Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Viajar y comer en Laponia

El salmón y la carne de reno son los pilares principales de su gastronomía

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 13 julio de 2005
Laponia no es un país, sino una zona que abarca el norte de Noruega, Suecia y Finlandia. Su cocina se basa en platos elaborados con las materias primas locales de temporada, y su sabor es único gracias no solo a la calidad de los ingredientes, sino también a los increíbles paisajes en los que se degustan estos platos.


Los productos del mar
Los pescados son alimentos imprescindibles en la cocina lapona. Cocinado de cualquier modo, el salmón es su principal representante, sin embargo otros peces como el arenque a la marinera o al horno, así como la lota en salsa y por supuesto todos los pescados ahumados, son grandes especialidades de su gastronomía.
Las huevas de lota con crema agria se consideran un auténtico manjar, por lo que si se tiene la oportunidad de probarlas, conviene no dejarla pasar.


El reno, protagonista
Entre los platos de carne, no cabe duda de que el reno es el más emblemático. Por lo general se cocina guisado y es frecuente acompañarlo con puré de patata. Además de este sabroso bocado, no hay que olvidar el "mörgasbord", uno de los platos más típicos de la región compuesto por diferentes entremeses elaborados tanto con carne como con pescado o vegetales.

Otro plato representativo de la cocina de Laponia son las empanadillas. Existe una gran variedad de las mismas ya que se rellenan con ingredientes tan diferentes como el arroz, el pescado o el queso.

Todos estos platos se acompañan de "rieska", un delicioso pan plano finlandés que se elabora sin levadura.


Comida de etiqueta
Además de estos platos de tradición, Laponia ofrece a los visitantes la posibilidad de disfrutar de una comida o cena de auténtico lujo. En estas ocasiones, su cocina es capaz de elaborar además de los más deliciosos platos de reno y salmón, otros que no dejarán al turista indiferente. Este es el caso de la perdiz blanca o de los camemoros dorados de la estepa, una baya silvestre similar a la frambuesa muy apreciada como postre.

Para acompañar a estos originales platos, lo más frecuente es tomar agua o cerveza, aunque es posible observar cómo en ocasiones la bebida elegida como acompañamiento es la leche. Los amantes del vino también tienen la oportunidad de disfrutar con una buena botella de importación, tomando la precaución de fijarse en su precio antes de pedirlo, ya que éste suele ser muy elevado.

Los "glödkaka", dulces típicos del país, pondrán el punto final que la cocina de Laponia se merece, consiguiendo que el visitante quede tan sorprendido por sus parajes como por el sabor de sus platos. Y a disfrutar de sus singulares parajes y su particular gastronomía. ¡Buen viaje!

Etiquetas:

laponia

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones