Cómo plantar los ejemplares de gloriosa

No debe llenarse completamente la maceta de sustrato para evitar que el agua de riego se desborde
Por mediatrader 26 de septiembre de 2006

La gloriosa es una planta enredadera de rápido crecimiento cuyas grandes flores tienen una forma similar a la de los lirios. Para ella deberá elegirse una ubicación en la que pueda desarrollarse sin problemas, teniendo en cuenta que no moleste al resto de ejemplares, y en la que cuente con un soporte para asirse.

Florece a principios de verano, cuando requiere de mucha luz y calor. Puede comprarse en flor o cultivarse a partir de un tubérculo siguiendo las instrucciones que a continuación se indican.

En una maceta de unos 17 centímetros de diámetro ha de plantarse el tubérculo en forma horizontal. A mediados o finales de invierno es el momento adecuado para plantar ejemplares de gloriosa porque de esta manera se conseguirá que florezcan a principios de verano.

Debe cubrirse completamente el tubérculo de la gloriosa para conseguir que enraíce sin problemas y rellenar el resto del tiesto. No obstante, conviene no llenarlo por completo para evitar que el agua de riego se desborde.

Esta planta debe regarse con moderación, al principio, y más abundantemente cuando comiencen a desarrollarse los primeros tallos.