consulta el correo desde otro ordenador, se accede a la misma bandeja de entrada albergada en el servidor, sin importar que se haya leído desde otro terminal.

Además, la organización en carpetas se replica exactamente igual en todos los dispositivos. Por el contrario, en POP3 los mensajes se clasifican en el terminal del usuario y se debe repetir la tarea de archivo si se maneja otro ordenador.

Asimismo, esta sincronización puede ayudar a aquellas entidades donde varias personas gestionan una única dirección de correo electrónico de nombre genérico, del estilo de "administracion@", puesto que todos pueden acceder a los contenidos recibidos y enviados (si se selecciona guardar una copia de los enviados) sin que se pierda ninguno porque otra persona los haya descargado con anterioridad.

Este estándar se encuentra preparado para que varias personas manden y reciban mensajes simultáneamente en la misma cuenta, pero cada uno desde su terminal. Además, así se puede saber si uno en concreto ha sido leído por otra persona del equipo.

Mayor flexibilidad

Configurar la recepción de mensajes con IMAP ofrece comodidad y rapidez, como en el POP3, combinado con unas posibilidades de movilidad que se acercan a las aportadas por los correos web del estilo de Yahoo! Mail, Hotmail o Gmail. Por ejemplo, el usuario puede decidir qué mensajes se descargarán para trabajar con ellos sin conexión a la Red; sólo consultar los clasificados en determinadas carpetas cuando se accede desde un terminal específico; o incluso no descargar los adjuntos más pesados para que la consulta sea más rápida.

Este protocolo permanece conectado en todo momento al servidor, y la recepción de mensajes se produce de manera casi instantánea, a diferencia del POP3

Por otro lado, este protocolo permanece conectado en todo momento al servidor, y la recepción de mensajes se produce de manera casi instantánea, a diferencia del POP3, donde se debe determinar el lapso en que el programa de escritorio consultará el servidor para descargar nuevos correos.

A pesar de las evidentes ventajas de IMAP, lamentablemente hoy en día hay proveedores de acceso a Internet que no ofrecen este protocolo de recepción de correos. Optan por el POP3 para las direcciones que proporcionan a sus clientes. Las razones se encuentran en que así se ahorran ofrecer el espacio de disco duro necesario para manejar un correo hoy en día desde un servidor (con POP3 se supone que los mensajes se descargan al ordenador del usuario) y también evitan la conexión continua del usuario a su servidor.

Gmail apostó por IMAP

Gmail es el único de los grandes correos web que brinda por defecto la posibilidad de acceder desde un programa de escritorio a los mensajes a través de IMAP. Esto permite al usuario librarse de leer la publicidad textual que caracteriza a este servicio. Además, Google ha implantado un sistema de etiquetas que se transforma en diferentes carpetas con este estándar.

Yahoo! Mail también permite este estándar, pero sólo a través del programa de código libre Zimbra, que adquirió en 2007

Otra de las ventajas de la integración de este protocolo en Gmail radica en que se simplifica el traslado de mensajes que se hayan recibido o enviado desde otras cuentas de correo electrónico que se gestionen con el mismo programa. Sólo con copiar y pegarlos a una de las carpetas de la dirección IMAP, se guardan en el servidor de Google con las fechas originales. Yahoo! Mail, que ofrece la posibilidad de acceder por POP3, también permite este estándar, pero sólo a través del programa de código libre Zimbra, que adquirió en 2007.

Etiquetas:

correo, imap, mensajes, pop3, servidor




Otros servicios


Buscar en