Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Vivienda


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda > Comunidades de vecinos, seguros y legislación

Tipos de contenidos: Vivienda

¿Nos aportan los envases seguridad a los consumidores?
^

7 trucos caseros para insonorizar, ¡sin usar hueveras de cartón!

Colocar estanterías llenas de libros, alfombras y cortinas gruesas o recurrir a la fibra de lana o al corcho para aislar una pared permiten insonorizar una casa sin apenas gastar dinero

  • Autor: Por B. ÁLVAREZ
  • Fecha de publicación: 21 de junio de 2017
Imagen: avemario

Para insonorizar una casa se pueden llenar las estanterías de libros. También está la opción de colocar alfombras y cuadros o usar pintura aislante para amortiguar los ruidos que más molestan en el hogar. Más efectivo aún, aunque un poco menos económico, es construir un falso techo, poner una pared o estantería de pladur o aislar la pared con fibra de lana, madera o corcho. En las siguientes líneas se explica cómo hacerlo todo. ¿Y qué hay de las hueveras de cartón? También a continuación se explica por qué no sirven para frenar el ruido.

El tráfico, el vecino, los bares de la calle.... ¡El ruido en casa es insoportable! En España lo es para muchas personas, pues, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), una de cada tres viviendas sufre excesivos niveles de ruidos. Y ello a pesar de las legislaciones estatal, autonómicas y municipales y de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que aconsejan no superar el tope de 65 decibelios de ruido durante el día y los 55 decibelios durante la noche.

Si no se habita en una vivienda construida a partir de la aplicación efectiva del 'Documento Básico Protección frente al ruido' (2009, aunque se aprobó en octubre de 2007), para evitar los ruidos y poder vivir tranquilo, no quedará más remedio que insonorizarla al máximo. ¿Cómo hacerlo sin arruinarse? Hay distintas soluciones y trucos como los siguientes.

Truco 1. Utilizar pintura aislante para mitigar los ruidos de casa

Como otros muchos adelantos que ya se usan a diario (los pañales desechables, el termómetro de oído...), la pintura para aislar el ruido fue creada a partir de tecnologías de la NASA (Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de EE.UU.). Basa en látex y agua, esta pintura contiene microesferas, resina y filtros que crean una membrana capaz de absorber el sonido y reducirlo en un 30%.

Aislar la vivienda es sencillo, pues basta con coger el rodillo y pintar con ella sobre las paredes (es eficaz incluso sobre pintura ya existente). Además, no tiene mal olor, seca rápido y se limpia con facilidad. Esta pintura antirruidos la comercializan diversas marcas como Silent Running o Serenity. También hay aditivos aislantes para la pintura.

Imagen: jarmoluk

Truco 2. Insonorizar la casa con estanterías repletas de libros

Si los ruidos del vecino son insoportables o si se toca el piano y la guitarra y no se quiere molestar, no hay manera más barata de mitigar el ruido que adosando estanterías (mejor con fondo) a las paredes. Y cuantos más libros tengan, más se amortiguará el sonido. También es muy útil colocar armarios o muebles de pared a pared o llenarlas de espejos o cuadros que actúan como barrera.

Truco 3. Insonorizar con alfombras, cortinas y tapices

Una de las maneras más fáciles de aislar la casa del ruido es colocar moqueta o una alfombra muy gruesa, que sirve de obstáculo para impedir que el sonido traspase y rebote en los suelos. También las cortinas y los tapices de tejidos consistentes como terciopelo, lino muy grueso, pana... ayudan a absorber las ondas sonoras.

Imagen: SimpleFoto

Truco 4. Doble acristalamiento para evitar los ruidos de fuera

Para aislar la vivienda del ruido de fuera se puede poner doble acristalamiento. Hay una gran variedad, con distintos niveles de aislamiento, pero los más aconsejables son los vidrios que tienen un espesor mínimo de seis milímetros.

Además, como señala el arquitecto Carlos Sánchez, "las cajas de persiana son un gran puente acústico: dejan pasar mucho ruido del exterior a la vivienda". Para reducirlo, una buena solución sería colocar láminas de material absorbente de sonido en la tapa y, si es posible, en las caras interiores del cajón de la persiana.

Truco 5. Aislar la pared con fibra de lana, corcho o madera

Un poco más elaborado y trabajoso, pero muy efectivo, es cubrir la pared con un material aislante (fibra de lana, corcho...) que después puede ocultarse con paneles de yeso. Los plafones de madera maciza o de virutas también pueden ser útiles aislantes. La única pega de esta medida es que hace perder un poco de espacio (10/20 centímetros), pero el aislamiento que produce lo compensa. En este vídeo se detalla cómo aislar una pared:

Truco 6. Planchas de pladur contra el ruido

Solución parecida a la anterior consiste en realizar paredes o estanterías con placas o planchas de pladur. El pladur puede ser de muy distintas densidades y grosores, aunque cuanta mayor sea la densidad, más aísla. Al decidirse por esta opción hay que tener en cuenta que las paredes o librerías de pladur pueden restar espacio a la habitación. Además, soportan un peso determinado, en general no superior a 15 kilos, por lo que es un factor que hay que considerar al colgar un cuadro o un espejo. Respecto al coste, el precio medio por metro cuadrado puede partir de los 15-20 euros.

Truco 7. Colocar un falso techo

Otra medida efectiva, aunque algo más costosa, es colocar un falso techo que añada una cámara de aire. Como indica el arquitecto Carlos Sánchez, con un falso techo "se reduce de manera notable el ruido que viene de los pisos de arriba, como tacones, movimiento de muebles, etc.". La obra es rápida y limpia.

Las hueveras de cartón no aíslan del ruido

Uno de los mitos más extendidos es que tapar la pared con hueveras de cartón aísla e insonoriza una habitación. ¡Es falso! Las hueveras tienen una forma alveolar que puede favorecer que el sonido, al reflejarse en ellas, se distribuya mejor por la habitación, por lo que mejoran la acústica. Pero no aíslan ni insonorizan. Están hechas a partir de cartón prensado de escasos milímetros de espesor y no es un material que aísle ni que pueda absorber sonido.

Etiquetas:

ruidos


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto