Disminuye el consumo de alimentos en los hogares un 4,5%

La caída más acusada fue en el consumo de aceite de oliva y las frutas de temporada
Por EROSKI Consumer 26 de septiembre de 2011

El consumo de alimentos en los hogares españoles ha sufrido una importante caída durante el mes de julio, tras disminuir un 4,5 % respecto al mismo período de 2010. La mayor caída del consumo se ha producido en el aceite de oliva y las frutas de temporada, según los datos que se desprenden del Panel de Consumo Alimentario en el Hogar del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM).

En particular, la adquisición de productos frescos en los hogares descendió en el caso de fruta fresca (-2 % de media), en concreto en artículos de temporada como los albaricoques (-40,7 %), las cerezas (-15,9 %), la sandía (-4,0 %) y el melón (-2,9 %) y también en los huevos y el pan un (-6,3 %) y (-1,1 %) respectivamente.

En cuanto a los productos relacionados con la pesca, el descenso fue del 3,1 %, con pescados frescos (-8,1 %) como el atún y bonito (-20,8 %), el lenguado fresco (-20,1 %), las sardinas o boquerones (-13,1 %) y las conservas (-3,3 %), como damnificados. Otro de los productos que notó una acusada caída en el consumo ha sido el aceite de oliva, en un 16,8 %.

En el lado opuesto, los productos cuyo consumó se incrementó en mayor medida se encuentran los tomates con un incremento del 7,7 %, los pimientos en un 6,6 %, las carnes en un 3,1 %, con el pollo (+6,3 %) y el ovino-caprino y el vacuno (+2,6 % y +1,4% respectivamente).

A pesar del descenso en las compras el gasto en alimentación se ha mantenido estable con un (+0,1 %) en julio de 2011 debido al fuerte aumento de los precios medios (+4,8 %). Entre los meses de agosto de 2010 y julio de 2011 los hogares, según el Panel, gastaron 66.743,06 millones de euros en productos de alimentación, un 1,7 % menos que en los doce meses anteriores. Según estos datos, el gasto por persona disminuyó un -2,8 %, situándose a cierre del año móvil en 1.448,81 euros.

El volumen de productos de alimentación adquiridos durante el este mismo año móvil cayó un 2,1 %, hasta 30.051,36 millones de kilogramos, litros y otras unidades. En general cae la adquisición de todos los productos frescos: las patatas (-5,6 %), los huevos (-3,8 %), las frutas (-2,3 %) y las hortalizas (-1,1 %). Por el contrario, se incrementa el consumo de bebidas de vino (+22,2 %) y derivados lácteos (+1,5 %), tras las alzas del queso (+3,9 %) y del yogur (+1,8 %) pero con la excepción de la categoría «leche líquida» (-3,3 %).