Más de 6.000 recetas con información nutricional para saber elegir la mejor

Filtrar recetas Cerrar

Espaguetis con pimientos y tomates confitados

Tiempo > 2 h
Dificultad Fácil
Valor energético 290 kcal
Nº de raciones 4
Temporada Invierno, Otoño, Primavera, Verano

Elaboración

Ponemos el horno a 100 ºC.

Ya caliente, introducimos la bandeja en donde habremos depositado los pimientos enteros, y dejamos que se hagan por espacio de seis horas, transcurrido este tiempo, los sacamos y pelamos.

Al mismo tiempo en la bandeja inferior del horno disponemos los tomates en una bandeja untados levemente con aceite de oliva y aderezados con un poco de azúcar y sal dejándolos hacer por espacio de cuatro horas.

Se pueden comer tal cual, o pasados cinco minutos por la sartén con un poco de aceite a fuego lento.

Pasadas las cuatro horas de los tomates se espolvorean las hierbas y unas gotas de aceite y se dejan otra media hora. Sacamos y pelamos.

Cocemos los espaguetis en agua hirviendo con sal, dejándolos al dente (un poco duritos en su interior).

Mientras, en una sartén con un fondo de aceite freímos los ajos y cuando estén dorados añadimos los pimientos cortados a tiras junto con los tomates confitados. Por último añadimos los espaguetis cocidos y rehogamos el conjunto.

Servimos calientes.

Semáforo nutricional

El semáforo nutricional es un sistema de colores que permite entender los valores nutricionales de una forma clara, rápida y completa.

Una ración contiene

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
290 3,8g 0,6g 7,6g 0,4g
14% 5% 3% 8% 7%

* de la ingesta de referencia (IR) para un adulto

  • Baja: el 10% o menos de la ingesta de referencia
  • Media: entre el 10% y el 35% de la ingesta de referencia
  • Alta: más del 35% de la ingesta de referencia

Las recetas presentan normalmente ingredientes cuyo porcentaje sobre la Ingesta de Refencia (IR) es alto (predominan amarillos y naranjas). Estos platos están concebidos como plato principal de una comida o cena, con lo que su tamaño de ración es superior y su aporte nutricional es más elevado.

Por este motivo, las recetas tienen puntos de corte diferentes a los de los productos. Así, por ejemplo, mientras que un alimento cualquiera tendrá los nutrientes de color amarillo hasta un valor máximo del 20% de la IR, las recetas concebidas como una comida principal tendrán los nutrientes en amarillo hasta un valor máximo del 35% de la IR.

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
Qué es bajo por ración 200 Kcal o menos 7 g o menos 2 g o menos 9 g o menos 0,6 g o menos
Qué es medio por ración Entre 200 Kcal y 700 Kcal Entre 7 g y 25 g Entre 2 g y 7 g Entre 9 g y 32 g Entre 0,6 g y 2,1 g
Qué es alto por ración 700 Kcal o más 25 g o más 7 g o más 32 g o más 2,1 g o más
Nutrientes Cantidad Diaria Orientativa
Calorías 2.000 Kcal
Grasa 70 g
Grasa saturada 20 g
Azúcares 90 g
Sal 6 g

La Ingesta de Referencia (IR) es una guía sobre la cantidad total de calorías y de varios nutrientes que debemos ingerir al día para mantener una dieta sana. La información sobre los porcentajes de IR indica lo que supone la cantidad de nutriente de una ración respecto a la IR para ese nutriente en el día.

Los porcentajes de Ingesta de Referencia (IR) están calculados para una mujer adulta con una ingesta diaria de 2000 Kcal. Las necesidades nutricionales individuales pueden ser más altas o más bajas, en función de sexo, edad, nivel de actividad física y otros factores.

Este es uno de los platos de mayor aceptación dentro de nuestras costumbres alimentarias. Entra perfectamente dentro de la conocida dieta mediterránea por sus ingredientes típicamente latinos. Todos los ingredientes son protagonistas, pues cada uno posee unas características gastronómicas y nutricionales especiales.
La pasta aporta esencialmente los hidratos de carbono complejos, el almidón representa la fracción mayoritaria de este alimento lo que le confiere un valor energético alto. Esta característica hace que sea un plato recomendable en la dieta habitual de personas que precisen de energía como los niños, adolescentes, deportistas y profesionales con una actividad física intensa. Asimismo en situaciones de convalecencia, cuando haga falta aumentar el aporte energético, la pasta es un buen alimento para conseguirlo.
Son las verduras las que enriquecen nutricionalmente la receta aportando vitaminas del grupo B, minerales, antioxidantes (licopeno del tomate) y fibra, que acelera el tránsito intestinal y colabora en regular los niveles tanto de grasas como de azúcares (glucosa) en sangre.
Debido a las propiedades de la fibra, los ácidos grasos monoinsaturados del aceite de oliva y la acción antioxidante de las verduras se puede considerar este plato como cardiosaludable.

Enfermedades para las que está recomendada esta receta:
  • Ácido úrico y gota
  • Alergia a la caseína
  • Alergia al huevo
  • Alergia al pescado
  • Anemia ferropenica (falta de hierro)
  • Anemia perniciosa (carencia de vitamina B12)
  • Anemia por carencia de ácido fólico
  • Cálculos en la vesícula biliar
  • Cálculos renales
  • Diabetes mellitus
  • Estreñimiento
  • Hipercolesterolemia
  • Hipertensión arterial
  • Hipertrigliceridemia
  • Intolerancia a la lactosa
  • Meteorismo
  • Obesidad o sobrepeso
  • Osteoporosis
Enfermedades para las que no está recomendada esta receta:
  • Gastritis
  • Intolerancia al gluten (celiaquía)