Apuntes básicos sobre las necesidades del brezo

Si sus tallos están excesivamente húmedos puede contraer micosis fácilmente
Por mediatrader 27 de abril de 2004

El brezo es una planta en flor de pequeñas hojas que se apelotonan en su tallo y muy resistente a las bajas temperaturas, algo que lo convierte en un ejemplar ideal para las jardineras de balcones y terrazas.

Sin embargo, el brezo no tolera la sequía, sobre todo en su época de crecimiento, cuando debe mantener una humedad ligera y constante.

Este arbusto prefiere los sustratos con un cierto grado de acidez y no soporta los suelos calizos. A la hora de plantar brezo en las jardineras hay que dejar una distancia de 30 centímetros entre cada ejemplar y retirar frecuentemente las partes marchitas, así evitará que los ejemplares se vean afectados por una micosis debido a un exceso de humedad y la falta de ventilación en las partes de la planta que se encuentran a ras de tierra.

Si ha tenido los ejemplares en el interior de la casa y han perdido parte de sus minúsculas hojas, colóquelos en un emplazamiento exterior y se recuperarán fácilmente.