Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Tecnología


Estás en la siguiente localización: Portada > Tecnología > Internet y telecomunicaciones

Tipos de contenidos: Tecnología

^

Bancos de ideas, en busca de la inteligencia colectiva

Varios sitios web publican y comparten las ideas de sus usuarios para mejorar todo tipo de productos y servicios

Imagen: Bernard Pollack

Internet se ha convertido en un medio de expresión para millones de usuarios. Pero no solo se comunican opiniones o noticias, sino algo más valioso: ideas de cualquier condición que pretenden hallar mejores soluciones para todo tipo de productos, procesos o servicios. Los bancos de ideas reúnen estas propuestas y establecen mecanismos para valorar las mejores aportaciones. A la vez, las ofrecen a las empresas, bien como un negocio o como una herramienta de influencia.

Ideas para todos

¿Cómo realizar una tarea de manera más eficiente? La realidad cotidiana presenta numerosas situaciones en las que se concluye que el modo de trabajar se puede mejorar. Las empresas y las administraciones disponen de los denominados "buzones de sugerencias" con este fin, pero su uso se restringe a los servicios ofrecidos por estos organismos y no tienen la velocidad de Internet.

La Red ha catapultado el uso y las posibilidades de estos sistemas

La Red ha catapultado el uso y las posibilidades de estos sistemas, que han pasado de sugerir a constituir los denominados bancos de ideas. En la Internet social, los usuarios no solo crean los contenidos en las redes sociales y en sitios web como Instagram o YouTube, sino que también aportan nuevas ideas para que otras personas, empresas, organizaciones o administraciones las empleen, con el consiguiente ahorro en el presupuesto destinado a los respectivos departamentos de innovación.

Imagen: WorthIdea

Algunas empresas subcontratan los servicios de los bancos de ideas y, de esta manera, se han creado sitios donde se pueden compartir buenas ocurrencias, reflexionar sobre ellas, fusionarlas y mejorarlas. El número de beneficiarios aumenta respecto a los buzones de sugerencias tradicionales, porque no se reduce a una sola compañía.

Participar en los bancos de ideas con comentarios o nuevas aportaciones obliga al usuario a registrarse

Con frecuencia, se pueden leer las contribuciones de los demás sin coste alguno, aunque participar con comentarios o nuevas aportaciones obliga al usuario a registrarse. Para conocer cuáles son las mejores ideas, o al menos las más populares, se emplean sistemas de votación similares a los utilizados por los servicios sociales de selección de noticias, como Menéname o Digg. Así las más interesantes se pueden visualizar de forma más ágil.

Algunos bancos de ideas

  • Global:Ideas:Bank fue uno de los sitios pioneros en este campo en 1995. En su portada muestra las ideas más valoradas por los usuarios, así como las más recientes. En cada una se explica el problema de partida y la propuesta. Se clasifican, según el grado de elaboración, en "semillas", que son ideas que no se han aplicado todavía; "plantas", cuando las iniciativas están en fase de desarrollo; y "árboles", para los proyectos que han logrado salir adelante.

Imagen: Ideas4all
  • Otro servicio en inglés es Idea a day, que se diferencia del resto porque desde 2000 solo propone una idea al día. Los lectores se pueden suscribir para recibirla por correo electrónico. Entre sus ocurrencias más relevantes, destaca la de introducir un sistema de puntuación de estrellas para valorar los contenidos de Wikipedia.

  • Aunque el inglés se ha convertido en el nuevo esperanto para Internet, también se encuentran sitios nacidos en España. Ideas4all.com es una muestra. Se ha estructurado como una red social alrededor de las ideas e introduce la posibilidad de licenciarlas en Creative Commons. Las propuestas de los usuarios se dividen en ideas y en problemas que requieren una solución mejor. Cada sugerencia se observa sin necesidad de registro y se somete a votación (a favor o en contra). Se puede opinar sobre ellas. Para incentivar la participación, utilizan el concepto de "karma", denominado "brain-fu", y otorgan puntos cuando se participa o se comentan sugerencias de otras personas.

Las empresas buscan ideas entre empleados y consumidores

Muchas empresas han creado sus propios buzones de sugerencias, tanto para empleados como abiertos al público

Además de bancos de ideas como los citados, muchas empresas han aprovechado la flexibilidad de la Web para crear sus propios y modernos buzones de sugerencias, tanto internos (entre sus empleados) como abiertos al público. Aplican los mismos fundamentos que los originales, pero centrados solo en sus productos y servicios.

Es una manera de que los usuarios aporten soluciones para el beneficio de ambas partes y se sientan partícipes del diseño de los productos. A las empresas les sirve para sondear a sus clientes sobre los nuevos servicios que lanzan y, en la práctica, equivale a la realización de pequeños estudios de mercado.

Imagen: Dell

Un ejemplo en el ámbito de la informática es Dell. Fue pionera en recurrir a esta posibilidad en 2007, con Ideastorm. Es un sitio donde se comparten ideas sobre los productos de esta empresa y un sistema de votaciones las valora. Después, la compañía indica cuáles ha adoptado. Un resultado de esta política de "orejas abiertas" fue la petición concedida a los usuarios de que se incluyera Ubuntu como sistema operativo preinstalado en algunos de sus ordenadores. En la actualidad, la empresa estudia peticiones sobre cómo estandarizar los cables de alimentación de sus PC y trabaja en proporcionar controladores para que Linux funcione sin problemas en todos sus equipos.


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto