Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje

Confeccionar un cortachispas rústico para la chimenea

Colocándolo evitará incendios en casa

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 19 enero de 2004

Una buena idea para evitar que cualquier chispa que salte de la chimenea pueda quemar la moqueta y provocar un incendio consiste en confeccionar un rústico cortachispas.

Material necesario para su fabricación:

- 1 retal de mallazo metálico de cuadrícula de 5 X 5 centímetros

- 4 tornillos y sus respectivas palomillas

- 4 piezas metálicas curvas

- Una caja de grampillones

- Troncos de madera de diferente diámetro

- Amoniaco

Los pasos a seguir se detallan a continuación. Se cortará el retal de mallazo de forma que cubra completamente la chimenea, y se limpiará con una mezcla de agua y amoniaco. Se cortarán varias rodajas, de unos dos centímetros de grosor, y se lijará su superficie con una lijadora eléctrica o una lija enrollada a un taco de madera. Se dispondrá de las piezas de madera sobre el suelo, escogiendo un diseño acorde al gusto personal, y se colocará sobre ellas el mallazo.

Después, se unirán ambas partes, colocando sobre el mallazo los grampillones, de forma que los trozos de madera, que evitarán que salten las chispas, queden bien sujetos. Para hacer las patas del cortachispas será conveniente taladrar el hierro curvado y unirlo al mallazo con la ayuda de los tornillos y palomillas. Hay que tener en cuenta que estas piezas de metal se podrán reemplazar por unas escuadras metálicas grandes.

Por último, será aconsejable ubicar el cortachispas a una distancia prudencial de las llamas. A la hora de retirarlo, para introducir más leña, será recomendable emplear unas manoplas, dado que estará muy caliente al estar junto al fuego.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones