Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Vivienda


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda > Compra de vivienda

Tipos de contenidos: Vivienda

Concurso Relatos del buen Camino
Λ

Vivir en el centro de la ciudad

La demanda de viviendas en los centros históricos de las ciudades supera la oferta del mercado inmobiliario, lo que hace ascender su precio a límites elevadísimos

  • Autor: Por ANDONE MARÍN
  • Última actualización: 29 de julio de 2008

Ventajas e inconvenientes de vivir en pleno centro urbano

Quien no sea un urbanita empedernido no cambiaría quizás la tranquilidad de los barrios periféricos por el bullicioso centro de la ciudad. Pero lo cierto es que las viviendas en pleno núcleo de las urbes, con todo su tráfico, actividad y trajín, son piezas muy codiciadas en el mercado inmobiliario, y el mayor y casi único freno para su adquisición es su elevado precio.

No se respira el aire más puro ni se escucha el canto de los pájaros, pero habitar en un piso con semejante situación estratégica cuenta con innegables ventajas. Entre ellas, disponer de todo tipo de servicios en un espacio muy concentrado y al alcance de la mano, lo que evita tener que realizar grandes desplazamientos, con el consecuente ahorro de tiempo. Comprar, ir al cine o al teatro, acudir al gimnasio o tener un supermercado especializado con horarios de apertura amplios, y todo a un paso de casa, parece una idea más que tentadora. Por otra parte, los centros de las ciudades gozan de la ventaja de estar bien comunicados por transporte público con el resto de los puntos y con las afueras.

Pero toda cara tiene una cruz, y vivir en el centro también tiene la suya. Si se tienen niños, por ejemplo, un piso en plena Gran Vía madrileña puede no ser la mejor opción para que estos jueguen libremente en la calle con una mínima tranquilidad para sus progenitores. La actividad continua en las calles, en los casos de grandes urbes, puede resultar desquiciante para algunos, y el tráfico suele estresar y dar sensación de "ahogo" y de polución no pocas veces.

Cuestión de dinero

Sin embargo, y si bien es cierto que se le pueden achacar inconvenientes, la realidad es que la demanda de viviendas en centros históricos de las ciudades supera la oferta en el mercado inmobiliario, lo que hace ascender el precio de estas moradas a límites elevadísimos. El "capricho" lo nota el bolsillo. Generalmente, la elección de vivir o no en el centro "es una cuestión de precio, de poder permitírselo", según asegura Tomás Corominas, jefe de ventas de una inmobiliaria especializada en la venta de pisos céntricos en Barcelona. No en vano, residir en el centro de la ciudad suele significar, frecuentemente, optar por habitar una superficie más reducida, ya que el precio medio del metro cuadrado es elevadísimo, como en el Paseo de Gracia barcelonés o en la Plaza de Cataluña de esta misma ciudad donde, como asegura Corominas, ronda los 6.000 euros de media.

Residir en el centro de la ciudad suele significar optar por habitar una superficie más reducida, ya que el precio medio del metro cuadrado es elevadísimo

Todo ello, a pesar de la desaceleración generalizada que sufre el mercado inmobiliario. La recesión de las transacciones inmobiliarias en España fue el pasado mes de enero de un 27% respecto al mismo periodo de 2007, según datos del INE. La cotización de los inmuebles se modera. En el primer trimestre del presente año, los precios de la vivienda usada han descendido en Barcelona un 0,5%, quedando en una media de 4.746 euros por metro cuadrado, conforme al último informe elaborado por el portal inmobiliario idealista.com. El céntrico distrito de Eixample, en la capital barcelonesa, alberga viviendas de un nada módico precio medio de 5.134 euros por metro cuadrado, lo que, sin embargo, supone una leve bajada del 0,5% en los últimos tres meses.

Madrid no ha sufrido grandes variaciones y el descenso de los precios ha sido mínimo (del 0,1%). El precio medio de la vivienda usada se establecía a finales del mes de marzo en 4.258 euros por metro cuadrado, según el mismo documento de idealista.com. En el distrito centro de la capital, el precio del metro cuadrado es de 4.692 euros, lo que supone una bajada del 0,8% de enero a marzo.

Paginación dentro de este contenido


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto