Esquinas redondeadas para evitar contratiempos

Evitará duros golpes y podrá pasar cerca de los muebles sin problemas
Por EROSKI Consumer 5 de mayo de 2005

A la hora de construir un mueble siempre decidimos previamente sus medidas, el espacio entre sus baldas y el tamaño de los cajones, si tenemos previsto que disponga de ellos, pero hay una serie de detalles que se suelen olvidar y que también facilitan su uso, a la par que evitan accidentes.

Uno de estos pormenores que hay que tener muy en cuenta se refiere a las aristas de los muebles. Si las redondeamos, aunque lleguemos a golpearnos con ellas nos haremos menos daño.

Tenga muy presente este consejo a la hora de planificar cualquier mueble. A la hora de cortar las tablas que puedan quedar salientes simplemente tendrá que redondear sus esquinas. El resultado final será más vistoso y se reducirá el riesgo de sufrir cualquier tipo de percances.