Los diferentes acabados que presenta el mármol

Las posibilidades más habituales entre las que elegir
Por mediatrader 29 de abril de 2003

Cada vez más, el mármol se convierte en el protagonista de suelos, encimeras de cocina, marcos de chimeneas y baños. La elección de este material se complica por su multitud de estilos, diseños, colores y texturas, pero algo más sencillo es decidir el acabado que presenta.

En cualquier marmolería se ofrecen estas cuatro posibilidades:

– Pulimentado: es el más habitual porque su acabado liso y brillante atrae los usuarios que están interesados en colocar mármol en zonas de la casa como el baño o la cocina porque el poro está tapado, lo que le hace ser más higiénico y resistente que otros acabados.

– Abujardado: su superficie queda rugosa de manera uniforme, lo que le confiere un carácter rústico.

– Flameado: este acabado es similar al anterior sólo que la rugosidad es irregular. Está especialmente indicado para ambientes y decoraciones con predominio de elementos naturales.

– Apomazado: su acabado es liso pero mate, de tal manera que también se cierra el poro pero no se llega a sacar el brillo. Recomendado para todo tipo de suelos y exteriores.