Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Tecnología


Estás en la siguiente localización: Portada > Tecnología > Internet y telecomunicaciones

Tipos de contenidos: Tecnología

Tecnología
^

¿Para qué necesitamos un ADSL de 100 Mbps?

El progresivo aumento del ancho de banda posibilita nuevos servicios y aplicaciones en Internet

La fibra óptica llegará pronto a los hogares a través de tecnologías como FTTH (Fiber To The Home o "fibra hasta el hogar") y DOCSIS 3, que permitirán la conexión a Internet a una velocidad diez veces superior a la actual. En España, operadores de telecomunicaciones como Telefónica y ONO ultiman sus propuestas en este sentido, pero ¿tienen realmente utilidad para la mayoría de los usuarios velocidades tan altas?

La respuesta a esta pregunta es que sí, aunque con matices. En principio, con estas conexiones se podrán crear accesos a Internet de al menos 100 Mbps (megabits por segundo) de forma simétrica. Es decir, con la misma velocidad en la subida de datos que en la bajada. Esta aclaración es importante para muchos usuarios que precisan una buena conexión de subida de datos a Internet, necesaria, por ejemplo, para publicar vídeos en alta definición en plataformas de vídeo, álbumes de fotografías o compartir ficheros entre usuarios. En el futuro, una buena velocidad de subida también podría facilitar videochats instantáneos así como emisiones de vídeo en directo en alta definición, estables y continuas a una red de contactos.

Los servicios web han "engordado"

Para los usos diarios de un internauta normal, un ancho de banda de 100 Mbps le puede parecer excesivo, pero no hay que olvidar que muchos de los servicios que se utilizan hoy día suponen un tráfico de datos muy elevado, aunque no nos demos cuenta. Y todo indica que la tendencia en el consumo de tráfico de datos por parte tanto de servicios como de usuarios seguirá al alza. Desde hace diez años, las conexiones a Internet han ido aumentado de forma exponencial desde los 56 Kbps (o 0,056 Mbps), conseguidos mediante conexión por módem, a las actuales conexiones de 3, 6 ó 20 Mbps.

En este tiempo, las aplicaciones y plataformas on line también han ido aumentado sus requerimientos. Por ejemplo, acciones tan habituales como visualizar un vídeo en alta definición en Youtube son inviables con conexiones de banda estrecha. Por tanto, el aumento de la velocidad de conexión trae aparejadas nuevas posibilidades de utilización de Internet por parte usuarios y profesionales.

Una buena velocidad de subida también podría facilitar videochats instantáneos así como emisiones de vídeo en directo

Por otro lado, en muchos hogares hay más de un ordenador y diferentes dispositivos se encuentran conectados a Internet, desde consolas de videojuegos a reproductores multimedia. Con una conexión a Internet de 100 Mbps es posible visualizar vídeo en alta definición desde diferentes dispositivos, al mismo tiempo que se puede navegar por Internet sin problemas de ancho de banda.

En el terreno del ocio digital, para poder disponer de servicios de televisión en alta definición a través de Internet (IPTV) es recomendable contratar una conexión mínima de 50 Mbps. Por otra parte, las descargas desde servicios de streaming de películas en alta definición se pueden realizar en cuestión de minutos con un ancho de banda de estas características. Y esto es sólo el principio: diferentes operadores de telecomunicaciones y audiovisuales están haciendo pruebas para la emisión de contenido en tres dimensiones a través de Internet. El año pasado, Orange Francia hizo una prueba de emisión del torneo de tenis Rolan Garros en 3D.

Diferentes operadores de telecomunicaciones y audiovisuales están haciendo pruebas para la emisión de contenido en tres dimensiones a través de Internet

En cuanto a videojuegos, servicios de juegos on line como los ofrecidos por las consolas Xbox o PlayStation 3 posibilitan jugar en red sin retardos o cortes. En este sentido, recientemente se ha presentado una plataforma de videojuegos on line que permite jugar a títulos que hasta ahora eran distribuidos exclusivamente en formato DVD. El acceso al videojuego se hace mediante una conexión de banda ancha a Internet, sin necesidad de instalarlo en el ordenador de los usuarios. Además, mediante una miniconsola opcional podrá jugarse directamente desde el televisor.

Y lo mismo sucede con los juegos multijugador on line, o MMOG, en los que mediante una tarifa plana en países como Corea y Japón se puede acceder a títulos en los que se compite con otros jugadores e incluso en equipos de jugadores; todo ello desde la Red y sin necesidad de adquirir programas en soporte físico.

Ventajas laborales

En el entorno corporativo, este tipo de conexiones va a abaratar y extender el uso de sistemas de videoconferencias en alta definición y permitirá tener una reunión de empresas con imágenes proyectadas a "tamaño real" de las personas. Por tanto, este tipo de sistemas serán más naturales que los utilizados hasta ahora. En este sentido, la baja latencia de la conexión (retardos producidos dentro de la red) y una conexión superior a 25 Mbps son los requerimientos mínimos para que estas prestaciones sean posibles.

Por su parte, una conexión de 100 Mbps facilitará servicios de teleasistencia sanitaria o incluso operaciones a distancia, utilizando robots y dispositivos de control remoto. Actualmente, ya existen servicios en pruebas de consultas médicas en vídeo a través de Internet, para pacientes con dificultades para salir de casa o en zonas remotas donde no es posible la presencia de un médico de forma habitual.

Un gigabyte por segundo en Japón

En Japón, debido a la alta densidad de población y las infraestructuras desarrolladas en las ciudades, desde hace unos años todos los operadores de Internet (ISPs) ofrecen servicios de conexión a la RWed de 100 Mbps y 160 Mbps de forma habitual. Para ello, se utiliza la tecnología FTTH, que lleva la fibra óptica hasta el módem de los usuarios. En este país es habitual que las grandes operadoras como la NTT sean las encargadas de instalar el cable en los hogares y posteriormente los usuarios elijan el tipo de compañía que más se adapta a sus necesidades para contratar la conexión a Internet. Además, estas conexiones son muy baratas, ya que tienen un precio medio de 1.500 yenes ( aproximadamente 12 euros).

Para potenciar el uso de este tipo de conexiones, diferentes operadores disponen de servicios de valor añadido como conexión a Internet junto con la compra de una consola de videojuegos como la Wii. A finales del año pasado, el operador Au- KDDI anunció la disponibilidad a corto plazo de una conexión a Internet de hasta 1Gbps, es decir 1000 Mbps para usuarios domésticos. El precio estimado de este servicio estaría situado en torno a los 6.000 yenes (aproximadamente 45 euros).




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto