Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bebé

¿A quién se parecerá mi bebé? Descúbrelo en Internet

Algunas páginas web permiten combinar fotos del padre y la madre para adivinar cuál será el aspecto físico del futuro hijo

El embarazo es una etapa magnífica para fantasear y soñar. Un tiempo en el que toda la imaginación está puesta en el hijo que llegará. ¿Tendrá la nariz de la madre? ¿Heredará el hoyuelo del padre? Resulta una tentación (y un pasatiempo muy divertido) saber a quién se parecerá el bebé. En este artículo se indaga sobre ese interrogante y sobre lo que dice la ciencia con respecto a la herencia genética. También se explica de qué manera funcionan los sitios web que permiten imaginar cómo será el niño, desde el pelo, la sonrisa y la complexión física hasta de qué color serán sus ojos.

Imagen: Nina Matthews

Cómo será el bebé: el interrogante

Imagen: Alexandre Normand
Ante un embarazo surgen muchas preguntas. Una de las clásicas tiene que ver con el sexo del bebé: ¿será niño o niña? Sin embargo, gracias a las ecografías, ese interrogante se puede responder varios meses antes del parto.

Entonces surgen otras cuestiones. Entre ellas, una de las más recurrentes es ¿a quién se parecerá el bebé?: a la madre, al padre o a los dos en partes iguales.

Existen varios sitios en Internet que se proponen dar una respuesta a esta cuestión. Y lo hacen a través de un método sencillo que consiste en que el usuario sube una foto de la madre y una del padre y el sistema toma rasgos de ambos, los combina y los aplica a la cara de un niño. Aunque no tiene nada de científico, es un recurso divertido que puede ayudar a que madres y padres empiecen a imaginar cómo será la criatura que viene en camino.

A quién se parecerá el bebé: descubrirlo en la Red

Internet permite imaginar cuál será el aspecto físico del bebé con solo introducir una foto del padre y una de la madre

Existen sitios web como MorphThing y MakeMeBabies, que permiten hacerse una idea de cómo será el hijo que tendrían un hombre y una mujer.

El procedimiento es el siguiente: se sube una foto de cada uno de ellos, se eligen algunos otros parámetros, que varían según cada web (sexo, color de la piel, etc.), y se ordena a la aplicación que procese los datos. En unos segundos, esta ofrece como resultado la supuesta imagen del futuro niño.

Imagen: Reanas
En todos los casos, los portales web recomiendan que las imágenes cumplan con unos requisitos: que se vea con claridad el rostro de la persona, que mire de frente o que no tenga gafas ni mechones de cabello que le cubran la cara. Además, los archivos deben ser en formato jpg (el habitual en Internet) y no pesar más de 3 megas.

Como el método es tan simple como subir una fotografía, se pueden hacer múltiples pruebas. Entre ellas, ver cómo sería el hijo que uno tendría con cualquier persona, incluyendo celebridades. De hecho, algunas páginas web ofrecen imágenes de famosos como Brad Pitt, Angelina Jolie, Johnny Depp o Britney Spears, lo cual permite soñar con cómo sería tener un bebé con ellos sin tener que buscar su retrato.

Sin embargo, esto no es más que un juego. Hay personas que ya han tenido uno o más hijos y que hacen la prueba de subir su foto y la de su pareja, y los pequeños imaginados por la aplicación no se parecen a los verdaderos.

La ciencia y la herencia genética

Los niños se parecen a sus padres debido a la llamada herencia genética, es decir, la información que se transmite a través de los genes y que ya está incluida en el espermatozoide y el óvulo en el momento mismo de la concepción. En otras palabras, con la formación del cigoto o embrión, ya quedan determinados todos los rasgos físicos del futuro bebé: cuál será el color de su pelo y de sus ojos, la forma de su nariz y boca, etc.

Imagen: saiko3p

La herencia genética está presente en todas las células del cuerpo, que cuentan con 46 cromosomas organizados en pares. Pero tal información solo se expresa en los cigotos (óvulos y espermatozoides), que tienen 23 cromosomas cada uno y están preparados para unirse y conformar esos pares necesarios para la reproducción.

El caso es que el organismo humano posee unos 20.500 genes que, en el momento de la fecundación, se pueden combinar de formas innumerables. Por eso, salvo en el caso de los gemelos monocigóticos (los que surgen de un mismo óvulo y un mismo espermatozoide), no hay dos personas iguales.

Y también debido a eso es casi imposible predecir a priori el aspecto físico del niño y si se parecerá más al padre o a la madre.

Qué color de ojos tendrá el bebé

Un buen complemento para las herramientas anteriores es una aplicación de Departamento de Genética de la Escuela de Medicina de la Universidad de Standford (California, EE.UU.), desarrollada para el Tech Museum. Se llama What color eyes would your children have? (¿Qué color de ojos tendrían vuestros hijos? ).

Este sitio web ofrece un pequeño árbol genealógico en el que se deben indicar el color de ojos no solo del padre y la madre, sino también el de los cuatro abuelos y los tíos. El sistema da solo tres opciones de colores (marrón, verde y azul) y presenta resultados probables.

Por ejemplo: si tres de los cuatro abuelos tienen ojos marrones y el restante verdes, pero tanto el padre como la madre del bebé también los tienen marrones, existen un 86,3% de probabilidades de que los ojos del niño sean marrones. Según la aplicación, las opciones de que herede los ojos verdes de uno de sus abuelos se reducen a un 10,8%, mientras que quedan unos escasos 2,8% de posibilidades de que sus ojos sean azules.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto