Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

El dolor crónico en diabetes

El dolor crónico es una dolencia que afecta a personas con patologías crónicas, como la diabetes, y que puede llegar a incapacitar y generar estigma social

El dolor crónico es una dolencia que conlleva problemas físicos y psicológicos y que, por lo general, se asocia a enfermedades crónicas como la diabetes, la obesidad o la distonía muscular (trastorno que provoca movimientos involuntarios de uno o más músculos). Y es una patología común que reclama una gran parte de la atención médica, pues se estima que afecta a una de cada seis personas en España. En las siguientes líneas aportamos cifras en torno a esta dolencia, las repercusiones emocionales y sociales que conlleva, su relación con la diabetes y una manera para romper con el estigma en torno al dolor.

Dolor crónico: datos y repercusiones

El dolor crónico es una dolencia que, se estima, puede desarrollar una de cada seis personas con diabetes a lo largo de su vida. Sin embargo, su escasa visibilidad ha generado un estigma social alrededor de esta enfermedad que puede acarrear, además de problemas físicos, otros de tipo emocional.

También este dolor suele limitar la habilidad para trabajar, disfrutar y cuidar de uno mismo. Muchas personas con dolor crónico quedan incapacitadas para desempeñar su puesto laboral, añadiendo así al problema la pérdida de nivel económico. Si el tiempo pasa y no se mejora, estas personas tienden a volverse introvertidas y deprimirse, lo cual solo aumenta la soledad y el aislamiento social.

Por lo que se refiere al estigma que arrastra el dolor, se debe, principalmente, al desconocimiento social y a la falta de comprensión y apoyo, lo que puede causar sentimientos de tristeza, cambios de humor, ansiedad o incluso depresión, tanto en las personas que sufren la dolencia como en su entorno más cercano.

En este sentido, en la encuesta ‘Survey on chronic pain, diagnosis, treatment and impact of pain, realizada por Pain Alliance Europe (Alianza Europea del Dolor) en 2017, se arrojaron los siguientes datos sobre la incidencia del dolor crónico en Europa:

  • Es una de las primeras causas de discapacidad.
  • Uno de cada cinco europeos sufre dolor crónico.
  • Cerca del 34 % de las personas con dolor crónico describe su dolor como severo.
  • El dolor crónico afecta, principalmente, a mujeres de entre 36 y 65 años.
  • Las enfermedades en las que más prevalece el dolor crónico son la fibromialgia, las cefaleas crónicas o la artrosis.
  • Un 68 % tuvo que esperar más de un año para recibir diagnóstico.
  • El dolor está asociado a múltiples enfermedades crónicas, como artritis reumatoide, artritis psoriásica, artrosis, cáncer, celiaquía, esclerosis múltiple, fibromialgia, diabetes, Parkinson o VIH/sida.
  • El dolor crónico no es exclusivo de las personas mayores, pues un 60 % de los pacientes tiene entre 35 y 54 años.

Cuando la diabetes duele: dolor neuropático

En ocasiones, el dolor se manifiesta también en las personas con diabetes, debido a las complicaciones propias de esta patología. Así ocurre en el caso de la neuropatía diabética, la cual está originada a partir del daño a los vasos sanguíneos o al tejido local que rodea a las neuronas, debido a los niveles altos de azúcar en sangre. Los nervios que más se pueden ver afectados son los de las extremidades inferiores, generando desde dolor y entumecimiento de las piernas y los pies, hasta problemas en el sistema digestivo, el tracto urinario, los vasos sanguíneos y el corazón.

Rompe con el dolor

Todos estos datos y esta situación ponen de relieve la importancia de visibilizar un problema que impacta de lleno en la vida de las personas que lo sufren y de su entorno cercano. Y no son pocas. Se calcula que con esta realidad convive el 20 % de la población mundial (un 17 % en el caso de nuestro país), es decir, cerca de ocho millones de españoles, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Por eso, con el objetivo de haber visible este problema y concienciar sobre él, la Federación Española de Diabetes (FEDE) ha lanzado la campaña ‘Rompe con el Dolor‘, gracias al apoyo del proyecto Brain, Mind and Pain ‘Patient-Centred Innovation Grant’ (BMP Grant) y a la colaboración de distintas sociedades científicas y asociaciones de pacientes, con cuyos profesionales se creará un Comité de Expertos específico para dialogar y verbalizar el dolor crónico.

Con la campaña ‘Rompe con el Dolor’, FEDE pretende estimular el debate sobre el dolor crónico, tanto entre las personas con diabetes como otras enfermedades crónicas, sensibilizando sobre las implicaciones reales que conlleva y, en consecuencia, ayudando a su normalización y acabando con el estigma que lo rodea. Para ello, la sección específica de la campaña en la página web de FEDE funcionará como un punto de encuentro virtual, donde los pacientes con dolor crónico y otras personas interesadas podrán acceder a información y micro-vídeos con mensajes clave, formando una especie de enciclopedia de testimonios sobre el dolor crónico y la diabetes.

Además, bajo el hashtag #RompeConElDolor, se difundirán, a través de las redes sociales de FEDE, todos los testimonios y experiencias de aquellas personas que quieran compartirlos. También habrá infografías y contenido audiovisual donde se abordarán temas como qué es el dolor neuropático en la diabetes y el dolor crónico en general, consejos sobre cómo afrontar ambos o las cifras para conocer mejor la situación actual del dolor crónico en España y en el resto del mundo.

Etiquetas:

diabetes dolor

RSS. Sigue informado

Federación de diabéticos españoles

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones