Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje > Albañilería y fontanería

Desatascar sifones

Se trata de la parte de la tubería de desagüe de fregaderos y lavabos que se obstruye con más frecuencia

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 24 enero de 2002
El sifón es un tubo en forma de S acostada que lleva un tapón roscado en la parte más baja. Las instalaciones modernas ya no cuentan con este tipo de elementos sino con una pieza en forma de botella más fácil de desmontar. En cualquier caso en cuanto se detecte que el lavabo no traga con facilidad el primer intento para desatascarlo debe realizarse con un desatascador, que consta de un mango de madera largo y una ventosa.

Si la avería es muy complicada hay que conectar al grifo un trozo de tubo flexible que llegue hasta la tubería de desagüe. Hay que rodear el tubo en la parte del desagüe con un trapo y tapar el rebosadero. Se abre el agua al máximo y se presiona sobre el trapo; de esta forma el agua entrará con mucha presión en la tubería y posibilitará que los tapones se deshagan y terminen por desaparecer.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones