Más de 6.000 recetas con información nutricional para saber elegir la mejor

Filtrar recetas Cerrar

Crema de apio a la naranja

Tiempo 40-50-min
Dificultad Fácil
Valor energético 87 kcal
Nº de raciones 4
Temporada Invierno, Otoño, Primavera

Elaboración

Picamos el apio en rodajas muy pequeñas. Pelamos las patatas y las troceamos en trozos irregulares. En una cazuela, ponemos el aceite de oliva junto con el apio y las patatas cascadas y rehogamos el conjunto. Pasados unos minutos, cuando el apio se empiece a ablandar, agregamos un poco de sal, pimienta blanca y el caldo de ave. Dejamos que cueza durante 20 minutos o hasta que la patata se deshaga. Sacamos del fuego y pasamos por la batidora hasta que se forme una crema fina. Incorporamos el zumo de naranja recién exprimido y dejamos reposar en la nevera la crema de apio y naranja una o dos horas como mínimo antes de servirla. En el momento de servir, le podemos añadir unas gotitas de vino de Jerez y decorarla con cebollino picado.

Semáforo nutricional

El semáforo nutricional es un sistema de colores que permite entender los valores nutricionales de una forma clara, rápida y completa.

Una ración contiene

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
87 2,9g 0,5g 6,3g 0,9g
4% 4% 2% 7% 16%

* de la ingesta de referencia (IR) para un adulto

  • Baja: el 10% o menos de la ingesta de referencia
  • Media: entre el 10% y el 35% de la ingesta de referencia
  • Alta: más del 35% de la ingesta de referencia

Las recetas presentan normalmente ingredientes cuyo porcentaje sobre la Ingesta de Refencia (IR) es alto (predominan amarillos y naranjas). Estos platos están concebidos como plato principal de una comida o cena, con lo que su tamaño de ración es superior y su aporte nutricional es más elevado.

Por este motivo, las recetas tienen puntos de corte diferentes a los de los productos. Así, por ejemplo, mientras que un alimento cualquiera tendrá los nutrientes de color amarillo hasta un valor máximo del 20% de la IR, las recetas concebidas como una comida principal tendrán los nutrientes en amarillo hasta un valor máximo del 35% de la IR.

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
Qué es bajo por ración 200 Kcal o menos 7 g o menos 2 g o menos 9 g o menos 0,6 g o menos
Qué es medio por ración Entre 200 Kcal y 700 Kcal Entre 7 g y 25 g Entre 2 g y 7 g Entre 9 g y 32 g Entre 0,6 g y 2,1 g
Qué es alto por ración 700 Kcal o más 25 g o más 7 g o más 32 g o más 2,1 g o más
Nutrientes Cantidad Diaria Orientativa
Calorías 2.000 Kcal
Grasa 70 g
Grasa saturada 20 g
Azúcares 90 g
Sal 6 g

La Ingesta de Referencia (IR) es una guía sobre la cantidad total de calorías y de varios nutrientes que debemos ingerir al día para mantener una dieta sana. La información sobre los porcentajes de IR indica lo que supone la cantidad de nutriente de una ración respecto a la IR para ese nutriente en el día.

Los porcentajes de Ingesta de Referencia (IR) están calculados para una mujer adulta con una ingesta diaria de 2000 Kcal. Las necesidades nutricionales individuales pueden ser más altas o más bajas, en función de sexo, edad, nivel de actividad física y otros factores.

El apio es el ingrediente principal de esta receta; una hortaliza en la que el agua es el componente más abundante y de bajo valor calórico. Es buena fuente de minerales como sodio (es la hortaliza que lo posee en mayor cantidad), potasio y calcio (de absorción deficiente) y de vitaminas como beta-caroteno o provitamina A, vitamina C, folatos y fibra, que mejora el tránsito intestinal. Además, es popularmente conocido por su propiedad de aumentar la diurésis; cualidad que se la debe al aceite esencial que contiene, que le confiere su olor característico y ejerce un efecto dilatador sobre los vasos renales y favorece de esta manera la diurésis o eliminación de agua y de sustancias tóxicas por la orina. La patata aumenta, no mucho, el valor calórico de la receta, por su aporte de hidratos de carbono complejos junto con el aceite; el alimento graso. No obstante, es una crema ligera, es decir, baja en calorías. El zumo que se incopora tras la cocción, aporta sobre todo vitamina C, de acción antioxidante. Por todo ello, esta receta es adecuada para todas las edades y, en especial, para personas con exceso de peso, hiperuricemia, gota o diversos reumatismos y problemas de retención de líquidos. Por último, si en lugar de emplear caldo de ave, se utiliza uno de verduras, la receta tiene cabida en las modalidades de dieta vegetariana.

Enfermedades para las que está recomendada esta receta:
  • Ácido úrico y gota
  • Alergia a la caseína
  • Alergia al huevo
  • Alergia al pescado
  • Anemia ferropenica (falta de hierro)
  • Anemia perniciosa (carencia de vitamina B12)
  • Anemia por carencia de ácido fólico
  • Cálculos en la vesícula biliar
  • Cálculos renales
  • Diabetes mellitus
  • Estreñimiento
  • Gastritis
  • Hipercolesterolemia
  • Hipertensión arterial
  • Hipertrigliceridemia
  • Intolerancia a la lactosa
  • Intolerancia al gluten (celiaquía)
  • Meteorismo
  • Obesidad o sobrepeso
  • Osteoporosis