Más de 6.000 recetas con información nutricional para saber elegir la mejor

Filtrar recetas Cerrar

Patatas al microondas con jamón y queso

Img 38825 g
Tiempo 20-30 min
Dificultad Fácil
Valor energético 226 kcal
Nº de raciones 4
Temporada Invierno, Otoño, Primavera, Verano

Elaboración

Asamos las patatas sin pelar en el microondas durante 15 minutos a potencia media.

Una vez cocidas las partimos por la mitad y las vaciamos con ayuda de una cuchara.

Picamos los tomates en daditos y el jamón york en tiritas.

Hacemos una mezcla con el queso para fundir, el jamón y los tomates picados muy finos y rellenamos cada mitad de patata con esta mezcla.

Introducimos en el microondas a potencia alta durante 3 minutos o hasta que el queso se derrita.

Para acompañar la comida podemos servir las patatas acompañadas de zanahorias cortadas en tiras o de palitos de pepino.

Semáforo nutricional

El semáforo nutricional es un sistema de colores que permite entender los valores nutricionales de una forma clara, rápida y completa.

Una ración contiene

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
226 7g 3,1g 2,7g 0,3g
11% 10% 15% 3% 6%

* de la ingesta de referencia (IR) para un adulto

  • Baja: el 10% o menos de la ingesta de referencia
  • Media: entre el 10% y el 35% de la ingesta de referencia
  • Alta: más del 35% de la ingesta de referencia

Las recetas presentan normalmente ingredientes cuyo porcentaje sobre la Ingesta de Refencia (IR) es alto (predominan amarillos y naranjas). Estos platos están concebidos como plato principal de una comida o cena, con lo que su tamaño de ración es superior y su aporte nutricional es más elevado.

Por este motivo, las recetas tienen puntos de corte diferentes a los de los productos. Así, por ejemplo, mientras que un alimento cualquiera tendrá los nutrientes de color amarillo hasta un valor máximo del 20% de la IR, las recetas concebidas como una comida principal tendrán los nutrientes en amarillo hasta un valor máximo del 35% de la IR.

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
Qué es bajo por ración 200 Kcal o menos 7 g o menos 2 g o menos 9 g o menos 0,6 g o menos
Qué es medio por ración Entre 200 Kcal y 700 Kcal Entre 7 g y 25 g Entre 2 g y 7 g Entre 9 g y 32 g Entre 0,6 g y 2,1 g
Qué es alto por ración 700 Kcal o más 25 g o más 7 g o más 32 g o más 2,1 g o más
Nutrientes Cantidad Diaria Orientativa
Calorías 2.000 Kcal
Grasa 70 g
Grasa saturada 20 g
Azúcares 90 g
Sal 6 g

La Ingesta de Referencia (IR) es una guía sobre la cantidad total de calorías y de varios nutrientes que debemos ingerir al día para mantener una dieta sana. La información sobre los porcentajes de IR indica lo que supone la cantidad de nutriente de una ración respecto a la IR para ese nutriente en el día.

Los porcentajes de Ingesta de Referencia (IR) están calculados para una mujer adulta con una ingesta diaria de 2000 Kcal. Las necesidades nutricionales individuales pueden ser más altas o más bajas, en función de sexo, edad, nivel de actividad física y otros factores.

Los platos elaborados en el microondas representan una alternativa para aquellas personas que no disponen de mucho tiempo para cocinar, ya que es una manera rápida, cómoda y limpia de preparar los alimentos, y además se requiere menos grasa, por lo que la comida es menos calórica y más saludable.
Las patatas son uno de los alimentos que se prestan a esta técnica, ofreciendo resultados espectaculares. En este caso, gracias a la combinación de ingredientes se obtiene un plato nutritivo y completo. Las patatas aportan hidratos de carbono complejos en forma de almidón. Las personas que siguen dietas hipocalóricas pueden beneficiarse de la elaboración de las patatas en el microondas, ya que su valor energético no aumenta como lo hace si se preparan fritas.
El jamón y el queso enriquecen el plato en proteínas, completando de esta forma el valor nutricional de las patatas. El jamón es un alimento con una cantidad de sodio considerable, por lo que debe tomarse con moderación en caso de hipertensión. El queso, por ser la mejor fuente de calcio, contribuye a mantener los huesos en buen estado.
La presencia de tomate aumenta el contenido de sustancias antioxidantes, entre las que destaca el licopeno.
Para acompañar este suculento plato se aconseja tomar ensalada o verdura, que asegure una ingesta de fibra adecuada.

Enfermedades para las que está recomendada esta receta:
  • Ácido úrico y gota
  • Alergia al huevo
  • Alergia al pescado
  • Anemia ferropenica (falta de hierro)
  • Anemia perniciosa (carencia de vitamina B12)
  • Anemia por carencia de ácido fólico
  • Cálculos renales
  • Diabetes mellitus
  • Estreñimiento
  • Gastritis
  • Hipercolesterolemia
  • Hipertensión arterial
  • Hipertrigliceridemia
  • Intolerancia al gluten (celiaquía)
  • Meteorismo
  • Obesidad o sobrepeso
  • Osteoporosis
Enfermedades para las que no está recomendada esta receta:
  • Alergia a la caseína
  • Cálculos en la vesícula biliar
  • Intolerancia a la lactosa