Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bebé

¿Lactancia materna o artificial?

Esta es una decisión importante que se debe tomar antes del nacimiento del niño

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 20 octubre de 2011

La elección entre la lactancia natural y la artificial es muy importante. Además, debe hacerse antes del nacimiento. Si se opta por darle biberón desde el principio, una inyección administrada a la madre inmediatamente después del parto le evitará la subida de leche. Si, en cambio, se le quiere dar de mamar, los primeros días pueden ser críticos y para entonces conviene estar bien informados de todo lo relativo a la lactancia materna.

Más que alimento

Imagen: Christy Scherrer
La leche materna es la mejor para los bebés, pero sus ventajas se han magnificado hasta el punto de hacer creer que el niño alimentado al pecho va a ser invulnerable o que no dar de mamar equivale a ser una mala madre. Evidentemente, ni una cosa ni la otra son ciertas. En lo que se refiere a la protección que la lactancia materna otorga frente a algunas enfermedades y problemas que aparecen en la vida adulta, existen indicios, aunque no pruebas. Ahora bien, hay que tener en cuenta que la madre y la maternidad son bastante más que una fuente y una forma de alimentar a los hijos durante unos meses.

Reflexiones útiles para tomar la decisión

  • Los primeros días de lactancia natural no siempre son fáciles, pero todas las madres afirman que en pocos días les resulta no sólo cómoda, sino muy gratificante
  • Amamantar a los hijos no es complicado, sobre todo cuando las cosas se hacen bien desde el principio
  • Más que dar de mamar, lo que estropea el pecho es suspender bruscamente la lactancia
  • Es cierto que sólo la madre puede dar de mamar, pero también el padre puede dar leche materna en un biberón
  • No poder controlar la cantidad que toma el niño no es un inconveniente, sino una ventaja de la lactancia materna
  • Las defensas más importantes para el bebé no son las que le puedan llegar con la leche de su madre, sino las que ha recibido de ella a lo largo del embarazo y las que constituyen su propio sistema inmunológico
  • Más que un tipo u otro de leche, el bebé necesita una madre contenta de serlo y capaz de transmitirle todo su afecto

Ventajas de la lactancia materna

Para el bebé:

  • La leche materna es la leche que la naturaleza ha dispuesto para el niño o la niña
  • Su composición varía a lo largo del tiempo, e incluso durante la misma toma, adaptándose en todo momento a sus necesidades
  • Aporta anticuerpos que le protegen contra enfermedades diarreicas y contiene otras sustancias que pueden contribuir al mejor funcionamiento de su sistema defensivo, con lo que puede disminuir la frecuencia de otitis, eczemas y enfermedades alérgicas
  • El riesgo de padecer obesidad, caries e hipertensión arterial puede ser menor
  • Se halla siempre preparada y a la temperatura más adecuada
  • No hay peligro de que se contamine durante su preparación

Para la madre:

  • Disminuye el riesgo de hemorragias posparto y favorece el retorno del útero a su tamaño normal
  • Ayuda a recuperar el peso que se tenía antes del embarazo
  • Disminuye el riesgo de cáncer de mama y de osteoporosis
  • Ahorra tiempo y dinero

Para ambos:

La lactancia materna favorece la vinculación afectiva entre la madre y el bebé.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto