Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Lactancia materna

Los especialistas aseguran que la leche materna contribuye a mejorar la salud de la madre y del bebé

Muchas madres que acaban de dar a luz aseguran que el momento más doloroso no es el del parto, sino el de alimentar al bebé. Las grietas en las mamas, la obstrucción de los conductos mamarios y la dolorosa acumulación de la leche en el pecho son las razones más comunes por las que deciden abandonar esta opción y alimentar al niño con biberón. Ante esa creciente tendencia, la Organización Mundial de la Salud y UNICEF han realizado un llamamiento conjunto mundial para que los Gobiernos promuevan la lactancia materna entre las mujeres: aseguran que esta leche contiene sustancias únicas, como células vivas (macrófagos), hormonas y anticuerpos que no pueden ser suministradas artificialmente al lactante. Además, la lactancia protege a la madre: las mujeres que dan el pecho tienen menos riesgo de padecer anemia post parto, cáncer de ovarios, mama y osteoporosis.

Una completa alimentación

Durante los seis primeros meses de vida la leche materna es el mejor alimento que una madre puede proporcionar a su hijo recién nacido. Como asegura el doctor José Arena, de la sección de Neonatología de Hospital Unificado de San Sebastián, “la leche materna es netamente superior a la leche de fórmula para la alimentación del lactante y tiene carácter específico para la especie humana”. Proporciona a los bebés todos los nutrientes, antioxidantes, anticuerpos, hormonas y factores inmunitarios necesarios para sobrevivir.

La OMS recomienda medio año de lactancia materna en exclusiva y prolongarla, complementada con otros alimentos, hasta los dos años o más. Asimismo, recuerda que “no amamantar al niño y especialmente no alimentarlo exclusivamente con leche materna durante los seis primeros meses de vida, es un importante factor de riesgo relacionado con la morbilidad y la mortalidad infantiles”. Sólo en Estados Unidos se podrían evitar 720 muertes postneonatales entre el mes y el año de vida, según un estudio que se ha publicado recientemente, explica el doctor Juan José Lasarte, miembro del Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría.

Actualmente, según Unicef y la OMS, apenas el 35 % de los lactantes reciben exclusivamente leche materna durante sus primeros cuatros meses de vida y, a menudo, la alimentación complementaria comienza demasiado pronto. Además, en muchas de estas ocasiones, los alimentos son nutricionalmente inadecuados.

La diferencia de componentes entre la leche materna y la artificial o la introducción de alimentos no lácteos antes de tiempo hacen que aumenten las posibilidades de que estos niños padezcan más obesidad y sobrepeso en un futuro frente a los que fueron amamantados. “La lactancia materna es necesaria para el desarrollo integral del lactante y nunca la alimentación con otros productos debió constituirse en alternativa, sino ser una prescripción, un remedio cuando algo grave ha pasado a la madre o al bebé”, asegura tajante José María Paricio del Servicio de Pediatría del Hospital Marina Alta de Denia, quien añade que “las fórmulas diseñadas para bebés menores de seis meses, no se deberían ofertar libremente en farmacias y otros establecimientos porque ello induce a la población a creer que es un tipo de alimentación alternativa y equiparable a la lactancia natural”.

Sin embargo, para los profesionales, además de los beneficios netamente nutricionales, la lactancia materna aporta otros más importantes. “Con la lactancia se establece un vínculo afectivo entre una madre y su bebé que constituye una experiencia especial, singular y sólida”, explica la doctora María José Lozano, pediatra del Servicio de Pediatría del Hospital Marqués de Valdecilla de Santander. El doctor Adolfo Gómez corrobora estas palabras, pero añade que “la lactancia no es innata sino cultural y, por ello, es importante adiestrar a las madres y poner el bebé encima de ellas nada más nacer”.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones