La dama de noche, cuidados y curiosidades de la planta

El arbusto también conocido como galán de noche debe su nombre a que sus flores se abren y liberan un intenso aroma cuando se acaba el día
Por EROSKI Consumer 1 de diciembre de 2021
dama de noche, cuidados de la dama de noche
Imagen: SandeepHanda

 

La dama de noche es un arbusto conocido también como galán de noche, zorrillo o cestro. Destaca por el aroma de sus flores, que se abren cuando cae la noche. Gracias a esta característica es muy habitual ver esta planta en muchos jardines aromáticos.

En este artículo te vamos a contar todo sobre la dama de noche, y sobre todo haremos hincapié en su principal característica: su fragancia intensa y natural. Además, detallaremos aspectos relacionados con el riego, la poda, la multiplicación, la prevención de plagas y otros cuidados que requiere para su desarrollo.

Curiosidades sobre la dama de noche y su fragancia intensa y natural

 

No se trata de una planta pequeña, se considera árbol o arbusto, y es que algunos ejemplares pueden alcanzar los cinco metros de altura. Aunque depende del gusto de cada uno, su aspecto no es especialmente bonito, sino más bien desordenado, con hojas ovaladas verdes y flores blancas pequeñas con forma de campana.

Se trata de un arbusto perennifolio, pero curiosamente en algunos climas templados puede tener el comportamiento de los de hoja caduca.

Como hemos mencionado anteriormente, hay un detalle que da valor a esta especie y la hace destacarse del resto: la fragancia que desprende por la noche, cuando sus flores se abren. De esta característica se deriva su nombre más común.

Origen del Cestro

Como proviene de regiones tropicales, la dama de noche se debe proteger de las temperaturas muy bajas. El aroma de esta planta (Cestrum nocturnum) resulta tan intenso que, en las noches de finales de primavera y de verano, se impone sobre todos los demás.

Por eso, es frecuente elegir esta especie cuando se diseña un jardín aromático o cuando se desea contar con una buena fragancia nocturna sin necesidad de recurrir a ambientadores u otras técnicas artificiales.

Se debe tener cuidado en su elección, eso sí, porque se trata de un olor muy característico y no a todo el mundo le gusta.

Familia

El género Cestrum pertenece a la familia de las solanáceas, la misma del tomate y la patata. Al igual que estos alimentos, proviene de regiones tropicales del continente americano, desde México hasta zonas de América del Sur. Por ese motivo, no es muy resistente a las bajas temperaturas.

Temperaturas

Debe permanecer bajo techo en áreas que sufren heladas y temperaturas inferiores a -2 ºC. Además, si en primavera o verano no reciben luz natural, les costará más dar flores y, por lo tanto, su característico aroma.

Se trata de una planta que crece mejor en el exterior, pero es cierto que si estás en una zona fría puedes mantenerla en el interior con acceso a la luz. Esto último es realmente importante.

Otros cuidados

A pesar de que no se trata de una planta demasiado problemática debemos tener ciertos aspectos en cuenta.

Suelos y riegos

La dama de noche, en general, crece y se desarrolla bien en la mayoría de los suelos, siempre que tengan buena capacidad de drenaje. Los riegos se deben efectuar cada dos días en verano y un par de veces a la semana en invierno.

La falta de humedad ocasiona que las hojas se caigan, mientras que el exceso tiene como consecuencia que se pongan amarillas y con manchas oscuras. La planta agradece mucho, sobre todo en su época de floración, que se nutra con fertilizantes ricos en hierro.

La poda ¿Cómo y cuándo hacerlo?

Una poda a comienzos del verano permite controlar el crecimiento de la planta y favorece una segunda floración. Algo que ayuda mucho al desarrollo de sus flores es una poda de sus ramas después de la floración principal, a comienzos del verano.

De esta manera se logran dos objetivos: por un lado, se evita que crezca mucho, lo cual perjudica su aspecto y la obliga a consumir demasiados nutrientes; y, por el otro, en ciertos casos permite obtener una segunda floración durante la misma temporada.

Una advertencia: hay que tener cuidado con este arbusto, ya que todas sus partes son tóxicas, en particular su savia y las pequeñas bayas blancas que brotan después de la floración en las regiones más cálidas.

Plagas que afectan a la dama de noche

Las plagas que más afectan a estos arbustos son algunas de las más frecuentes en los jardines españoles: pulgones, moscas blancas y arañas rojas. Las tres son típicas y deberías tenerlo en cuenta a la hora de analizarla.

Conviene observar sus hojas en detalle con el fin de detectar su presencia y prevenir sus ataques. De hecho, si se aprecia que sus hojas se enrollan, es probable que haya sufrido el ataque de pulgones.

Multiplicación del zorrillo

La multiplicación, por su parte, se puede obtener a través de semillas o por esquejes, a finales de la primavera o comienzos del verano, es decir, en coincidencia con la época de floración.

Para estos casos, conviene colocarlas en un sustrato que incluya turba y arena húmeda y mantenerlas en una media sombra, a una temperatura media que ronde los 20 ºC durante unos 20 días.

Otras dudas frecuentes

No nos dejamos ninguna duda, aquí te respondemos a las más frecuentes:

¿Puedo plantar la dama de noche en una maceta?

Sí, es común verlas en una maceta, así que no te preocupes. Sus raíces no son invasivas, y eso hace que no tengas que cambiar de macetero constantemente.

¿Cómo hacer que florezca?

Si tu planta no está floreciendo es probable que tenga alguno de estos 3 problemas:

  1. No recibe el abono suficiente
  2. No tiene el espacio suficiente
  3. Aún es joven

Ten en cuenta que las damas de noche necesitan entre 2-3 años para florecer.

Esperamos que con esta información puedas cuidar tu galán de noche de la mejor forma, ¡Hasta pronto!