Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Derechos y trámites burocráticos

Tipos de contenidos: Viajes

Concurso Relatos del buen Camino
Λ

Viajar en avión con niños: condiciones y requisitos

Hay unas normas generales en cuanto a la identificación o el acompañamiento de los niños que viajen en avión, pero las aerolíneas pueden establecer sus restricciones

  • Autor: Por ELENA V. IZQUIERDO
  • Última actualización: 24 de enero de 2013
Imagen: Philip Choi

Cuando llega el verano, millones de familias con niños se van de vacaciones. Muchas de estas personas eligen el avión para realizar su viaje porque es el medio de transporte más rápido. Sin embargo, también es donde piden más documentación a los pasajeros y pueden poner algunas restricciones, sobre todo cuando se trata de menores. Por este motivo, es recomendable saber con antelación qué identificación necesitan los pequeños para poder realizar el vuelo.

Documentación requerida a los menores

Desconectar del trabajo y de las preocupaciones del día a día es uno de los objetivos de las personas que se van de viaje en verano. Para trayectos largos, el avión es uno de los medios preferidos, por su capacidad de cruzar continentes en solo unas horas. Pero para que los problemas no empiecen nada más llegar al aeropuerto, cuando se viaja con niños hay que tener en cuenta una serie de precauciones entre las que destaca que los más pequeños lleven la documentación requerida.

Los bebés no tienen asociada plaza y vuelan en el regazo de un adulto

Hay algunas normas generales en cuanto a la identificación o el acompañamiento que deben llevar los menores, pero las aerolíneas pueden establecer sus propias restricciones y solicitar más documentación o elevar la edad para que los niños viajen sin acompañante. Por eso es muy importante conocer la normativa de la compañía aérea con la que se realizará el vuelo, incluso antes de hacer la reserva. Se puede telefonear para solicitar información o recurrir a la página web y ver qué requisitos se pide a los menores.

Cuando los niños vayan a viajar solos también hay que verificar que pueden hacerlo en la compañía elegida, porque algunas no lo permiten en ningún caso o ponen límites en función de la edad del pasajero.

Si el país donde se pasarán las vacaciones no es España, también se debe consultar cómo deben ir identificados los niños para acceder al avión. Cada estado tiene sus normas y si se trata de una nación que no forma parte de la Unión Europea, es posible que tenga requisitos adicionales, como contar con un visado. En el consulado del país o en el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación de España se puede obtener esta información que será vital en el momento de realizar el viaje. Cualquier falta de previsión puede dejar a la familia en tierra.

  1. Menores de 14 años en vuelos domésticos. Los niños españoles de menos de 14 años que viajen con sus progenitores no tienen, en general, obligación de presentar ninguna documentación. Les corresponde a los padres ir identificados y responsabilizarse de la identidad de los menores con el libro de familia.

    No obstante, la aerolínea Ryanair advierte de que "se requiere llevar un documento de viaje válido a todos los pasajeros, incluidos los bebés y menores de edad". Aunque cuenta con sentencias de los tribunales españoles en contra de la petición de DNI a los menores en vuelos domésticos, los pasajeros deben tener en cuenta este extremo.

  2. Menores de 14 años en vuelos comunitarios. Si viajan a un país del espacio Schengen, basta con que lleven el DNI. Según informa la Policía, se puede volar, dentro de la UE, únicamente con este documento a Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Dinamarca, Eslovaquia (solo estancias turísticas), Eslovenia (solo estancias turísticas), Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Paises Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumanía (solo estancias no superiores a 30 días) y Suecia. También a otros países como Andorra, Liechtenstein, Croacia, Islandia, Mónaco, San Marino, Suiza, Noruega y El Vaticano.

  3. Menores de 14 años en vuelos que no aterricen en el espacio Schengen. Estos pasajeros tendrán que llevar pasaporte propio y, si el país lo requiere, un visado.

  4. Mayores de 14 años y menores de 18. Irán identificados como si se tratara de adultos.

Menores no acompañados

Algunas veces, los niños tienen que volar solos, bien porque les espera algún familiar en el lugar de destino o porque van a participar en actividades o en campamentos con otros menores. El verano es una estación en la que muchos pequeños pasan una temporada en el extranjero para aprender el idioma y en esos viajes no suelen ir acompañados de sus familiares.

Cuando los niños vayan a volar solos hay que tener una serie de precauciones adicionales. Junto a las limitaciones generales, se debe tener en cuenta las restricciones que tenga cada aerolínea. Si bien algunas facilitan totalmente la inclusión del menor entre la lista de pasajeros, otras no permiten embarcar a aquellos que no han cumplido los 16 años.

  1. Menores de cinco años. Los niños que no hayan cumplido los cinco años no podrán coger el avión, si no van acompañados por una persona de más 18 años.

  2. Mayores de cinco años. A partir de esta edad, los menores podrán viajar solos si la persona responsable del menor firma un Descargo de Responsabilidad y asegura que un adulto recogerá al niño y se hará cargo de él en el aeropuerto. Deben dejar registrado el nombre y el teléfono de quien lo acompañará en el aeródromo y el de la persona que lo recogerá cuando llegue.

En realidad, aunque los niños vayan sin sus padres o sin un mayor de edad que los acompañe, no viajan solos: hasta los 12 años, un miembro de la tripulación de la cabina se hace cargo de los menores, previo pago a la aerolínea por este servicio. Como orientación, Iberia cobra 30 euros en vuelos dentro de la península y a Baleares y 50 si va a Canarias, el resto de Europa, Oriente Medio y África.

A partir de los cinco años los niños pueden volar solos

Además, las compañías aéreas suelen contar con libros o juegos con los que los pequeños pueden entretenerse. También ofrecen menús infantiles, aunque conviene que los padres lo soliciten con antelación para asegurarse de que estén disponibles.

Cuando los menores vayan a volar solos, es recomendable hacer la reserva del vuelo con cierta antelación, con el fin de tener la documentación necesaria para realizar el viaje. Es conveniente dar al niño una copia con los números de teléfono de los padres y de la persona que le recogerá en el aeropuerto de llegada. Hasta que el avión haya despegado, los responsables del pequeño deben permanecer en el aeródromo.

Menores con personas que no son sus padres

Los niños menores de 14 años que no tengan DNI o pasaporte con el que acreditarse pueden volar con una persona mayor de edad que no sea su padre, su madre o su tutor. Ya se trate de un familiar o de un amigo, en estos se casos se requiere, en los vuelos domésticos, que los pequeños exhiban alguno de los siguientes documentos:

  • Un poder notarial en el que figure la autorización del padre, la madre o el tutor, los datos personales del menor y su fotografía.
  • Autorización formalizada en alguna dependencia policial. Se hace mediante la comparecencia del padre, la madre o el tutor que incluirá el nombre de la persona a la que se encarga la custodia del niño durante el viaje. Se presentará junto al DNI o el pasaporte de esta persona.

No hay una normativa estandarizada en los viajes al extranjero, por lo que es conveniente que los menores de edad lleven, además del DNI, todos los documentos que le requieran en el país. Para evitar complicaciones posteriores, se puede consultar en el consulado correspondiente qué papeles necesita el niño.

Grupos de menores

Si los niños viajan en grupo tendrán que llevar, al menos, un acompañante adulto por cada 15 menores. Conviene ponerse en contacto antes con la aerolínea para comunicar el número de niños que viajarán y con cuántos adultos irán.

Bebés

Si los viajes con niños de cualquier edad requieren poner una especial atención en los trámites previos, no menos complicado es coger un avión con un bebé. Antes de volar, conviene informarse de todas las restricciones que aplican las compañías para evitar sorpresas de última hora.

Se considera bebé al niño entre cero y dos años sin cumplir. Si el pequeño no tiene esta edad en el viaje de ida pero es mayor de dos años en el de vuelta, ya no será calificado como bebé y es posible que los padres tengan que abonar una tarifa más elevada o un recargo adicional.

Hay que poner especial atención a los requisitos que fija cada compañía para volar con menores

Los bebés no ocupan asiento y tampoco se les asocia equipaje. Los niños menores de dos años van durante el trayecto en el regazo del adulto. En los vuelos largos, como es el caso de los intercontinentales, muchas compañías dan la posibilidad de que descansen en cunitas para que tanto los pequeños como los padres vayan cómodos.

En todo caso, tienen que ir acompañados por una persona de 18 años o más y, según informan desde la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), no está permitido que un adulto viaje con dos o más bebés, salvo que otra persona mayor de edad, a petición del primero, se haga cargo del otro o los otros niños menores de dos años. También es posible llevar un segundo bebé si el adulto porta una sillita de automóvil homologada en la que irá uno de los pequeños y que se colocará en el asiento contiguo.

El bebé debe llevar un cinturón de bucle adicional al del adulto u otro dispositivo de sujeción que proporcione la compañía. Es, según la AESA, el único caso en el que se permite el agrupamiento de dos personas en un mismo asiento, siempre y cuando se cuente de forma complementaria con una máscara de oxígeno y un chaleco salvavidas. Es esta disponibilidad de bucles adicionales, máscaras de oxígeno y chalecos salvavidas la que limita el número de bebés que pueden viajar en un mismo vuelo.

En cuanto a los carritos plegables y sillitas, muchas compañías dan la opción de facturarlos de forma gratuita junto con el equipaje de los adultos o de llevarlos en la cabina plegados siempre y cuando haya espacio.

En lo referente al pago del billete, también depende de la aerolínea elegida. En algunas, los bebés viajan de forma gratuita y en otras abonan un porcentaje del billete completo, en torno al 10%.

Entre las restricciones, cabe señalar que es posible que los recién nacidos no puedan coger el avión hasta que hayan cumplido sus primeras semanas. Ryanair, por ejemplo, no permite que los bebés de menos de siete días vuelen en sus aviones.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto