Más de 6.000 recetas con información nutricional para saber elegir la mejor

Filtrar recetas Cerrar

Aleta de ternera rellena al horno con salsa

Tiempo 50 min - 1 h
Dificultad Media
Valor energético 358 kcal
Nº de raciones 4
Temporada Invierno, Otoño, Primavera, Verano

Elaboración

Extendemos la aleta sobre una tabla, sazonamos el interior y distribuimos sobre ella, formando hileras alternas, las zanahorias limpias y en tiras, las espinacas lavadas, limpias y a medio cocer, las lonchas de jamón cortadas muy finas y formando una hilera en el centro.

Formamos un rollo y enrollamos la aleta, atándola para que quede bien prieta.

Calentamos el horno a temperatura a 180 ºC y colocamos la aleta en una placa de horno.

Añadimos el vino blanco y el caldo durante la cocción, dejándola asar durante unos 40 minutos.

La sacamos del horno dejándola enfriar antes de cortarla para que no se deshaga.

Ponemos en un cazo el jugo de la cocción y retiramos la grasa que se queda en la superficie.

Hervimos el jugo añadiendo una pizca de tomillo y dejamos hervir hasta que se reduzca a la mitad.

Para ligar la salsa, añadimos un poco de harina de maíz (harina de maíz) diluida en caldo frío y dejamos que el conjunto de un hervor.

Servimos la carne cortada en rodajas y cubierta con la salsa.

Semáforo nutricional

El semáforo nutricional es un sistema de colores que permite entender los valores nutricionales de una forma clara, rápida y completa.

Una ración contiene

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
358 19,9g 5,6g 2g 0,8g
18% 28% 28% 2% 14%

* de la ingesta de referencia (IR) para un adulto

  • Baja: el 10% o menos de la ingesta de referencia
  • Media: entre el 10% y el 35% de la ingesta de referencia
  • Alta: más del 35% de la ingesta de referencia

Las recetas presentan normalmente ingredientes cuyo porcentaje sobre la Ingesta de Refencia (IR) es alto (predominan amarillos y naranjas). Estos platos están concebidos como plato principal de una comida o cena, con lo que su tamaño de ración es superior y su aporte nutricional es más elevado.

Por este motivo, las recetas tienen puntos de corte diferentes a los de los productos. Así, por ejemplo, mientras que un alimento cualquiera tendrá los nutrientes de color amarillo hasta un valor máximo del 20% de la IR, las recetas concebidas como una comida principal tendrán los nutrientes en amarillo hasta un valor máximo del 35% de la IR.

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
Qué es bajo por ración 200 Kcal o menos 7 g o menos 2 g o menos 9 g o menos 0,6 g o menos
Qué es medio por ración Entre 200 Kcal y 700 Kcal Entre 7 g y 25 g Entre 2 g y 7 g Entre 9 g y 32 g Entre 0,6 g y 2,1 g
Qué es alto por ración 700 Kcal o más 25 g o más 7 g o más 32 g o más 2,1 g o más
Nutrientes Cantidad Diaria Orientativa
Calorías 2.000 Kcal
Grasa 70 g
Grasa saturada 20 g
Azúcares 90 g
Sal 6 g

La Ingesta de Referencia (IR) es una guía sobre la cantidad total de calorías y de varios nutrientes que debemos ingerir al día para mantener una dieta sana. La información sobre los porcentajes de IR indica lo que supone la cantidad de nutriente de una ración respecto a la IR para ese nutriente en el día.

Los porcentajes de Ingesta de Referencia (IR) están calculados para una mujer adulta con una ingesta diaria de 2000 Kcal. Las necesidades nutricionales individuales pueden ser más altas o más bajas, en función de sexo, edad, nivel de actividad física y otros factores.

La carne de vacuno es sin duda la más apreciada, de tal manera que cuando decimos carne y no especificamos de qué animal, se entiende que nos estamos refiriendo a la de vaca, ternera o buey y no a otra. Es un alimento altamente nutritivo, con un elevado porcentaje de proteínas de alto valor biológico y un contenido en grasa variable, según la parte del animal de que se trate. Destaca por su cantidad de hierro de fácil absorción, por lo que está especialmente indicada para las personas con anemia. Este hierro se absorbe mejor en presencia de alimentos ricos en vitamina C como las verduras.
La carne de ternera es rica en fibras musculares, y por ello puede resultar indigesta en aquellas personas con el estómago delicado. En concreto la aleta es una pieza bastante dura, y si el animal no es muy joven, requiere una cocción prolongada.
El jamón serrano aumenta el contenido de proteínas del plato. Por su aporte de sodio está desaconsejado para las personas con hipertensión.
El toque vegetal lo dan las espinacas y la zanahoria, dos verduras ricas en betacaroteno, que tiene poder antioxidante y cuyo consumo se relaciona con un menor riesgo de padecer enfermedades como el cáncer.
Las hierbas aromáticas realzan el sabor de la carne, siempre que se utilicen con moderación para que no enmascaren el sabor del plato.

Enfermedades para las que está recomendada esta receta:
  • Alergia a la caseína
  • Alergia al huevo
  • Alergia al pescado
  • Anemia ferropenica (falta de hierro)
  • Anemia perniciosa (carencia de vitamina B12)
  • Anemia por carencia de ácido fólico
  • Cálculos en la vesícula biliar
  • Diabetes mellitus
  • Estreñimiento
  • Hipercolesterolemia
  • Hipertensión arterial
  • Hipertrigliceridemia
  • Intolerancia a la lactosa
  • Intolerancia al gluten (celiaquía)
  • Meteorismo
  • Obesidad o sobrepeso
  • Osteoporosis
Enfermedades para las que no está recomendada esta receta:
  • Ácido úrico y gota
  • Cálculos renales
  • Gastritis